¿Quién fue Konrad Adenauer?

También disponible en Deutsch

Konrad Adenauer – Vida y Obra

Konrad Adenauer (1876-1967) nació el 5 de enero de 1876 en Colonia y creció con sus tres hermanos. Tras finalizar sus estudios de derecho, se afilió al Partido del Centro. Adenauer inició su carrera política en la ciudad de Colonia asumiendo diferentes cargos y pudo crecer gracias a su ingenio y creatividad, sobre todo durante la crisis ocasionada por la Primera Guerra Mundial, al lograr la organización del abastecimiento de Colonia con víveres. Su nombramiento como alcalde en 1917 lo convirtió en el líder más joven de una ciudad prusiana.

Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, la política exterior europea estuvo marcada por la imposición de los intereses nacionales por encima de los de la comunidad internacional. Konrad Adenauer, nacido en la era del imperialismo, tenía sin embargo una visión política vanguardista, diferente a la preponderante. Sus intereses políticos se caracterizaron desde muy temprano a favor de una Europa de las naciones. Tras la ruptura causada por la Segunda Guerra Mundial, Adenauer reanudó estas pautas de comprensión política europea, contribuyendo en gran medida a recuperar la seguridad exterior, la soberanía y la igualdad de derechos de la República Federal de Alemania y, además, a convertir al país en uno de los motores decisivos del proceso de unificación europeo.

El nombre de Konrad Adenauer está intrínsecamente ligado a la recuperación de Alemania, la cual se levantó de los escombros morales y políticos en los que quedó sumida tras el nacionalsocialismo. Adenauer reconoció que la nueva Alemania solamente podía nacer de la reconciliación con los estados vecinos europeos. El primer Canciller de la República Federal de Alemania persiguió por lo tanto sin vacilar el objetivo de reconciliarse con Francia, país que durante años había sido considerado un "enemigo histórico".

Para Adenauer la amistad germano-francesa no fue solamente un medio para consolidar la soberanía en materia de política doméstica y exterior – al menos para Alemania Occidental -, sino más bien se arraigaba a la percepción de que solamente así sería posible garantizar un futuro pacífico para todos los europeos. La integración económica, resultado de la fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), fue para Adenauer un instrumento destinado a la consecución de este objetivo superior. En materia de política de seguridad, Adenauer acompañó la política de integración europea intercediendo a favor del rearme de Alemania Occidental y su adhesión a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), una actitud que le valió muchas críticas de los ciudadanos.

Inicios políticos

Durante la República de Weimar (1918-1933), Adenauer figuró entre las personalidades políticas más destacadas de Alemania. Convirtió a Colonia en la "metrópolis del occidente". Durante su cargo se logró la nueva fundación de la universidad en 1919, se reestructuró el antiguo terreno de la fortaleza convirtiéndolo en un cinturón verde, se reactivó la feria de Colonia, se amplió el puerto del Rin, se construyó otro puente sobre el Rin y se asentaron empresas industriales.

Los adversarios de la República de Weimar lo cuestionaron por su convicción federalista y cristiano-demócrata. En 1931 se produjeron los primeros grandes enfrentamientos con los nacionalsocialistas cuando éstos embanderaron los puentes del Rin con banderas de cruz gamada en una acción nocturna y Adenauer mandó a retirar las banderas de inmediato, acción que lo puso en la mira de la “Sturmabteilung”, una milicia del partido nacionalsocialista alemán. Tras el ascenso al poder, los nazis separaron a Adenauer de sus cargos políticos por haberse negado a saludar un dirigente nacionalsocialista con motivo de la visita de éste a Colonia.

Reconstrucción tras la guerra

Adenauer y su familia sobrevivieron los años de la opresión y el autoritarismo nazi y la guerra en la pequeña ciudad de Rhöndorf, cerca de Bonn. Tras el fracasado levantamiento contra Hitler el 20 de junio de 1944, Adenauer fue detenido por la policía secreta de estado y estuvo detenido en uno de los campos de concentración de Colonia donde al poco tiempo enfermó gravemente. Dentro del campo, el comunista Eugen Zander le salvó la vida al impedir su deportación a Buchenwald. Tras la capitulación incondicional de Alemania, los americanos volvieron a nombrar a Adenauer – quien se encontraba a la cabeza de una lista de políticos sin pasado nacionalsocialista - primer alcalde de la casi completamente destruida cuidad de Colonia. Sin embargo, a los pocos meses fue despedido por el entretanto responsable gobierno militar británico debido a que Adenauer había criticado su política de ocupación, por lo que el entonces ya septuagenario se dedicó por completo a su trabajo en la Unión Demócrata Cristiano (CDU).

Los años de canciller

El paso decisivo en el camino de Konrad Adenauer a la cima del emergente estado germano-occidental fue su nombramiento como presidente del Consejo Parlamentario, constituido en 1948 por orden de los tres aliados occidentales con el encargo de elaborar una Ley Fundamental para la República Federal de Alemania. En este cargo ganó gran prestigio ante la opinión pública. El 15 de septiembre de 1949, Adenauer fue nombrado canciller federal por el Bundestag alemán.

Bajo su gobierno se sentaron las bases necesarias para la exitosa reconstrucción de la nueva democracia. Durante la "era Adenauer" se tomaron las decisiones más importantes de la época que condujeron a la estrecha unión con los Estados Unidos, a la reconciliación con Francia y con el pueblo judío, posibilitando el regreso de los alemanes a la comunidad de naciones y convirtiéndolos en una parte importante de la integración europea. La reincorporación de los expulsados y refugiados, y la construcción de la economía social de mercado como nuevo orden económico, posibilitando el "milagro económico alemán" gracias al fomento de la libre competencia y a la responsabilidad del estado social, figuran entre los grandes éxitos de la política doméstica de Adenauer.

Cuando en 1963 Adenauer dimitió de su cargo a la edad de 87 años, había allanado el camino hacia un mejor futuro para la Alemania de la posguerra. Al morir cuatro años más tarde, fue honrado a nivel mundial como el hombre de Estado al cual los alemanes de la República Federal debían su libertad, bienestar y seguridad social.