Responsabilidad Social Empresarial (RSE)

Teoría, Tendencias y desafíos futuros para Bolivia

También disponible en Deutsch

La temática de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es uno de los pilares importantes de la cooperación y del trabajo de la Oficina Bolivia de la Fundación Konrad Adenauer (KAS). La RSE está relacionada al rol y la responsabilidad que tienen las empresas ante la sociedad, sus empleados y el medio ambiente; es un compromiso de ser “socialmente responsable”. La KAS este año tomó la decisión de elaborar un estudio para establecer el estado del arte de la temática, analizar y evaluar la legislación boliviana e internacional relacionada con la RSE.

“Responsabilidad Social Empresarial (RSE) Teoría, tendencias y desafíos futuros para Bolivia”

La Fundación Konrad Adenauer (KAS) cada año elabora una investigación sobre un tema de actualidad, este año la temática estuvo centrada en la Responsabilidad Social Empresarial (RSE). La investigación estuvo a cargo del Dr. Iván Velásquez Castellanos Ph.D. Coordinador de la KAS en Bolivia, quien invito a investigadores expertos en la temática para que puedan contribuir desde su visión a la publicación. Asimismo, se invitó también a varias empresas e instituciones para que desde su perspectiva puedan aportar al libro.

Las presentaciones y la convocatoria tanto en Santa Cruz el 2 de diciembre como en La Paz el 8 del mismo mes contaron con el apreciable apoyo de la Cámara de Comercio e Industria Boliviano Alemana, institución a la cual la KAS Oficina Bolivia extiende un agradecimiento especial por el éxito obtenido en ambas presentaciones.

En América Latina la filantropía ha sido una característica que ha dominado las actividades de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) del sector empresarial. Generalmente el modelo de empresa latinoamericano está caracterizado por ser familiar en su estructura, en dimensión son pequeñas y medianas empresas y a principios del siglo XIX tuvieron la influencia de inmigrantes alemanes, árabes, italianos, españoles y portugueses.

La RSE en América Latina como concepto y práctica empresarial ha mostrado un crecimiento interesante y constante en todos los países de la región, la empresa latinoamericana cada vez más está trabajando en programas de RSE orientados a nivel interno a sus trabajadores o en el ámbito externo en programas a vulnerables y discapacitados u orientados simplemente a la sociedad en la que se desenvuelve la empresa. Sin embargo, hay que reconocer que su práctica no es extendida a todos los sectores empresariales y en muchos casos en Latinoamérica el modelo de empresa clásico no contempla prácticas de RSE socialmente responsables.

La Oficina Bolivia de la Fundación Konrad Adenauer (KAS), viene trabajando la temática por más de una década ya que la RSE forma parte del modelo alemán de Economía Social de Mercado (ESM). Todos los años una temática especial es publicada por la KAS Oficina Bolivia y este año estuvo dedicada a la RSE para que sea de utilidad en el ámbito empresarial tanto privado como público, como también para la academia para que sea un instrumento de consulta.

La presente publicación “Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Teoría, tendencias y desafíos futuros para Bolivia”, tiene por objetivo describir, analizar y evaluar desde una perspectiva crítica y propositiva la RSE como concepto, definición y modelo corporativo de negocios. También tiene el objetivo de identificar los diferentes escenarios en los que la empresa boliviana se desenvuelve como actor y protagonista en términos de su responsabilidad ante la sociedad y su entorno.

La visión moderna de la RSE no ve las acciones filantrópicas como el fin último de las organizaciones. Al contrario, la preocupación principal es por el desarrollo de acciones durante los procesos productivos en que una empresa es responsable con trabajadores, proveedores y cualquier otro interesado que participe o se vea afectado por el proceso de transformación que genere una empresa. Es así, como aparecen nuevas definiciones de RSE que abarcan intereses mucho más globales como por ejemplo la RSE guarda relación con la obligación que tiene una empresa con diversos grupos de interés, como los trabajadores, los clientes, las personas y los grupos a quienes puede afectar las políticas y prácticas corporativas.

Sin duda, el creciente interés por la RSE ha dado origen a un diálogo importante entre los diferentes sectores de la sociedad civil: Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), administraciones gubernamentales (gobierno), academia (universidades), sector empresarial (público y privado) y trabajadores, alrededor de lo que significa en la práctica que una compañía sea socialmente responsable, dando lugar a una gran diversidad de guías, códigos de conducta, indicadores y procesos de planificación.

Para la RSE la ética corporativa ha pasado del énfasis tradicional centrado en el simple cumplimiento de las exigencias legales hacia el compromiso de un comportamiento ético basado en valores y principios de negocio. Los valores éticos deben comunicar los compromisos de una empresa y reflejar la forma cómo establece sus relaciones con los públicos interesados. Entre esos valores éticos se destacan la honestidad, la integridad, el respeto, la transparencia y la apertura.

La RSE es ética corporativa pero también es Derechos humanos, trabajo y empleo de calidad y calidez, es el respeto por libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva; la eliminación de todas las formas de trabajo forzado u obligatorio, la abolición efectiva del trabajo infantil y la eliminación de cualquier discriminación con respecto al empleo.

El tema ambiental es un componente intrínseco de la RSE, la administración del impacto ambiental directo de las empresas se ha enfocado, tradicionalmente en la eficiencia y uso de los recursos naturales, el control de la contaminación, el manejo de los desechos, y la gestión del ciclo de vida de los productos. Actualmente se busca que las empresas vayan más allá de la mera administración de sus impactos ambientales ─por los cuales son inmediata y directamente responsables─, y que reconozcan cómo dichos impactos inciden en los problemas ambientales y sociales del entorno. A las compañías se les insta entonces a participar activamente en los asuntos relacionados con salud pública, acceso al agua potable, saneamiento básico, vivienda, alimentación y transporte, tanto para sus empleados como para las comunidades. Además, la RSE motiva a las compañías a reconocer y manejar su rol en los problemas ambientales globales, tales como el cambio climático y el deterioro de la biodiversidad.

Asimismo, la RSE motiva a las empresas a descubrir de qué manera sus negocios generan efectos sobre todo el ciclo de producto o cadena de valor, desde el proveedor de materia prima hasta el consumidor final. Algunas compañías han tomado la delantera al establecer estándares sociales y ambientales y sistemas de monitoreo para sus proveedores.

En lo que corresponde a la Filantropía e inversión social muchas compañías han descubierto que una política “filantrópica” paternalista y estrecha, basada en realizar donaciones en dinero, no responde a lo que la sociedad espera de ellas en materia de responsabilidad, ni garantiza que esas contribuciones voluntarias produzcan resultados sostenibles. La RSE motiva a las compañías a descubrir formas innovadoras de vincularse solidariamente con las comunidades, tales como la adquisición directa de materiales y servicios disponibles en el medio, el subcontrato laboral y otras prácticas similares que coadyuven al bienestar económico y social de las comunidades vecinas.

La RSE es también transparencia y rendición de cuentas, ya que insta a las compañías a asegurarse de que todos los niveles de la jerarquía de la empresa —desde los empleados hasta la junta directiva— adopten los valores y principios establecidos y se responsabilicen de su cumplimiento. Los sistemas a través de los cuales se gobierna la empresa deberán dar seguimiento a las acciones tendientes a alcanzar las metas en materia de RSE y medir y reportar sus efectos. Parte de la responsabilidad de rendir cuentas consiste en proporcionar los medios adecuados para que la gran mayoría de los públicos interesados en la empresa puedan verificar, tanto externa como internamente, los resultados reportados.

La publicación está compuesta por seis capítulos, en el primero se abordan elementos teóricos de la RSE: el estado del arte, sus principios fundamentales y aspectos esenciales y la revisión de la literatura respectiva. En el segundo capítulo se analiza el rol de las empresas como protagonistas de la RSE, el rol del Estado o Gobierno y de los Medios de Comunicación como Impulsores de la RSE. En la tercera parte de la publicación se analiza la experiencia en América Latina y la RSE en Argentina como caso de estudio para identificar lo que a nivel internacional y regional se está haciendo en materia de RSE.

El capítulo cuarto aborda los Lineamientos para una Gestión Sistémica de la RSE. Posteriormente el capítulo quinto es especialmente importante ya que tiene ejemplos importantes de la Práctica Empresarial RSE en el Mercado Boliviano con ejemplos de empresas concretos tales como: Banco Ganadero S.A., Fundación VIVA, Quinua Foods Company S.R.L., CADEXCO, Info RSE y AESA Ratings. Finalmente el Capitulo sexto está dedicado a las conclusiones y recomendaciones. Esperemos que esta publicación, sea de utilidad a empresas bolivianas tanto públicas como privadas, a la academia y al público en general.

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Bolivia, 10 de diciembre de 2015

Presentación RSE

Presentación del libro de RSE