Informe Milenio sobre la Economia

Agosto 2017, No 39

La Fundación Milenio ha realizado un estudio sobre el estado de la economía, desde una perspectiva de coyuntura pero también con la mirada puesta en sus posibilidades futuras. Su informe ofrece una valoración consistente de la realidad económica y un conjunto de indicadores para apreciar el desempeño de los sectores productivos y de los componentes de comercio exterior y de gestión fiscal, monetaria y financiera. Más allá de una presentación de variables, el Informe de Milenio contiene una interpretación global del desenvolvimiento económico y de sus principales problemas y desafíos.

Informe Milenio sobre la Economía

Libertad, justicia y solidaridad son los principios hacia los que se orienta el trabajo de la Fundación Konrad Adenauer (KAS). La KAS es una fundación política ligada a la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Como cofundador de la CDU y primer canciller federal alemán Konrad Adenauer (1876-1967) vinculó las tradiciones social-cristiana, conservadora y liberal. Su nombre representa la reconstrucción de Alemania, su asentamiento en política exterior en una comunidad de valores transatlánticos, la visión sobre la unión europea y la orientación hacia la economía social de mercado. Su legado intelectual sigue siendo para nosotros tarea y obligación al mismo tiempo. En Bolivia la KAS apoya programas y proyectos en favor de la Democracia, el Estado de Derecho y la Economía Social de Mercado entre otros.

El Informe Milenio sobre la economía boliviana se enmarca en los objetivos de la KAS, desde el punto de vista de nuestra Fundación, Milenio se ha constituido en un muy importante “Think Tank”, que con identidad propia y desde un punto de vista crítico de la realidad económica está generando desde hace veintiún años de manera ininterrumpida, debate sobre la compleja problemática económica y social de nuestro país. Milenio según el ranking de centros de pensamiento está entre los Think Thanks más importantes de América Latina por su contribución intelectual.

La Fundación Milenio, sin duda es una institución que inspira el debate público, aportando calidad de investigación y análisis a la discusión de ciertas temáticas, en este caso, nos presenta una evaluación de lo que sucedió el 2016 y primer semestre del 2017.

Más de dos décadas del Informe Milenio han generado ya una importante memoria estadística e histórica de la realidad económica y social del país, más importante aún es de destacar que su análisis está basado estrictamente en datos oficiales proporcionados por las instituciones oficiales del gobierno que proveen los datos. El primer Informe Milenio de la economía salió el primer semestre del 1996 en solamente 32 páginas. El equipo de investigación estuvo compuesto por Juan Carlos Chávez, Horst Grebe y Mario Napoleón Pacheco y se solicitaron trabajos a CIES Internacional y a Gabriel Loza. Para el informe No 1 la preocupación de los investigadores era el débil crecimiento económico insuficiente para generar y mejorar las oportunidades de empleo e ingresos. Y la aprobación de la normativa: la Ley del Sistema de Pensiones, la Ley INRA y el Nuevo Código de Minería.

El informe No 10 estuvo compuesto por José Luis Evia, Alejandro Mercado y Mario Napoleón Pacheco con los asistentes de investigación Fernando Torrejón y Arturo de la Riva. Se presentó en abril del 2001. El equipo económico resaltó el hecho en ese informe que el análisis de las principales variables económicas era más importante en períodos de crisis que en fases de auge, y resaltaron el hecho que la orientación del informe era brindar una opinión honesta con responsabilidad para alertar a las autoridades y agentes privados puedan ajustar sus decisiones al comportamiento económico de ese tiempo. Ya desde varios informes anteriores se resaltó el hecho que la información estadística provista por las instituciones respectivas presentaba rezagos preocupantes.

El informe número 20 fue presentado en abril del 2006 el equipo estuvo compuesto por Rubén Ferrufino, Marcelo Montenegro, Juana Patricia Jiménez, Javier Ibiett y Mario Napoleón Pacheco y como asistente de investigación William Urquiola. A manera de anécdota, en el informe No 19 del 2005 se mencionó que no se tenía certeza de continuar con la publicación debido a que el apoyo financiero de la Konrad Adenauer terminaba, afortunadamente esto no sucedió y en el 2017 por más de 20 años seguimos apoyando esa iniciativa y esperamos seguir apoyándola en el futuro. Pese a los problemas de información y deficiencias en su socialización de las instituciones públicas que proveen información estadística Milenio supo resolver este problema y de manera ininterrumpida nos presenta su informe a Agosto del 2017. Para este número es importante agradecer las gestiones realizadas por el Sr. Maximilian Hedrich Representante de la KAS en Bolivia quien hizo posible que una vez mas publiquemos este importante estudio.

Se destaca que la economía boliviana ha iniciado una desaceleración debido a la baja en precio del principal producto de generación de ingresos “el gas”, lo cual sin duda refleja que franquea un período de rigideces e incertidumbres, que están indiscutiblemente ligadas al momento de cambio del ciclo económico mundial. Si otros países latinoamericanos, sacudidos por choques externos, se ven forzados a emprender ajustes macroeconómicos, Bolivia podría no ser una excepción debido a que su economía exportadora de productos básicos absorberá las consecuencias del fin de la bonanza de la pasada década.

Lo que es innegable es que el debate económico vuelve a ser un tema de agenda, tanto en Bolivia como en otros países de la región, y que el momento actual es particularmente propicio para estimular el estudio de los acontecimientos económicos, el análisis constructivo y la reflexión colectiva.

Sin duda, en la opinión pública nacional crece el interés por evaluar en un periodo de post bonanza la situación de económica del país y sus perspectivas futuras en un punto de inflexión del ciclo económico. Asimismo, también es importante analizar temáticas centrales que hacen al debate económico como: la estabilidad macroeconómica, la continuidad de un proceso de crecimiento, las transformaciones estructurales para un desarrollo productivo y diversificado, la generación de nuevas fuentes de riqueza y oportunidades de empleo, en definitiva como el modelo económico social comunitario y productivo dará respuesta al nuevo escenario económico nacional. Basado en esas interrogantes, la Fundación Milenio ha elaborado un informe sobre el estado de la economía de Bolivia, una evaluación de coyuntura pero también con la mirada puesta en las perspectivas de trayectoria a futuro. El informe brinda una valoración clara y consistente de la realidad económica del país y ofrece, asimismo, un conjunto de indicadores para apreciar el desempeño de sus sectores productivos y sus componentes de comercio exterior y de gestión fiscal, monetaria y financiera. También hay que decir que más allá de una presentación de variables estadísticas, el informe de Milenio contiene una interpretación analítica en torno al desenvolvimiento general de la economía boliviana y de sus principales problemas y desafíos; y es tal vez en ello que reside su mayor riqueza y aporte a la investigación económica y a la sociedad boliviana.

De esta manera, como ha ocurrido antes con otros informes económicos similares, que año tras año produce el equipo de investigadores de la Fundación Milenio, el presente documento destaca por su alto nivel profesional, su rigor técnico y su calidad investigativa al servicio de una labor académica y sin compromiso político. Atributos que hacen que la Fundación Milenio sea acreedora del reconocimiento de la comunidad académica internacional, como es el caso de la distinción que por varios años sucesivos le otorga la Universidad de Cornell, al incluirla en su ranking de los cincuenta think tank más prestigiosos de América Latina. De ahí también que el informe de Milenio sobre la economía sea un producto esperado por muchos profesionales, académicos, estudiantes, empresarios, periodistas, políticos y funcionarios y también por instituciones públicas y privadas y organismos internacionales, que aprecian el aporte de este trabajo para una mejor comprensión de la realidad nacional y en su interacción con el entorno internacional así como para el planteamiento y diseño de políticas y estrategias económicas.

La Fundación Konrad Adenauer (KAS) se complace en presentar esta nueva publicación con una nueva portada y un análisis más dinámico, convencida de que con ello contribuye a la discusión informada, pluralista y democrática de los temas económicos bolivianos y también como una forma de apoyar la investigación social llevada a cabo por organizaciones de la sociedad civil que cumplen con parámetros de idoneidad e independencia académica, siendo éste uno de los propósitos que inspira la labor que nuestra institución realiza en Bolivia, al servicio del pueblo boliviano y del fortalecimiento de su sistema democrático de vida. A nombre de la KAS deseamos agradecer a Henry Oporto Director de la Fundación Milenio y Coordinador del Informe y a su equipo profesionales por su aporte al debate y a la investigación.

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Bolivia, 1 de septiembre de 2017