Nuestro trabajo en Chile

También disponible en Deutsch

Objetivos de la Fundación en Chile

En el marco de la cooperación internacional de la Konrad-Adenauer-Stiftung (KAS), Chile ocupa un lugar destacado desde hace más de 50 años, ya que fue junto con Venezuela el primer país donde en el año 1962 la Fundación inició su trabajo en el extranjero. En todo este período, la KAS siempre ha promovido la difusión de los ideales de libertad, justicia y democracia.

A principios de su cooperación en los años sesenta, la Fundación apoyó las políticas de reforma del gobierno del presidente Frei Montalva. Después del golpe de estado en septiembre de 1973 hasta el retorno de la democracia en 1989, la KAS contribuyó a través de múltiples actividades a mantener y fortalecer las estructuras y el pensamiento democrático.

A pesar de que luego de 1989, la transición democrática chilena haya sido completada con éxito en muchas áreas, todavía existen una serie de tareas que deben ser enfrentadas en el futuro. Por esa razón, la promoción de la democracia y el fortalecimiento de las instituciones democráticas sigue siendo el núcleo del trabajo de la Fundación en Chile.

Un requisito fundamental para la consolidación democrática de Chile consiste en la mejora de las condiciones políticas, sociales y socio-económicas del país. En este sentido, la Fundación se concentra actualmente en (1) la modernización del Estado, (2) la promoción de la Economía Social de Mercado, (3) el fortalecimiento de los procesos de descentralización y autonomía local, (4) el fomento del tema "clima, energía y medio ambiente", y finalmente (5) la intensificación del intercambio sobre asuntos internacionales y política exterior.


Medidas e instrumentos

Para lograr los objetivos anteriores, la KAS ha adaptado la siguiente estructura de proyecto, que se basa en tres pilares.

I. Organizaciones contrapartes: El trabajo de la KAS en Chile se centra en la cooperación de mediano a largo plazo con una serie de organizaciones contrapartes y colaboradoras chilenas, y en la continua modificación del contenido de esta cooperación a las necesidades actuales.

II. Actividades propias: El trabajo con las organizaciones contrapartes está complementado por las actividades propias de la Fundación en forma de eventos y publicaciones sobre importantes temas políticos y socio-económicos.

III. Promoción de talentos: Por último, la KAS administra en Chile desde hace años un programa de becas muy exitoso con el fin de fomentar y promover jóvenes talentos en la política del país. Con este programa, se permite a los becarios participar en estudios de postgrado tanto en Chile como en Alemania.