Seminario: Economía Social de Mercado ¿una alternativa para Oaxaca y para México?

Seminario en Oaxaca

También disponible en Deutsch

El Movimiento Ciudadano Oaxaca en cooperación con la Universidad Iberoamericana a través de su Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria en México (CIIESS), la Universidad La Salle Oaxaca y la KAS México llevaron a cabo el seminario “Economía Social de Mercado - una alternativa para Oaxaca” los días 12, 19 y 20 de septiembre. La meta fue informar a los participantes, en su mayoría estudiantes, académicos y empresarios, sobre los principios de la Economía Social de Mercado (ESM), así como la importancia y los beneficios de su implementación en México.

Imagen 1 de 17
Dr. Luis Fonserrada dió un resumen sobre la economía nacional y su relación con la economía internacional.

Dr. Luis Fonserrada dió un resumen sobre la economía nacional y su relación con la economía internacional.

12 de septiembre
El primer día de seminario estuvo conformado por las ponencias de Sandra Beatriz Silva Salmiento de la Universidad La Salle de Oaxaca; por el Mtro. Francisco Reyes, regidor de la Ciudad de Oaxaca y presidente del Movimiento Ciudadano Oaxaca, y el Mtro. Juan Carlos Mondragón en representación de la Universidad de Bristol Inglaterra, quienes presentaron los temas de “Introducción a la economía, teoría económica y acentos de economía social”, “Desarrollo Histórico de la ESM” Y “Principios Reguladores de la ESM” respectivamente.

19 de septiembre
El segundo día estuvo conformado por la ponencia del Dr. Luis Fonserrada del Centro de Estudios Económicos (CCE), quien de manera general habló sobre el panorama económico nacional e internacional para México, haciendo énfasis en temas como la dependencia económica que México guarda con Estados Unidos, el desempleo y el sector informal en la economía, la importancia de la extensión de relaciones económicas y búsqueda de nuevos mercados, la dependencia de la economía nacional hacia el sector petrolero frente al panorama de la caída de los precios del petróleo en el mercado global, así como la recomendación para invertir en sectores poco desarrollados como la industria textil.

Por su parte, Raúl Paulin, del CIIESS, expuso la necesidad de implementar los principios de la Economía Social de Mercado en México con fundamento en las estadísticas que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) ha difundido respecto a salario (disminución del ingreso corriente desde 2012 en 3.5%), vivienda y desigualdad (aumento de tasa de pobreza de 39.8 millones en 1984 a 63 millones en 2012). En tanto, los fundamentos antropológicos y éticos de la Economía Social de Mercado fueron presentados por el Regidor Francisco Reyes, quien expresó la necesidad de mejorar y fortalecer el sistema educativo al ser crucial para el desarrollo económico, así como la importancia de los valores de la ESM: subsidiaridad, la autodisciplina, el sentido de justicia, el sentido comunitario y el respeto a la dignidad humana del otro. De manera global abordó también el ideal del liberalismo económico que prepondera en México, (el cual pone en primer lugar el dinero y no a las personas) frente al ideal de la ESM, que limita y regula la competencia empresarial y senta las bases para una economía socialmente más justa.

Como último ponente del día, Juan Carlos Mondragón conversó sobre el rol del Estado en la Economía Social de Mercado y dio paso a una dinámica de trabajo en la que los participantes formaron grupos de trabajo con la finalidad de discutir el rol de los actores que deben involucrarse en la formulación de políticas públicas en materia laboral, de educación, salud, entre otros.


20 de septiembre
El tercer día del seminario se realizó en la comunidad de Ixtlán de Juárez, en la sierra norte de Oaxaca. El objetivo de esta visita fue conocer cómo los principios de una economía socialmente más justa se pueden poner en práctica en esta comunidad. La comunidad de Ixtlán está formada por 384 comuneros que son indígenas zapotecas y que habitan un territorio de 19 310 hectáreas, regidos mediante el sistema de usos y costumbres. El tipo de organización social que ellos emplean para la toma de decisiones, es a través de asambleas, donde se llevan a cabo acuerdos como el tipo de trabajo comunitario. Para ser parte de la comunidad es necesario que los miembros cumplan con una serie de trabajos comunitarios por los cuales reciben beneficios crediticios y consideraciones para ocupar puestos laborales en las empresas de la comunidad. Las ganancias adquiridas por las empresas de la comunidad (la tienda, la gasolinera, el banco, una empresa de Ecoturismo (http://www.ecoturismocertificado.mx/empresa.php?id=30), pequeñas empresas de hornos de carbón y de una empresa de madera y muebles) se acumulan en una reserva, que luego será invertida en proyectos comunitarios. Así como la comunidad de Ixtlán, existen otras 35 comunidades en México que viven bajo la misma visión. Sin embargo, las empresas autodenominadas “sociales” explican que es difícil mantenerse en funciones cuando tienen que pagar los mismos impuestos que una empresa “normal”, por lo que argumentan que debería haber ciertas ventajas fiscales para ellos.

La comunidad de Ixtlán es un ejemplo excepcional que demuestra que una comunidad puede actuar económicamente distinta. Si bien es cierto que se necesitarían políticas públicas afines a nivel estatal o federal y si bien es cierto que empresas con responsabilidad social solamente son un aspecto del concepto de Economía Social de Mercado estos esfuerzos a nivel local pueden ser considerados unos primeros pasos hacía un sistema económico más justo.

(Autor: Bianca Cornean, Practicante KAS México)

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Mexico, 16 de octubre de 2015

Contacto

Magdalena Jetschgo

Magdalena Jetschgo
Tel. +1 646 852 6500
Lenguas: Deutsch,‎ Español,‎ English