Jóvenes en política: animarse a ser agente de cambio

También disponible en Deutsch

Damián Arabia y Camila Crescimbeni trabajaron durante dos días con los jóvenes del Partido Nacional impulsándolos a implementar estrategias prácticas en su actividad y accionar político.

Imagen 1 de 4
Jóvenes en política: animarse a ser agente de cambio

Chicos y chicas de todos los sectores del Partido Nacional se reunieron en la casa de su partido para recibir a Camila Crescimbeni (presidente de Jóvenes PRO, Argentina) y Damián Arabia (secretario de formación política de Jóvenes PRO, Argentina). ¿La idea? trabajar en dos intensas jornadas la participación de la juventud en políticas tanto partidarias como de Estado.

Viernes 31 de agosto de 2018

La mañana del viernes comenzó con un taller de liderazgo, herramientas de cooperación y organización de equipos a cargo de Arabia, quien enfatizó en las características que un líder debe tener, hablando desde la experiencia y haciendo relación con las funciones concretas del mismo. “Un líder debe cumplir objetivos y cuidar a su equipo sin descuidarse a sí mismo ni a su propio crecimiento”, dijo.

Los asistentes participaron con mucho ánimo en el taller que contenía innovadoras ideas, aportando ejemplos prácticos y tratando de aplicarlos a su vida y militancia. Se expusieron también herramientas y estrategias esenciales para el trabajo en equipo y puntualizando en la importancia de la cercanía y el reconocimiento de cada uno de los miembros, repasando a la vez la importancia de la coherencia y la verdad: “somos un equilibrio entre lo que creemos ser, lo que ven los demás y los que queremos llegar a ser”.

La mañana continuó con un taller dedicado al proceso de la toma de decisiones, con ejercicios prácticos que permitieron realizar la conexión de la teoría con la actividad política de cada uno. Haciendo énfasis en el impacto que las decisiones toman y en la firmeza que se debe tener al momento de realizarlas. Como ejemplo, el caso de la participación en prensa: “Una entrevista es una oportunidad que ustedes tienen de hablarle a la ciudadanía”, mencionó Arabia, introduciendo el taller de comunicación efectiva, oratoria, debate y discurso. “Recuerden que no le están hablando al periodista, sino que a los espectadores”, acotó Crescimbeni: “escuchen la pregunta que les hacen y tómenla en función de lo que ustedes quieren comunicar”. A esto le siguió una actividad de role-playing en la cual los militantes personificaron candidatos de distintos partidos a puestos de Gobierno. Cada candidato con un pasado comprometedor que el periodista explotaría en la entrevista. Los militantes defendieron su persona y justificaron su candidatura, dibujando la situación que los comprometía e incluso utilizándola a su favor. El momento de las entrevistas y la improvisación que conllevó fueron excelente práctica y preparación para enfrentar entrevistas reales. La planificación de discursos y el énfasis en la forma no violenta de comunicar dieron paso al ping-pong de preguntas y respuestas que concluyó la mañana.

“Hoy ustedes son gobierno y tiene 50 millones de pesos como presupuesto para el desarrollo de políticas de jóvenes”, sostiene Crescimbeni dando comienzo al siguiente taller enfocado a la elaboración de planes de la juventud con modelos reales. Dividiendo a los participantes en equipos, animándolos a distinguir problemas y situaciones críticas, y realizando planes de acción concretos y aplicables para luego poder profundizar en su gestión y aplicación. Dieron la oportunidad a los militantes de desarrollar sus ideas, sus planes y objetivos para el momento de gobernar. “Es importante que desde hoy tengan claro qué es lo que quieren hacer, qué es lo que quieren cambiar y cómo van a lograrlo”, concluyó.

Segunda jornada: ¿qué es la vida política?

Sábado 01 de setiembre de 2018

Los jóvenes realizaron un taller teórico práctico de resolución de conflictos y negociación enfocada en proveer a los militantes de herramientas para el diálogo y la persuasión. Negociar con la finalidad de llegar a un consenso y aprovechar todas las oportunidades que sean posibles en esa instancia: “a veces estamos tan preocupados en alcanzar un objetivo que nos cerramos y nos perdemos oportunidades que podríamos alcanzar en ese diálogo”, sostuvo Arabia. “El momento del diálogo y el intercambio oral, son muy ricos para aprender del otro y también dejar clara nuestra posición”. “Siempre debemos tener claro en qué podemos ceder y en qué no”, aclaró Crescimbeni.

La mañana continúa con un ejercicio de role-playing en el cual a cada joven se le es asignado un asunto político del que es secretario, él y su equipo tienen determinados problemas para resolver y deben negociar los unos con los otros para poder hacerse con los recursos suficientes para poder alcanzar la solución. Una determinada cantidad de oficinas están en juego y los jóvenes deben negociar para disputarlas, explicando para qué las quieren, qué quieren hacer con ellas y por qué son más merecedores de las mismas que sus compañeros. No solo es enriquecedor el poder practicar con los compañeros, sino también el poder recibir feedback de los exponentes en el momento. Arabia enfatizó en la importancia que tiene el aprovechar las oportunidades que se ven en el otro y el ser capaces de llegar a acuerdos entre jóvenes. “El ego solo fue creado para destruirnos”, sostuvo Crescimbeni, explicando que no existe punto en dejarse llevar por una discusión al punto tal de no saber aceptar uno sus propios errores.

Después del almuerzo se dio lugar a un conversatorio sobre los valores de la sociedad uruguaya. Lo que dio paso a un largo y tendido debate acerca de lo que es importante para cada uno y que sirvió de preámbulo para la exposición de Arabia acerca de su labor en la lucha contra la corrupción y el narcotráfico. Hablando de cómo ambas cosas eran una meta en la propuesta de Cambiemos y de cómo han sido llevadas a cabo en Argentina.

Contestando a preguntas de los militantes, tanto Arabia como Crescimbeni contaron sus experiencias en la vida política y en la gestión, sus ensayos y errores, incluyendo los aspectos que más les costó afrontar. Explicando cómo desde su lugar de jóvenes implementaron las políticas de juventud y desarrollo social. Contribuyendo a la idea de que la vida política no es sencilla pero que es el servicio más grande que uno puede prestar a la sociedad. Más aun desde la juventud cuando uno se encuentra totalmente inserto en ella. La charla sirvió también para entender la doble cara de la moneda en la que hay éxitos y frustraciones y en cómo las segundas deben también ser manejadas.

El día finalizó con una serie de recomendaciones, procurando empoderar a la juventud y darle autonomía, ayudarnos a tomar, desde su experiencia, lo que nos fuere provechoso para poder contribuir al bien común de forma responsable y ayudar a la construcción de la sociedad.

Reflexiones de Alfredo Schiaffino, joven militante del Partido Nacional de Uruguay

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Uruguay, 4 de septiembre de 2018