Acerca de nosotros

También disponible en Deutsch

Libertad, justicia y solidaridad son los principios a los que se orienta el trabajo de la Fundación Konrad Adenauer (KAS). La KAS es una fundación política allegada a la Unión Demócrata Cristiana (CDU). Como cofundador de la CDU y primer canciller federal alemán, Konrad Adenauer (1876-1967) representa la reconstrucción de Alemania sobre las bases de la economía social de mercado, su reinserción en la política exterior, la visión de la integración europea. Su legado político e intelectual es para nosotros una inspiración y un compromiso.

Con nuestro trabajo europeo e internacional queremos contribuir a que las personas vivan en libertad y con dignidad. Queremos motivar a las personas a participar activamente en la construcción del futuro. A través de más de 100 oficinas y proyectos en más de 120 países contribuimos a fomentar la democracia, el estado de derecho y la economía social de mercado. Para consolidar la paz y la libertad apoyamos el continuo diálogo sobre política exterior y seguridad, así como el intercambio entre las diversas culturas y religiones.

Creemos que la persona con su dignidad inconfundible, sus derechos y obligaciones es punto de partida para la justicia social, la democracia en libertad y una economía sostenible. Fomentamos el desarrollo de redes activas en la política, la economía y la sociedad. Gracias a la gestión sobre el conocimiento político aspiramos a mejorar la perspectiva de configurar una globalización socialmente justa, ecológicamente sostenible y económicamente eficiente.

Trabajamos en cooperación con instituciones públicas, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil. Nuestras metas y valores buscan profundizar la cooperación política regional y global. Junto con nuestras contrapartes contribuimos con un orden internacional que permita a cada país un desarrollo en libertad y responsabilidad.

Para su compromiso en el Perú, donde la KAS trabaja desde hace más de 50 años, hemos definido como principales objetivos:

  • El apoyo a la institucionalización y fortalecimiento de las estructuras democráticas, de los partidos políticos y del estado de derecho, promoviendo la formación política, especialmente en las nuevas generaciones.
  • La promoción del debate académico y político sobre el rol de Perú y de América Latina en los retos globales en el contexto de la política exterior y de la política de seguridad.
  • El fomento de un diálogo constructivo entre la política y actores religiosos, económicos y de la sociedad civil, promoviendo la construcción de una sociedad pluralista basada en el respeto a los derechos humanos, el principio de la subsidiaridad y la economía social de mercado.
  • La promoción de un uso responsable de las nuevas tecnologías, aprovechando las oportunidades comunicativas de la digitalización para lograr una democracia más participativa y cercana a los ciudadanos.