"América Latina puede ganar la lucha contra la corrupción"

Visita al Perú del Comisiando de la CCICIG Dr. Iván Velásquez

También disponible en Deutsch

En el marco de la visita del Secretario General Adjunto de Naciones Unidas, Comisionado de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Dr. Iván Velásquez Gómez, las KAS y el Instituto de Estudios Social Cristianos (IESC) realizaron el 30 de mayo el Foro "La lucha contra la corrupción en América Latina".

Imagen 1 de 8
Foro

Además del invitado estelar, en el foro participaron como comentaristas el Dr. Duberlí Rodríguez Tineo, Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República del Perú, el Dr. Pedro Angulo Arana, Ex Fiscal Supremo Adjunto de Lima, Decano del Colegio de Abogados de Lima y el Dr. Eduardo Vega Luna, Ex Defensor del Pueblo, Director del Instituto de Ética y Desarrollo de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

Luego de las palabras introductorias a cargo de los organizadores del evento, el Dr. Iván Velásquez expuso acerca del trabajo que realiza la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) bajo el auspicio de las Naciones Unidas. La CICIG investiga de la mano del Ministerio Público casos de corrupción y crimen organizado en Guatemala como organismo independiente, ayudando a fortalecer el sistema judicial del país y combatiendo la impunidad. Siendo una entidad de cooperación internacional, la CICIG no tiene poder de influir en las decisiones a cargo del Ministerio Público y la fiscalía, pero sí de acompañar muy de cerca y de asesorar a jueces y fiscales en temas de corrupción y criminalidad.

Guatemala sufre de una corrupción institucional muy fuerte y de una herencia criminal muy complicada a raíz de los años de guerra civil y de gobiernos autoritarios. Los cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad, en una época creados para enfrentar a la guerrilla y que cometieron graves violaciones a los derechos humanos, hoy en día operan como mafias relacionadas al narcotráfico, la usurpación de tierras y la extorsión contribuyendo a una tasa de homicidios muy alta en el país. Identificar, sancionar, desarticular y procesar a estas bandas es un gran reto para la CICIG y el Ministerio Público guatemalteco.

Otro gran reto es el de la corrupción judicial y política en el país, con escándalos que involucraron hasta a expresidentes y numerosos alcaldes que pertenecían a mafias de la gran corrupción. No obstante, el Dr. Iván Velásquez también puso hincapié en el hecho de que la ciudadanía está despertando y enfrentando a la corrupción política, como se manifestó en las marchas ciudadanas del 2015 para exigir la renuncia de políticos corruptos. Según el, sin la presión desde la calle, es difícil avanzar en esta lucha y cambiar prácticas que en muchos casos forman parte de una cultura de corrupción. La CICIG trabaja de la mano de la sociedad civil y los medios de comunicación para poder crear conciencia de enfrentar a la corrupción y poder apoyar a la pacificación del país.

Además, el Comisionado Velásquez enfatizó la necesidad de utilizar la tecnología moderna para apoyar la lucha contra la corrupción. La tecnología asociada al seguimiento de datos electrónicos o la interceptación de las comunicaciones son una herramienta fundamental para seguir y capturar a las redes de corrupción. Cuando un Estado no permite este tipo de métodos de investigación, el trabajo de lucha contra la corrupción se dificulta. Por lo tanto, recomendó apoyar las reformas legales necesarias, posiblemente hasta constitucionales, para ayudar al Miniestrio Público cumplir eficazmente con su trabajo.

El Dr. Duberlí Rodríguez Tineo, Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República del Perú, remarcó en sus comentarios que en el caso de Perú está claramente demostrado que la corrupción no solo aparece en gobiernos autoritarios, sino también en plena democracia. El gran reto sigue siendo el de enfrentar a la impunidad en el país. El sistema judicial aún no disuade a los funcionarios públicos de cometer actos de corrupción al sentirse seguros de no ser sancionados por sus delitos. Abogó también por una rigurosa fiscalización del financiamiento ilegal de las campañas políticas, así como de la corrupción en el sector privado.

El Dr. Pedro Angulo Arana, Ex Fiscal Supremo Adjunto de Lima, Decano del Colegio de Abogados de Lima, opinó que un problema en la aplicación de la justicia también tiene que ver con la falta de capacitación de muchos jueces peruanos y la falta de presupuesto para el sector. Además, que la infiltración del narcotráfico en el Perú ya es una realidad, por lo que urgen reformas políticas para controlar el ingreso de dinero ilícito a los partidos. También enfatizó la importancia de la formación en valores de honestidad desde la infancia en las familias y las escuelas.

El Dr. Eduardo Vega Luna, Ex Defensor del Pueblo, Director del Instituto de Ética y Desarrollo de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, nombró avances que se han logrado en los últimos años en el país, pero remarcó que aún queda mucho por hacer. Identificó una reforma política inconclusa, la impunidad y la falta de un sistema de control eficiente por parte del Estado en obras públicas como los principales problemas que aún permiten que exista un alto grado de corrupción en el Perú.

El Comisionado Velásquez llegó al Perú en un contexto político tenso, cuando el país está siendo sacudido por varios escándalos de corrupción. El comsionado dio varias entrevistas a los medios locales escritos y radiales. También se reunió, gracias a la mediación de la Fundación Konrad Adenauer y el IESC, con la Ministra de Justicia y Derechos Humanos, Maria Soledad Pérez Tello, con Diego García-Sayán, Relator Especial en la Corte Interamericana de Derechos Humanos y con Francisco Eguiguren, Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, entre otros.

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Peru, 31 de mayo de 2017