"¿Qué más tiene que pasar?"

También disponible en Deutsch

Venezuela explota en caos. Cada día nos llegan nuevas noticias sobre enfrentamientos sangrientos entre los ciudadanos y el aparato estatal. No hay casi alimentos ni atención médica. La preocupación por la cuestión de los derechos humanos es alarmante y el Gobierno cada vez aumenta más su poder. Pero, ¿qué papel desempeña la comunidad internacional en este asunto? Esta fue la cuestión que discutieron varios expertos el pasado 14 de junio en el coloquio organizado por la Fundación Konrad Adenauer en Montevideo.

Imagen 1 de 5
Venezuela 1

El 14 de junio tuvo lugar un coloquio que llevaba por tema la situación internacional de Venezuela

En sus palabras de apertura, la Dra. Kristin Wesemann, directora de la oficina de la KAS en Montevideo, enfatizó la necesidad de que el mundo torne su mirada a Venezuela. Tamara Taraciuk, representante de Human Rights Venezuela, hizo un llamado a los países de la región apelando a que la solución no se limita a la concesión de asilo. “Es necesario atajar la cuestión de raíz y combatir las causas del problema”, expresó Taraciuk.

“La violación de derechos humanos en Venezuela es enorme”, declaró la experta. En el país se descartaron los controles internos y la separación de poderes. “Los ciudadanos abandonan el país porque no tienen otra alternativa.” La comunidad internacional ha estado en silencio durante demasiado tiempo. “Lo bueno es que esto está cambiando poco a poco.” Taraciuk concluyó su exposición pidiendo la toma de medidas concretas para el país: la convocatoria de nuevas elecciones, el fortalecimiento del Parlamento y la asistencia humanitaria para la población.

Pablo Mieres, senador del Partido Independiente, también hizo hincapié en la necesidad de que el Gobierno uruguayo y la comunidad internacional pongan su mira en Venezuela. “Tenemos un compromiso con la solidaridad.” Durante su turno, el senador hizo menciones constantes a la similitud entre la situación venezolana y la dictadura que sufrió Uruguay hace más de 30 años. “Cuando parecía que no había luz al final del túnel para nuestro país, la democracia triunfó. Esperamos que esto también suceda en Venezuela.”

Por su parte, Pablo Iturralde, diputado del Partido Nacional, también hizo alusiones a la dictadura militar. “Si alguien cerrara los ojos en el Uruguay de los años 70 y los abriera en la Venezuela de hoy no encontraría grandes diferencias.” El diputado destacó la necesidad de respetar el Estado de derecho como institución. Esta es una gran responsabilidad para Mercosur ya que sus diputados son también diputados de la ciudadanía. Se necesita movilizar a la opinión pública y empezar negociaciones para mejorar la situación de Venezuela.

En el debate que prosiguió a las exposiciones, varios venezolanos dieron su opinión respecto al tema. “¿Qué es lo que tiene que suceder todavía para que se comiencen a realizar cambios?”, preguntó uno de los participantes.

La cuestión de cuándo podrá cambiar finamente Venezuela es aún una pregunta sin responder. Esta fue la conclusión a la que llegó Tamara Taraciuk. Por otra parte, también se hizo hincapié una vez más en la necesidad de unas elecciones que tengan lugar bajo observación internacional. “Sin embargo, las perspectivas son bajas ya que Maduro las perdería”, expresó Taraciuk.

La esperanza de que pronto se realicen cambios en Venezuela sigue vigente. La Dra. Wesemann añadió un toque de confianza con sus palabras: “Siempre hay gente que hace posible los cambios."

Reflexiones de Castellar Granados, pasante

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Uruguay, 15 de junio de 2017