Democracia en números

También disponible en Deutsch

Presentación del índice de transformación 2018

Imagen 1 de 6
Dra. Kristin Wesemann y Gabriel Salvia

Provinientes de la orilla occidental del Río de la Plata, le dimos la bienvenida al equipo del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) a la ciudad de Montevideo para intercambiar opiniones sobre el estado de la democracia en la región y el mundo, y además para acompañarlos en su objetivo fundamental: la presentación del Índice de Transformación 2018. En la cabeza de este proyecto se encuentra el carísmatico Dr. Hauke Hartmann, Senior Expert de Bertelsmann Stiftung de Alemania, quien nos envuelve en un mundo, donde la democracia se entiende e interpreta a tráves de números y rankings.

Tanto el director del CADAL, Gabriel Salvia, como la directora de la KAS, la Dra. Kristin Wesemann, recalcaron en sus palabras de bienvenida el exhaustivo trabajo de ambas organizaciones y cientas más en la región, que tienen el objetivo de promover un ambiente propicio para las instituciones democráticas. Este Índice de Transformación tiene por lo tanto la función de educarnos y mantenernos actualizados en cuanto a la realidad política de los diferentes países estudiados en el análisis (129 países en total).

En su presentación advierte el Dr. Hartmann que el índice tiene que ser interpretado con ciudado, porque implica el peligro de la subjetividad del evaluador. Por esta razón no debemos confiar solo en los números, sino también en la información. Para ahondar en esta cuestión, enfatizó que las tasas de desempleo no tienen en cuenta factores (p.e.: costos de transporte, vivienda o salud) que podrían afectar la visión que uno tiene al respecto. A esto añadió: “nos encontramos en un mundo de batalla a favor de la democracia, no en el mundo de los números”. A pesar de su constante optimismo, el Dr. Hartmann no pudo evitar mencionar su descontento con ciertos resultados: “estoy molesto porque hay una deterioración de los niveles democracia en todo el mundo, especialmente en Nicaragua, Venezuela y algunos países de África subsahariana”. Los conflictos, por su lado, demuestran cada vez ser más intensos, así como es el caso de México y Brasil. Esta es la razón por la que el exponente, describiendo la percepción de las personas su región nativa, aclaró: “en Europa tenemos el terrible sentimiento que la sociedad está desmoronandose”.

El foro continuó con dos presentaciones que rondearon especificamente el caso uruguayo, a cargo del profesor universitario Daniel Chasquetti y Alfonso Capurro, gerente del Departamento de Economía CPA Ferrere. El índice de transformacion en este país revela, contrario al de los demás países de la región, una cierta estabilidad económica y politíca. Aquí los valores no demuestran volatilidad, sino mas bien reflejan la solidez de las instituciones democráticas. Para determinar la transformación politica en Uruguay criterios como la participación política, separación de poderes, independencia judicial y la integración politica y social no pueden ser obviados. En todas estas categorías recibe Uruguay un máximo puntaje de 10, es decir, un rendimiento óptimo. Referente a la economía, en temas de sustentabilidad el país pierde puntos, sobre todo, en temas medioambientales y de educación. Esta estabilidad se debe a que el status quo se mantiene firme en en distintas áreas como por ejemplo en las políticas antimonopólicas y en cuanto a la liberalización del comercio exterior. Coincidieron los intelectuales en no quedarnos solo con los números de estos estudias, sino también ir al análisis, a la interpretación, porque en muchas ocasiones “los números viajan más rápido que las interpretaciones” y los resultados se pierden de contexto y dejan de ser aprovechables, ya que “los números son solo números si no representan una respuesta o cambio real para las sociedades.

Serie

Notas de acontecimientos

aparecido

Uruguay, 11 de junio de 2018