Brasil

http://www.kas.de/upload/auslandshomepages/medioslatinos/bilder/brasilien.jpg

Brasil es el mayor mercado de medios de América Latina, tanto en volumen como en facturación (WAN IFRA 2010). El auge económico que vive actualmente el país está siendo acompañado por un crecimiento de su mercado mediático, a medida que se van incorporando aquellos sectores relegados hasta el momento del consumo. Este fenómeno se observa con claridad en el ámbito de la televisión por cable, que se ha incrementado en los dos últimos años un 53% (LAMAC 2012), así como en Internet, que en 2011 ya ha sobrepasado los 27,5 millones de suscripciones fijas (ITU 2011). También los medios tradicionales están creciendo sustancialmente: En solo cinco años, la circulación total de periódicos creció de 400.000 a 1.500.000 (WAN-IFRA 2010). Según un informe de WAN IFRA, gran parte de este crecimiento es resultado de la venta de periódicos de bajo costo entre sectores de bajos recursos, como en el caso del diario Super Noticia, que –a un costo de 25 centavos por ejemplar- ya sobrepasó los números de venta del tradicional Folha de Sao Paulo. (WAN IFRA 2010).

La televisión es el medio de comunicación más popular en Brasil. En efecto, según una encuesta de IPSOS, el 89% de los encuestados había consumido ese medio el día anterior, mientras que un 62% había escuchado la radio y un 46% había consumido prensa escrita. Un 32% de los consultados había ingresado a Internet en los últimos 30 días (IPSOS EGM 2010). El consumo de medios se refleja en buena medida en la inversión publicitaria: En efecto, según las estimaciones de Zenith Optimedia para 2012, más del 62% del gasto publicitario se destinará a la televisión, seguido por un 15.6% a la prensa escrita. Se estima que solo un 5.8 % del gasto irá a parar a Internet y menos del 3% a radios (Zenith Optimedia, citado por WAN IFRA 2010).

Una situación de creciente preocupación para la prensa en Brasil es el deterioro de las condiciones para el ejercicio del periodismo. Si en las zonas rurales, los temas más espinosos para tratar son aquellos relacionados al medioambiente o la corrupción de políticos locales, en las zonas urbanas se han reportado incidentes entre periodistas que investigaban temas vinculados al crimen organizado, el tráfico de drogas y la corrupción. En los primeros cuatro meses de 2012 ya fueron asesinados cuatro periodistas (Naciones Unidas, 27.04.11 ). Durante 2011 fueron registrados asimismo varios asesinatos, aunque no en todos los casos se ha podido determinar si se trataba de muertes relacionadas al ejercicio de la profesión. Mientras que los informes de RSF (2012) reportan tres víctimas fatales, la SIP (2011) informa de cuatro casos y el CPJ reporta el asesinato de dos periodistas en relación directa con su profesión y la muerte de otros cuatro profesionales que estaba aún siendo investigada (CPJ 2012). El reporte de la SIP para 2011 informa asimismo de dos atentados, dos detenciones, ocho casos de agresión física y seis casos de censura judicial. También Reporteros Sin Fronteras (2011) refiere un creciente acoso judicial a los periodistas. Junto al caso del periódico O Estado de Sao Paulo, al que no se le ha permitido publicar una investigación sobre presuntas irregularidades cometidas por el hijo del ex Presidente Fernando Sarney, RSF destaca tres casos: Lúcio Flávio Pinto, denunciado hasta 30 veces por sus artículos sobre temas medioambientales; el documentalista José Huerta, que enfrenta ocho procesos judiciales por investigaciones relacionadas a los efectos del desarrollo turístico en Ceará y Carlos Santos, quien enfrentó 27 acciones judiciales, nueve interpelaciones y una multa en una demanda por injurias a la Alcaldesa de Mossoró, en Rio Grande Do Norte.

Por Ana Wendy Jacoby