Veranstaltungsberichte

"Nuestro deber: pugnar para que la persona pueda vivir en condiciones dignas y tener una buena calidad de vida"

La Legislación Uruguaya y los medicamentos de alto costo

Se realizó en la Fundación Konrad Adenauer oficina Montevideo una tertulia organizada por la Comisión Nacional de Jóvenes, con la especial participación del diputado por el Partido Nacional, Martin Lema.

Con una interesante concurrencia de jóvenes interesados en esta problemática, se discutió desde la raíz el asunto hasta su evolución al día de hoy.

El 15 de octubre del corriente año recibió media sanción la ley de Presupuesto Quinquenal. En ella se incluyen artículos de gran inconstitucionalidad en una materia relevante que son los medicamentos de alto costo para pacientes con determinadas enfermedades, eliminando así toda posibilidad obtención de los mismos y generando mayores desigualdades entre los propios usuarios.

El procedimiento para acceder a un medicamento cuando este no estaba considerado en la lista que posee el Fondo Nacional de Recursos, implicaba un proceso ante la justicia llamado “Acción de amparo”.

El artículo 216 de la Constitución prohíbe expresamente incluir temas que no correspondan al presupuesto. Existe la doble moral que nos plantea este tema, proponiendo mejores condiciones de vida con la creación de sistemas integrados para la salud y de cuidados a personas en situación de mayor vulnerabilidad. Se procura la prevención y la promoción de buena calidad de vida pero se genera, de forma paralela, la falta de acogimiento por parte del actual gobierno del ciudadano que adolece algún tipo de enfermedad.

Es de reconocer que las llamadas leyes de presupuestos se caracterizan, muchas veces, por tratar de forma implícita temas que no deben ser discutidos en ese ámbito. Estas merecen un análisis detallado y detenido. Nadie discute la importancia de esto por tratarse de un asunto de humanidad y de gran sensibilidad.

Es cierto que estos recursos que poseemos son finitos pero no se duda en desperdiciarlos en cosas irrelevantes como en publicidad para empresas del Estado, en avales improductivos, pagos a empresas desconocidas o en asesores para las carteras ministeriales.

El Diputado Martin Lema planteó, entre varias propuestas, la posibilidad de la creación de una comisión que estudie en plazos concretos caso a caso, antes de que la persona concurra a la vía de amparo. Si la persona entiende que se siguen lesionando sus derechos de forma ilegítima, igualmente podrá presentarse ante la justicia después. Acompañamos esa propuesta y todas aquellas que aseguren el bienestar social, colectivo e individual. Este tipo de instancias generan la discusión que debemos tener como actores políticos, la participación y la retroalimentación con nuestros representantes sobre los temas de actualidad de los cuales tenemos responsabilidad.

También es nuestro deber luchar contra la desigualdad que se genera condenando a muerte a aquellas personas que no pueden costear los medicamentos y a aquellos que tal vez pueden en un inicio hacerlo pero que tarde o temprano se podrían llegar a ver en las mismas condiciones de los primeros.

La juventud tiene la obligación como actor político y social de denunciar estas flagrantes violaciones a los derechos humanos y apoyar a la sociedad combatiendo las diferencias ya que nadie está exento de padecer una enfermedad y es nuestro deber pugnar para que la persona pueda vivir en condiciones dignas y tener una buena calidad de vida.

Reflexiones de Gonzalo Baroni, Juventud del Partido Nacional