Notas de acontecimientos

¿Cómo enfrentar la sequía en Guanacaste?

Programa Diálogos sobre el Bienestar ofrece plataforma para que los diferentes sectores: gubernamental, académico y organizaciones de la sociedad civil, hallen un espacio para dialogar y generar propuestas de mejora en la gestión pública y comunitaria del recurso hídrico.

Comprender el patrón característico de la sequía en Guanacaste para que las comunidades y el aparato institucional desarrollen capacidades que contribuyan en la reducción de los impactos sobre la seguridad hídrica y alimentaria. Y generar recomendaciones desde los sectores productivos y sociedad civil a fin de proveer a los tomadores de decisiones información que les permita prevenir, responder a tiempo y mitigar los impactos, fueron las aspiraciones del cuarto conversatorio del Programa Diálogos sobre el Bienestar, llevado a cabo el 21 de octubre en la provincia de Guanacaste.

Provincia azotada por una sequía extrema, que ha dejado pérdidas que rondan los 20mil millones de colones y que pese a una declaratoria de emergencia decretada por la Administración Solís Rivera, las soluciones no son aplicadas con la celeridad añorada por los perjudicados.

Ante esta situación crítica, la Universidad de Costa Rica, sede Liberia, la Fundación Konrad Adenauer, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, la Unión de Gobiernos Locales y el Centro de Investigación y Estudios Políticos organizaron el conversatorio: Gestión del Recurso hídrico en Guanacaste: coordinación interinstitucional para enfrentar el fenómeno del niño, que provocó a los 68 actores presentes a debatir entorno a tres aspectos: limitaciones del actual marco legal-Ley de Aguas de 1942-, efectividad de las políticas públicas en el tema de gestión del recurso hídrico y la forma de mejorar la vinculación interinstitucional e intersectorial en esta temática.

Los panelistas que colaboraron en la discusión fueron: Andrés Barrantes, experto en Gestión Ambiental y Desarrollo Local, José Miguel Zeledón, Director de Aguas del MiNAE y encargado del Programa Integral de Abastecimiento de Agua para Guanacaste – Pacifico Norte (PIAAG), Eunice Contreras, integrante del Comité Pro Defensa y conservación del agua de Sardinal y Leonardo Merino, Coordinador del Informe Estado de la Nación.

Andrés Barrantes moderó el conversatorio realizando preguntas específicas a cada uno de los expertos invitados y facilitando la discusión entre los representantes de asadas, autoridades municipales, funcionarios del sector público y productores.

Leonardo Merino, contó que el Informe Estado de la Nación ha registrado 134 conflictos por agua en 10 años, para hacer conciencia en que la presión por el uso de los recursos naturales será constante y aumentará producto de los efectos del cambio climático. “Lo que puede hacer un país chiquito como Costa Rica, es tener buenas herramientas para resolver ese conflicto, utilizando planes reguladores e información actualizada que acompañe los criterios técnicos”.

Director de Aguas del MiNAE, aclaró dudas y cuestionamientos entorno la iniciativa denomina: “Directriz para el ordenamiento de las labores de prevención para atender la situación de la sequía en la región Pacífico Norte y Pacífico Central”, ratificada el 25 de julio por el presidente Luis Guillermo Solís y la presidente Ejecutiva del AyA.

“El PIAAG tiene como objetivo asegurar el aprovechamiento óptimo del recurso hídrico en esta región, para satisfacer las demandas de agua por parte de las comunidades y las distintas actividades productivas, así como el mejoramiento del acceso al agua en cantidad y calidad adecuada. Para ello contempla cuatro ejes estratégicos:

  • Seguridad hídrica para las comunidades (Derecho Humano acceso al agua – sistemas de AyA y Acueductos Comunales – ASADAS)

  • Seguridad alimentaria (Incremento de la producción alimentaria con sistemas de riego)

  • Necesidades de agua de los ecosistemas (Promover la sostenibilidad de los ecosistemas)

  • Gestión de aprovechamiento sostenible (mejorar el aprovechamiento del agua disponible, con prioridad el agua subterránea)
La representante de la sociedad civil, Eunice Contreras, reclamó a la institucionalidad: Dirección de Aguas y Acueductos y Alcantarillados, la falta de atención e involucramiento de los actores comunales en la construcción de las soluciones que requieren sus comunidades.

“Aquí en Sardinal hay como 6 caseríos donde no disfrutan del agua potable, tienen pozos secos. Al AyA le hemos enviado cartas y se ha negado totalmente a llevarles tuberías, pero sí al Coco, no a la gente si no a los desarrollos que hay ahí, es inmenso, exagerado, pero no para la gente humilde de playas del Coco.”

Y agregó: “el interés por los mantos acuíferos, no solo de Sardinal, sino en todo Guanacaste, es para beneficiar a los desarrollos de las empresas privadas. No estamos en contra de los desarrollos, estamos en contra de la privatización, del mal uso irracional de nuestro recurso, que sea armónico con absoluto respeto de la naturaleza. No queremos vivir lo que están viviendo nuestros pueblos hermanos, Playa Hermosa y Playa Panamá, que tienen los mantos acuíferos salinizados. De esto quieren culpar a Sardinal, pero los culpables son quienes entregaron permisos, sin importar el desarrollo sostenible, que incluya a los pobres. El Coco está recargado de construcciones y esa es la desesperación de querer llevar agua a los cerros turísticos de El Coco, para terminar las construcciones que hoy están a medio palo, sin terminar”.

Los participantes solicitaron a la Fundación Konrad Adenauer y a las otras instituciones organizadoras realizar un segundo conversatorio que incluya más actores institucionales y de la sociedad civil, para informar y construir acuerdos.

Compartir