Reuters / Alexandre Meneghini

Reportajes internacionales

Cuba a un año de las protestas del 11J

de Hans-Hartwig Blomeier, Laura Philipps

Las raíces del conflicto y sus consecuencias perduran – no hay mejora a la vista

A un año de las históricas protestas en Cuba, las perspectivas para la isla siguen desilusionando. El 11 de julio de 2021, la población civil cubana salió a las calles para manifestarse en contra de la situación precaria padecida durante décadas, misma que se había visto exacerbada notoriamente en el contexto de la pandemia de Covid-19. Desde entonces, la situación de los cubanos no ha mejorado mucho, todo lo contrario: Un número creciente de cubanos se ve forzado a salir de su país debido a una situación económica que va empeorando cada vez más. Los que se quedan siguen padeciendo una violación flagrante de derechos humanos fundamentales, aparte de la precaria situación socioeconómica.

Una crisis económica y social constante

El 11 de julio de 2021, día también conocido como 11J, Cuba se vieron las mayores protestas desde hace más de 20 años. Miles de manifestantes salieron a las calles a todo lo largo y lo ancho del país para protestar contra la escasez de bienes y alimentos, las dificultades económicas, la reacción del gobierno frente al Covid-19 y la falta general de libertades básicas. La magnitud de los sucesos fue capturada por celulares: manifestantes atacando patrullas y saqueando negocios estatales por un lado e intervenciones masivas y violentas y detenciones por parte de las fuerzas de seguridad por el otro. Según las documentaciones de organizaciones internacionales de derechos humanos, el Estado procedió a cortar el Internet, efectuar detenciones arbitrarias y aplicar un uso excesivo de violencia (incluyendo a policías disparándoles a manifestantes). También se mencionó la existencia de una larga lista de personas desaparecidas. Según el grupo Justicia, dedicado a la defensa de los derechos humanos, son por lo menos 1,470 cubanos[1] los que fueron detenidos después de las protestas por haber participado en las manifestaciones. El número exacto de desaparecidos se sigue desconociendo. Además, aún hay numerosos juicios en curso: Algunos manifestantes fueron condenados a hasta 25 años de prisión por “sedición”.

Por otra parte, la pandemia de Covid-19 tuvo repercusiones devastadoras sobre la economía cubana, ya que se paralizó el turismo y disminuyeron considerablemente las remesas. Como consecuencia, el PIB se redujo casi por un 11% en 2020[2]. Si bien el turismo logró recuperarse ligeramente este año, las condiciones de vida de la población se volvieron a empeorar debido a que los alimentos[3] y otros bienes básicos como medicamentos escasean extremadamente, si no es que faltan por completo. Además, no es sorprendente que Cuba sea el único país en el continente americano que no proporciona los datos necesarios para elaborar el índice de pobreza del Banco Mundial. Por otra parte, fuentes no oficiales indicaban desde antes de la pandemia que cerca de una quinta y hasta una tercera parte de los cubanos estaban “en peligro” o “amenazados por la pobreza”. Sin lugar a dudas, esta situación ha empeorado drásticamente en el contexto de la pandemia[4].

Además, a finales de 2020 y bajo la presión del dramático colapso de la economía, el gobierno había anunciado una reforma monetaria histórica encaminada a reducir el déficit de la balanza comercial mediante la devaluación de la moneda cubana. Sin embargo, también iba de la mano con una masiva reducción de subsidios para evitar que el déficit presupuestario de Cuba se saliera de control. Esto significó en la práctica que se eliminó la doble moneda. Anteriormente, el Peso Cubano (PC) estaba destinado al uso interno, mientras que el Peso Cubano Convertible (PCC) era paritario con el dólar estadounidense. Frente a la actual tasa de inflación de un increíble 73%[5], la reforma implementada en enero de 2021 llegó a agudizar aún más los problemas de los cubanos. Además, el Peso Cubano perdió efectivamente la mitad de su valor en los últimos dos meses.


Activismo y derechos humanos: La opresión social sigue siendo pan de cada día

En las últimas décadas, las organizaciones de derechos humanos han informado repetidamente sobre la brutal opresión y la censura ejercidas por el gobierno cubano en lo que concierne las libertades de expresión y de prensa y la garantía fundamental de los derechos humanos. A pesar del cambio generacional en el liderazgo político entre 2018 y 2021, mismo que implicó también la introducción de una nueva Constitución, no ha cambiado el carácter dictatorial y autoritario del régimen cubano. Si bien por primera vez en seis décadas, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, no es un miembro directo de la familia Castro, no fue sorprendente que su entrada al poder no provocara cambios esenciales en el gobierno del país bajo el régimen Castro de los últimos 60 años. Los entrelazamientos entre la persona de Díaz-Canel, el partido comunista y las fuerzas armadas eran y siguen siendo demasiado estrechos como para lograrlo.

El autoritario sistema unipartidista en Cuba excluye al público en general de cualquier verdadera participación política. La Dirección de Inteligencia (DI) desempeña un papel importante en la supresión de opiniones disidentes y sigue ejerciendo una gran influencia en prácticamente todos los aspectos del Estado. Activistas, miembros de grupos disidentes e incluso actores independientes en el arte, el periodismo y otras áreas son sistemáticamente vigilados y regularmente interrogados para ser callados o chantajeados. Por ende, los movimientos de oposición como la MUAD (Mesa de Unidad Democrática) han estado expuestos a continuas represalias, y varios de sus miembros han sido detenidos. Además, el aparato de poder cubano no se limita a presionar a los disidentes individuales mismos, sino también a sus amigos y familiares para lograr que salgan definitivamente del país y que así suspendan sus actividades por lo menos dentro del mismo país.

Según el Freedom House, la situación de las libertades de expresión y de prensa en Cuba sigue preocupante. En agosto del año pasado, el gobierno publicó el decreto 35, mediante el cual se limita notablemente la libertad de expresión de los cubanos en Internet, a la vez que se amenaza la privacidad de los usuarios. El decreto que a largo plazo persigue el objetivo auto-declarado de “defender” la Revolución cubana, obliga a los operadores de servicios de telecomunicaciones a interrumpir, suspender o terminar sus servicios si un usuario publica información que en ojos de la dictadura sea falsa o “afecte la moralidad pública”.

En los últimos años, el acceso a Internet ha influido considerablemente en la vida en la isla, y dicho acceso se ha ampliado notoriamente desde diciembre de 2018. Los cubanos están cada vez menos aislados de lo que pasa en el mundo entero, pueden acceder a información, crear contenidos independientes (que siguen siendo ilegales) y compartir sus opiniones políticas en línea, tanto entre ellos como fuera de Cuba. A su vez, la comunidad internacional dispone de más información en tiempo real y se entera mucho más de la situación política, económica y social del país. De esta manera, en los últimos años ha sido posible documentar y publicar los encarcelamientos encargados por el gobierno y las vejaciones en contra de los miembros de la oposición involucrados en manifestaciones por la paz en Cuba. Sin lugar a dudas, el régimen cubano no ve con buenos ojos esta creciente transparencia, lo cual ha llegado a provocar las contramedidas arriba mencionadas (decreto 35).

 

Apogeo del éxodo cubano

Al ver las cifras de migración, se observa que este año, más cubanos que nunca antes están saliendo de su país. La isla está viviendo la peor caída económica en décadas. Tan sólo en los primeros dos meses del año 2022, casi 30,000 cubanos intentaron migrar a los Estados Unidos, pasando en su mayoría por México. Hay datos de meses anteriores que muestran un promedio de entre mil y dos mil por mes. El gobierno estadounidense pronostica alrededor de 150,000 migrantes cubanos[6] para el año 2022.

Las estadísticas demuestran[7] que el crecimiento demográfico en Cuba tiende a cero. Este hecho se debe a que la mayoría de las personas involucradas en esta nueva ola de éxodo son jóvenes cubanos que podrían contribuir al futuro del país. Es previsible que en un futuro no muy lejano el país registre un crecimiento demográfico negativo. Las consecuencias sociales y económicas para el futuro de Cuba serán notables.


Relaciones internacionales

Desde hace décadas, Cuba está sometida a un amplio embargo por parte de los Estados Unidos. Si bien es cierto que el gobierno de Joe Biden retiró algunas de las restricciones impuestas por Donald Trump, las nuevas protestas en contra del régimen en julio pasado y el continuo empeoramiento de la situación humanitaria en la isla vuelven a complicar las perspectivas políticas. En julio de 2021, el gobierno de Joe Biden condenó la brutal manera de proceder del gobierno cubano frente a los manifestantes e impuso sanciones específicas en contra de varios funcionarios por su vinculación con la represión de manifestantes. Sin embargo, en mayo de 2022 la Casa Blanca anunció una serie de medidas para retirar las restricciones en la isla, tales como la intensificación de vuelos provenientes de Estados Unidos, la reintroducción de un programa para la reunificación familiar y el levantamiento del tope para remesas familiares, para así reaccionar a las precarias condiciones sociales.

Por su parte, la Unión Europea publicó en marzo pasado una declaración del Alto Representante Josep Borrell que en nombre de la Unión Europea se pronunciaba sobre los juicios y las condenas en el contexto de las manifestaciones de los días 11 y 12 de julio de 2021. En dicha declaración se condena la falta de transparencia y la arbitrariedad con que el gobierno ha estado manejando estos procedimientos judiciales[8].

Además, la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con los Países de Centroamérica (DCAM) criticó al gobierno cubano por haber impedido el viaje de algunas madres de prisioneros del 11J que se iban a reunir con diputados y representantes de organizaciones internacionales de derechos humanos. Con estos hechos de fondo, los miembros del Parlamento Europeo exigieron el establecimiento de un diálogo constructivo entre Cuba y la Unión Europea, alegando que a tal fin era indispensable que el gobierno cubano respetara la libertad de expresión de los ciudadanos cubanos. Sin embargo, hasta la fecha no existe un posicionamiento más contundente de parte de la Unión Europea para condenar las detenciones arbitrarias y la permanente violación de los derechos humanos, el cual numerosos movimientos de oposición en Cuba reivindican desde hace mucho tiempo.

Con respecto a la relación bilateral entre México y Cuba, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha seguido intensificando sus relaciones con el presidente cubano en los últimos meses, y no se ha abstenido de darle claras muestras de esta alianza a la comunidad internacional. Por primera vez lo hizo al darle un trato especial protocolario a Díaz Canel, quien participó como único invitado especial extranjero en la celebración de la fiesta nacional mexicana el 16 de septiembre de 2021. Además, AMLO boicoteó la Cumbre de las Américas en Los Ángeles a principios de junio, alegando que diferentes países de la región habían sido excluidos. Se trataba de tres países con regímenes autoritarios, a saber Cuba, Venezuela y Nicaragua. Con ello manda un claro mensaje sobre su posicionamiento en términos de política exterior: una afrenta para Estados Unidos (que sigue siendo de lejos el socio comercial y económico más importante de México) como anfitrión de la Cumbre de las Américas y una alianza con regímenes claramente anti democráticos y autoritarios en el continente.

En el área socioeconómica, México anunció un programa especial mayor a 6 millones de dólares estadounidenses[9] para la cooperación al desarrollo con Cuba en el marco de la iniciativa “sembrando vida”[10]. El acuerdo se cerró en mayo de 2022 durante la visita del presidente mexicano a Cuba. Además, se pactó la contratación de 500 médicos y la adquisición de vacunas cubanas contra el Covid para niños. Esto provocó una serie de reacciones contrarias, sobre todo en México, ya que las vacunas aún no están admitidas. Además, en el sector salud mexicano hay más de 50,000 médicos desempleados cuyo sueldo promedio se eleva a 20,000 pesos. AMLO les prometió a los médicos cubanos un sueldo de más de 140,000 pesos al mes[11].

 

Perspectiva

Las protestas 11J del año pasado marcan un notable antes y después: Por primera vez en la historia moderna de Cuba, grandes partes de la población pudieron organizarse rápida y eficientemente en toda la isla para salir a las calles y protestar en contra de las precarias condiciones de vida a las que se enfrentan todos los días. Comparado con otras protestas en la isla, las protestas 11J recibieron mucha atención mediática internacional, lo cual durante poco tiempo llevó a una (cautelosa) esperanza en movimientos prodemocráticos dentro y fuera del país que llevan décadas luchando por un cambio de régimen para lograr una transición pacífica y democrática. Pero como era de esperarse, en un mundo marcado por un flujo ininterrumpido de información y la sucesión de crisis internacionales, la atención de la comunidad internacional permaneció en Cuba sólo por un tiempo limitado. Pero más allá de condenar fuerte y decididamente las permanentes violaciones de derechos humanos a las que están sometidos los cubanos en su vida diaria, la comunidad internacional tiene que enfrentarlas con acciones concretas en el marco del derecho internacional.

 

 

[1]https://www.diariolasamericas.com/america-latina/van-1470-personas-detenidas-las-manifestaciones-del-11j-n4249728

[2] https://datos.bancomundial.org/indicator/NY.GDP.MKTP.KD.ZG?locations=CU

[3] Según fuentes no oficiales, en junio de 2022 ¡cada hogar cubano tenía derecho a recibir un máximo de 5 huevos al mes!

[4] https://diariodecuba.com/cuba/1604935788_26332.html

[5]https://www.radiotelevisionmarti.com/a/tasa-de-inflaci%C3%B3n-en-cuba-alcanza-un-impactante-73-31-/328189.html

[6]https://www.nytimes.com/2022/05/03/world/americas/cuban-migration-united-states.html

[7] https://worldpopulationreview.com/countries/cuba-population

[8]https://www.consilium.europa.eu/en/press/press-releases/2022/03/30/cuba-declaration-by-the-high-representative-on-behalf-of-the-eu-on-the-trials-and-sentences-related-to-the-demonstrations-of-11-and-12-july-2021/

[9]https://www.14ymedio.com/internacional/Mexico-anuncia-seis-millones-dolares-programa-cooperacion-Cuba_0_3337466228.html

[10]Según el gobierno mexicano, “Sembrando Vida” es un programa que pretende contribuir al bienestar social de la población rural mediante la promoción del auto-abastecimiento de víveres.

[11] https://apnews.com/article/ap-verifica-530055840820

 

Compartir