Coloquio

No repartir la torta, sino hornear una nueva, mujeres en la política uruguaya

La Máquina de Aprender

Detalles

La Máquina de Aprender
La Máquina de Aprender

Incluso en un Estado sólidamente democrático como Uruguay, no existe una representación adecuada de las mujeres en la política. Esto complica la representación democrática en un país a menudo citado como modelo en América Latina por su confianza en la democracia y en las instituciones.

En el marco de una mesa de discusión político-académica organizada por la KAS sobre el tema «Representación política de las mujeres», destacados invitados debatieron sobre la falta de paridad y sus consecuencias negativas para la calidad de la democracia. Se trata del tercero de cinco eventos con el objetivo de mantener discusiones de alto nivel sobre la mejora de la democracia uruguaya.

En la primera parte del evento, la politóloga Niki Johnson, de la Universidad de la República (UdelaR), analizó el statu quo actual de la participación de mujeres en la política en Uruguay. Discutió las medidas que se han tomado en relación con la paridad en la política y dejó en claro que se necesita trabajar en aumentar la proporción de mujeres para mejorar la democracia.

 

A continuación, el profesor Daniel Buquet (UdelaR) y Magdalena Furtado, representante de ONU Mujeres en Uruguay, hablaron sobre las razones por las que un país con el nivel más alto de confianza en la democracia de la región tiene un desempeño por debajo del promedio en cuanto a la proporción de mujeres en la política. Además de la desigualdad de género estructural general, también mencionaron obstáculos institucionales como la legislación electoral y la práctica de la política partidaria. Al respecto, la Furtado subrayó la gran importancia de una nueva política de reformas y legislación que no reparta equitativamente la torta, sino que la hornee de nuevo.


La primera parte del evento sirvió de insumo para una mesa de diálogo entre políticos de la coalición de gobierno y la oposición. Participaron: Laura Raffo (líder del Partido Nacional en Montevideo); Pablo Mieres (Partido Independiente), ministro de Trabajo y Asuntos Sociales; Irene Moreira (Cabildo Abierto), ministra de Vivienda; y Carmen Sanguinetti (Partido Colorado), senadora. De la oposición participó la vicepresidenta del Frente Amplio, Verónica Piñeiro. Cada uno de los panelistas habló extensamente sobre los progresos de sus respectivos partidos en lo que refiere a la participación política de las mujeres. También se abordaron los obstáculos para esto, tanto dentro de los partidos políticos como en la sociedad. Todos coincidieron en que la democracia debe caracterizarse por la paridad para reflejar la representatividad. Sin embargo, para que una sociedad se encamine hacia una mayor paridad en la política, esta no debe valorarse únicamente como un modelo más justo, sino como una realidad de la que toda la sociedad obtiene un valor agregado.

 

Los organizadores quedaron satisfechos con la presencia de casi un centenar de invitados en el lugar y 230 visitantes virtuales. En los próximos paneles se tratarán otros dos temas de singular importancia para la democracia uruguaya: la descentralización democrática y el debate sobre un mecanismo institucional que aumente los poderes del presidente. La fecha exacta se anunciará más adelante.

 

Puede ver el evento aquí

Compartir

añadir al calendario