Notas de acontecimientos

Desayuno CED KAS :: Coyuntura política y económica

Los desayunos de coyuntura política y económica organizados por la Fundación Konrad Adenauer en Montevideo (KAS) y el Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) procuran brindar información de calidad sobre la coyuntura uruguaya.En esta instancia disertaron el economista Ignacio Munyo sobre la de coyuntura económica y el doctor Adolfo Garcé sobre la coyuntura política.

“Soy moderadamente optimista a corto pero estoy preocupado por el largo plazo”, expresó Ignacio Munyo en su disertación sobre la coyuntura económica.

El primer disertante ofreció algunos indicadores de la situación actual de la economía en el país:

•aumento de desempleo (18.000 más que el año pasado)

•crédito estancado

•descenso en la venta de auto

•descenso en la importación de bienes intermedios

Respecto a las proyecciones, Munyo explicó que la situación de la economía uruguaya se explica en mayor proporción por los factores externos (condiciones financieras, precios de los commodities, actividad económica regional) que por los factores internos (estabilidad económica y gasto público).

Respecto a los factores externos, estos se correlacionan fuertemente con el valor del dólar y las tasas de interés internacionales. Munyo llamó la atención sobre la sincronicidad de las variaciones en las bolsas en diferentes países y la dependencia que estos tienen de las políticas de la Reserva Federal. “Hay capitales disponibles pero no somos capaces de generar proyectos atractivos para atraerlos”, comentó el disertante.

Respecto a China, Munyo comentó que aun con variaciones a la baja de los indicadores, este país incorpora millones de nuevos consumidores anualmente, por lo que conservará su importancia como factor externo. Respecto de los vecinos, comentó que tanto Argentina como Brasil estaban mejorando sus indicadores y ordenando su situación institucional, lo que permitía ser optimista respecto al futuro.

En cuanto a los factores internos, el disertante destacó la solidez institucional del Uruguay y la menor dependencia del dólar respecto a la deuda. El punto crítico radica en un gasto público que aumentó en forma notoria en los últimos años. Mientras que de 2006 a 2011 la relación entre gastos y crecimiento se mantuvo estable, a partir de ese año se produjo un aumento desmedido del gasto público y un aumento del déficit. Por otro lado, el economista destacó que este aumento del gasto explica en parte el crecimiento de la economía en el país. Otro factor determinante fue la baja del precio del petróleo, que le permitió aumentar las ganancias a la empresa estatal Ancap.

Munyo concluyó su intervención llamando la atención sobre cuatro aspectos ineludibles en la agenda política para retomar la senda del crecimiento económico: educación, peso del Estado, inserción internacional y regulación laboral.

"Aunque parezca raro, es bastante probable que Danilo Astori sea candidato del Frente Amplio", señaló el politólogo Adolfo Garcé al comienzo de su intervención. Si bien el ministro tiene mucha oposición dentro de la coalición de Gobierno, opinó que su prestigio académico lo convierte en un factor relevante en las próximas elecciones presidenciales. Es además un excelente candidato para fuera del país, agregó el disertante. Después de este período, el Frente no tiene muchas promesas cumplidas que presentar al electorado. “En la opinión pública se instaló fuertemente la sensación de que el presidente José Mujica tiró la casa por la ventana”, afirmó Garcé. Y como se trata de un político avezado, sabe que difícilmente podrá revertir el piso histórico del Frente en cuanto a la popularidad del presidente Vázquez y la intención de voto de este. En este contexto, el contador Astori podría convertirse en una excelente opción para el Frente Amplio.

Respecto a la oposición, Garcé anotó que prevalecen las estrategias sectoriales sobre las partidarias. “Esto se vio claramente en el conflicto entre los sectores del Partido Nacional alrededor de la participación o no en las discusión con el Gobierno sobre políticas de seguridad”. Después del desgaste producido por la retirada de uno de los sectores de la mesa de conversaciones mientras el otro se mantenía, fue el presidente Tabaré Vázquez quien dio por terminadas esas instancias. “Al habilitar este gesto de autoridad, la oposición le permitió salir como ganador”, concluyó Garcé.

Informe de Manfred Steffen

Compartir