Notas de acontecimientos

Las cárceles en Uruguay

El taller trató sobre la situación de las carceles en Uruguay, tema complejo y que de a poco parece tomar fuerza en la agenda política. Como invitado asistió Álvaro Garcé, quien ejerció el cargo de Comisionado Parlamentario Penitenciario desde julio de 2005 hasta octubre de 2014.

La juventud del Partido Nacional participó del ciclo de talleres de trabajo, que organizan la Fundación Konrad Adenauer y la Comisión Nacional de Jóvenes del Partido Nacional en conjunto. El taller trató sobre la situación de las carceles en Uruguay, tema complejo y que de a poco parece tomar fuerza en la agenda política. Como invitado asistió, Álvaro Garcé, quien ejerció el cargo de Comisionado Parlamentario Penitenciario desde julio de 2005 hasta octubre de 2014. La charla fue en modo tertulia, con interacción y participación activa de los asistentes al taller.

A modo de introducción, Garcé, comenzó la charla refiriéndose a la mala situación de las carceles en Uruguay. “Son disfuncionales hace tiempo, funcionan mal” sostuvo. Mencionó que le preocupa el nivel creciente de violencia, y el aumento de las muertes.

Desde la época de la dictadura, los centros de reclusión no persiguen fines educativos, sino que la rehabilitación se centra en el trabajo de los reclusos. Ellos están expuestos constantemente a situaciones violentas, consumo de drogas, y al “ocio forzado”. Este último lo definió como deberían trabajar, estudiar, pero no tienen otra alternativa.

Según Garcé, el sistema sufre dos grandes problemas: la “prisionización” y la falta de presupuesto. En un período de 20 años, la población carcelaria se multiplicó por 3. La densidad de  las carceles es muy grande, y el hacinamiento abunda en ellas. Se considera hacinamiento crítico por encima del 120%, y los peores casos se viven en Santiago Vázquez.

En de Agosto de 2010, se logró consenso entre los 4 partidos políticos con representación parlamentaria en ese momento, para crear un servicio descentralizado encargado del sistema penitenciario nacional. La ley de Presupuesto del año 2011, incluyó dentro de sus artículos, la creación de un sistema carcelario unificado, llamado Instituto Nacional de Rehabilitación. Esto permite institucionalizar y proyectar con políticas de corto, mediano y largo plazo, una estructura clave para el Uruguay del futuro.

Existen proyectos que quieren al sistema carcelario fuera de la órbita del Ministerio del Interior, por control del espacio institucional por ejemplo. Sobre este tema, Garcé nos dio su punto de vista. Sostuvo que ni el Ministerio de Educación y Cultura, ni el Ministerio de Desarrollo Social están en condiciones de encargarse del sistema carcelario. Hizo énfasis en la idea de crear un servicio descentralizado que se vincule con el Poder Ejecutivo utilizando al Ministerio del Interior como intermediario de ambos. Centrándose en el trabajo, en la salud y la educación del individuo.

Luego, el taller prosiguió en forma de tertulia, en donde los presentes le realizaron varias preguntas interesantes al invitado. Una de las primeras preguntas fue sobre el aumento de penas. Garcé afirmó que está de acuerdo con el aumento de penas, siempre y cuando vaya de la mano con la mejora del sistema carcelario.  Otra de las preguntas que surgieron fue acerca de la tenencia de armas. El invitado aseguró que es necesario lograr una reglamentación de las armas, incentivando la tenencia responsable. Tambien se le preguntó acerda del derecho a voto. Surgieron dudas sobre el nuevo código del proceso penal, y sobre la seguridad interna, y/o externa de los establecimientos carcelarios. Esto se prestó para un largo intercambio entre el invitado y los presentes que enriqueció la conclusión final del taller.

Reflexiones de Wilson Ferreira Sfeir, Juventud del Partido Nacional

Compartir