Notas de acontecimientos

Nuevas formas de comunicación y política

En el día de hoy la Fundación Konrad Adenauer y la Fundación para la DemocraciaWilson Ferreira Aldunate ofrecieron una consultoría dirigida a los responsables decomunicación que trabajan con los legisladores de Alianza Nacional y al equipo de JorgeLarrañaga.

La actividad estuvo a cargo del Licenciado Federico Morales, encargado de la

campaña de Mauricio Macri en Argentina. La jornada tuvo lugar en la oficina de la

Fundación Adenauer en Montevideo y nos invitó a reflexionar sobre la forma en la que los

políticos se comunican con los ciudadanos.

En la última campaña en Argentina, la coyuntura política y social implicó un

desafío para el equipo de campaña. La comunicación estaba cambiando y las campañas

políticas tal y como estaban concebidas hasta ahora debían revisarse. Los tradicionales

medios masivos de comunicación ya no generaban los mismo efectos que diez años

atrás. La aparición de nuevos medios digitales, masivos y con alcance medible, planteaba

un nuevo escenario y un universo de posibilidades para el equipo. La comunicación digital

implicó reducir los costos y personalizar el contacto, adaptando los mensajes al medio. El

objetivo era la comunicación uno a uno, el candidato hablando al elector, sin

intermediarios.

Las plataformas sociales resultaron un canal ideal para la campaña. A través de

una estrategia digital específica lograron posicionar al candidato en la opinión pública.

Esto significó un gran esfuerzo para lograr adaptar el mensaje político y entrenar a los

equipos para trabajar bajo esta nueva metodología.

Las herramientas digitales nos permiten segmentar las audiencias y lo que es más

importante: generar contenidos específicos para cada una. Así podemos comunicarnos a

partir de los intereses que nos unen, generando empatía con los electores, hablando su

mismo idioma y sobre todo conversando sobre los temas que convocan a cada uno. La

personalización de los mensajes logró un impacto positivo y concluyó en un fuerte

compromiso de los simpatizantes.

La estrategia de voluntariado implicó que las personas participaran en la campaña

desde el lugar en el que se sintieran más útiles. Esto cambió el paradigma en torno a la

participación política ya que la persona que ofrece su trabajo decide el grado de

compromiso que puede o quiere asumir. El partido no va hacia los voluntarios, sino que

los voluntarios vienen al partido y encuentran un lugar. Desde las acciones más

pequeñas hasta aquellas más planificadas, buscaron replicar el mensaje en todos los

niveles y direcciones.

Finalmente, sabemos que el objetivo inicial fue alcanzado. Macri ganó la

presidencia de la nación y el frente Cambiemos logró imponerse en varias provincias. La

campaña digital jugó un rol preponderante en todo el proceso eleccionario y permitió

conectar a la política con los ciudadanos de una forma distinta. Ahora se presentan

nuevos desafíos y tienen que ver con comunicar desde el gobierno y mantener el vínculo

construido con la gente a través de las redes. Por otra parte, debemos reflexionar con

respecto a la posible implicancia que tendría en Uruguay una estrategia como la que se

empleó en la campaña electoral argentina. Si bien la estructura de partidos en nuestro

país es mucho más rígida, debemos empezar a pensar en clave de futuro. Si las

herramientas digitales nos permiten estar más cerca de la gente, allí debemos estar.

Reflexiones de Lic. María Sara Abella

Compartir