Notas de acontecimientos

¿Por qué un taller de escritura?

Vivimos en una era donde la comunicación se ha transformado de una manera radical. La inmediatez y la cercanía y la necesidad de compartir la información en el mismo momento en que se genera nos ha llevado a crear y a utilizar nuevas formas de transmitir los mensajes.

También ha cambiado el tipo de mensaje que transmitimos y que recepcionamos de diversos medios y por diversas vías; Twitter, Facebook, Instagram, Snapchat, han pisado fuerte en el mundo de la comunicación y han sido claves en algunos de los procesos sociales de mayor impacto que hemos visto en los últimos tiempos (Primavera árabe; movimiento de los indignados; marchas estudiantiles; protestas contra el régimen de Maduro en Venezuela, etc).

Esto ha traído aparejado un cierto riesgo que podemos evidenciar muy fácilmente; estamos sustituyendo la generación y transmisión de contenidos por la transmisión y generación de hechos; y eso, en última instancia, nos está dejando “vacíos”. Para quienes participamos activamente en la vida política de nuestras comunidades y conformamos redes de agentes políticos integrados a movimientos regionales o globales, esta realidad representa todo un desafío.

Nos encontramos con la necesidad de reflejar nuestra actividad a través de las nuevas formas de comunicación que reclaman inmediatez, brevedad y simplicidad en los mensajes, pero sin dejar de lado la generación de contenido, de ideas y de principios que sustenten nuestro accionar y nuestros mensajes.

Las ideas, las reflexiones, los pensamientos; para que se transformen en los cimientos de nuestra actividad como agentes transformadores de la realidad tienen que ser conocidos y difundidos y tienen que perdurar en el tiempo, convirtiéndose en insumos a los que echaremos mano en el futuro y que le servirán a otros para saber qué pensamos y dónde estamos parados.

La necesidad de escribir, de elaborar contenido; es uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan nuestras estructuras políticas, sobre todo en Partidos y movimientos de larga data que se enfrentan a verdaderas transformaciones filosóficas que sacuden y modifican algunos conceptos que antes eran muy claros y que sirvieron de base para definirnos en el pasado pero que actualmente no está muy claro qué quieren decir.

Pero el ejercicio de escribir, y sobre todo escribir en política, implica estar preparados. Y estar preparados significa tener claro qué queremos decir; a quién se lo queremos decir y para qué lo queremos decir. Es por ello que se torna imperante contar con espacios donde nuestros jóvenes puedan encontrar las herramientas necesarias que les permitan comunicar y plasmar sus ideas, sus reflexiones y sus puntos de vista sobre los más diversos temas y que estos mensajes no queden en la nada sino que sean herramientas transformadoras de la realidad.

Como movimiento de jóvenes, conscientes de nuestras limitaciones a la hora de elaborar y transmitir contenido; pero conscientes también de la responsabilidad que tenemos de generar insumos para debatir la sociedad en la que vivimos, proponemos la realización de un espacio/taller, mediante el cual podamos adquirir las habilidades lingüísticas y expresivas, las normas básicas de escritura, los estilos y la organización que nos permita generar artículos de opinión que reflejen nuestra preocupación por el mundo que nos rodea, y del que somos principales agentes de transformación.

Reflexiones de Diego Silveira y Juan Rodríguez, Uruguay

Compartir