Notas de acontecimientos

¿Somos conscientes de lo que pasa en el parlamento?

En el marco del ciclo de talleres se organizó un encuentro que dio lugar a una instancia de diálogo acerca del trabajo parlamentario. En esta oportunidad, contamos con la presencia de Gerardo Amarilla, Abogado, Diputado por el departamento de Rivera y Presidente de la Cámara de Representantes en la corriente legislatura.

El Poder Legislativo es uno de los tres poderes clásicos del Estado, junto con el Ejecutivo y Judicial, cuya función predominante es legislar. Para ello el Parlamento está conformado por cuatro órganos: Cámara de Representantes, Cámara de Senadores, Asamblea General y la Comisión Permanente. Además de la actividad legislativa, los parlamentarios, tienen el deber de representar a la ciudadanía y la de ejercer cierto contralor sobre los otros poderes del Estado, en un régimen de cooperación y armonización, buscando el equilibrio entre los tres poderes y poniendo en funcionamiento el sistema de “frenos y contrapesos”. En pos de la actividad de control, los parlamentarios cuentan con la facultad de utilizar los Institutos, previstos constitucionalmente, de Interpelación o Llamado a Sala y Censura, dirigidos a los miembros del Poder Ejecutivo y tienen la potestad de juzgar, utilizando el mecanismo – también previsto constitucionalmente – de Juicio Político, éste último dirigido a todos los gobernantes nacionales y departamentales. Otra de las tareas inherentes al Parlamento es la función de designación, los parlamentarios son quienes eligen a los miembros de los órganos de contralor del Estado, de la Institución Nacional de Derecho Humanos, del Comisionado Parlamentario de Cárceles y a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia.

El Parlamento funciona bajo límites jurídicos impuestos constitucionalmente, pero su dinámica tiene un motor político. En otras palabras, el cómo se hace una ley, en qué tiempo, etc., les está impuesto; pero no están obligados a dictar tal o cual ley, esto, en última instancia, está determinado por la voluntad política.

Nuestro país desde el año 2005 se encuentra en una situación en la cual un partido político tiene mayoría absoluta en los componentes de cada Cámara, lo cual implica que en la agenda parlamentaria se resuelve en primer término lo dispuesto por la bancada mayoritaria. “Como partido intentamos convivir con esa situación y ver cómo, a pesar de eso, generar incidencia política en el gobierno”, expresó el expositor. El hecho de incidir en la agenda política en un contexto de mayorías, es para Amarilla, uno de los principales desafíos del trabajo parlamentario. “El partido se ha dado mañas para, en este contexto adverso, incidir en la agenda, colocando temas y sacando otros y además se impone en el debate ideológico de los temas”, sostuvo el legislador.

Otro de los desafíos de la labor parlamentaria analizado en el taller es el impacto en la opinión pública, el mensaje que se transmite a la gente, en palabras del legislador “cómo comunicamos lo que el parlamento hace”. En este aspecto, Amarilla, recalcó la importancia de la transparencia y comunicación parlamentaria manifestando que es menester “recuperar la comunicación y mejorar el acceso” y que para ello se está “trabajando en el tema de los canales de comunicación pública”.

Como Presidente de la Cámara de Representantes, el Diputado Amarilla, asume otras tareas, además de las propias del cargo de Diputado, como son la coordinación de la agenda legislativa, moderar, y la extensión parlamentaria, lo cual también le implica un desafío.

Para finalizar el taller, el Diputado, nos puso al corriente de los proyectos de trabajo que actualmente se están desarrollando en el marco de la extensión parlamentaria y estos son: “La transparencia y comunicación parlamentaria” en atención a la preocupación por la comunicación con la ciudadanía; “Evaluación de la ley de descentralización”; “Diálogo con el Uruguay Fronterizo” cuyo motivo es plantear la realidad de cada departamento estableciendo una política de frontera; “Puertas abiertas a la maternidad” programa que implica actividades tendientes al apoyo de la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad y luego del parto; “Parlamento inclusivo a la discapacidad” programa destinado a la promoción de la inclusión de personas con discapacidad y por último, se está trabajando en proyectos medioambientales.

Como reflexión, entiendo que el trabajo parlamentario es clave en la democracia. El Parlamento es la Institución democrática por excelencia en la cual se debe manifestar la voluntad popular y la diversidad social. Los parlamentarios representan y reflejan a la ciudadanía en sus diferentes opiniones. Por lo cual, resulta fundamental conocer sus tareas y cómo las ejercen. Es un asunto que nos atañe a todos como ciudadanos.

María Eugenia Radiccioni

Compartir