Notas de acontecimientos

“La Sostenibilidad como Estrategia de Negocios. El rol del CEO”

de Graciela Incer Brenes

TERCER CONVERSATORIO-DESAYUNO

En conjunto con la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED), la Fundación Konrad Adenauer organizó un conversatorio-desayuno con aproximadamente 85 CEOs, gerentes generales y presidentes de empresa el pasado 25 de octubre en el Costa Rica Country Club. El tema del conversatorio, en dicha ocasión, fue “La Sostenibilidad como Estrategia de Negocios. El rol del CEO”.

El ponente principal, el señor Ramón Mendiola, CEO de la empresa costarricense “Florida Ice & Farm” (FIFCO, también conocida como “Florida Bebidas”, una de las subsidiarias principales), compartió con los asistentes la estrategia de negocios que llevó a su empresa a un modelo de sostenibilidad. De 11.000.000 empresas participantes, “Florida Bebidas” fue reconocida como una de las 16 “campeonas en sostenibilidad e innovación” en el mundo, según el Foro Económico Mundial.

El señor Mendiola comenzó su ponencia con la exposición de las características y antecedentes de la empresa. “Florida Ice & Farm” fue fundada en 1908 por cuatro hermanos en Costa Rica. En los primeros años del siglo XXI, FIFCO diversificó su portafolio de bebidas hacia la producción de agua envasada, refrescos naturales, jugos, néctares, bebidas alcohólicas saborizadas y refrescos carbonatados. Actualmente también produce cervezas y opera en Guatemala y El Salvador.

Desde sus inicios, FIFCO ha contribuido a causas sociales y ambientales, primero desde una perspectiva más filantrópica, y luego a través de una estrategia de responsabilidad social empresarial (RSE), que incluye la proyección social y la gestión ambiental. En el 2008 aplicó un sistema de “Triple Utilidad”, que significa orientar las inversiones y las decisiones estratégicas tomando en cuenta no solo la dimensión económica, sino también la social y ambiental.

Con el fin de hacer realidad dicha estrategia, FIFCO aplica una ruta de trabajo de manera periódica que engloba cinco diferentes pasos:

  1. Consulta al público de interés: de manera regular, se realizan encuestan a distintos públicos meta, con el fin de recopilar datos y opiniones con respecto a la RSE, su importancia, las necesidades del país y su labor como empresa, etc.
  2. Planificación estratégica
  3. Definición de 12 objetivos en las tres dimensiones arriba mencionadas: tres ambientales, seis sociales y tres económicos.
  4. Medición del impacto: se recogen indicadores cuantitativos para medir el progreso.
  5. Reporte del progreso: se utilizan metodologías globales para reportar el progreso y rendir cuentas a la sociedad. También se han publicado reportes escritos.
Se mencionaron algunos proyectos destacados de responsabilidad en la dimensión social; uno de ellos, el más conocido, es el de consumo responsable de bebidas alcohólicas, denominado “Fórmula 2-3-4-0”. Dicho proyecto instruye a la sociedad en la cantidad de bebidas que hombres y mujeres pueden consumir para que sea considerado consumo moderado. Promueve la moderación como un valor (no solamente una conducta) y forma embajadores de consumo responsable. Se difunde a través de material físico, televisión e Internet.

Otro programa destacado es el de voluntariado, el “Elegí ayudar”. Gracias a este proyecto, se han realizado obras de distinta índole, como la construcción de acueductos en comunidades indígenas, la remodelación de casas y albergues en zonas de desastre y la remodelación de diferentes instituciones de bien social.

El ponente terminó su intervención animando a los CEOs y gerentes generales a invertir en RSE, pues la inversión en la dimensión económica “no es suficiente” . Agregó que solamente el 6% de las empresas invierten más del 5% en inversión social.

El conversatorio concluyó con breves intervenciones y felicitaciones del público.

Compartir