Notas de acontecimientos

Fortalecimiento Institucional de los partidos políticos: realidades y desafíos

de Sergio Araya

Foro IFED-KAS

El día 19 de abril el Instituto de Formación y Estudios en Democracia (IFED), bajo el auspicio de la Fundación Konrad Adenauer, organizó el Foro intitulado: “Fortalecimiento Institucional de los partidos políticos: realidades y desafíos”.

Con la asistencia de más de 70 participantes, entre los que destacaron, representantes de distintos partidos políticos inscritos ante el Tribunal Supremo de Elecciones y estudiantes universitarios de relaciones internacionales y ciencias políticas, el Foro permitió contar con el aporte de dos distinguidos doctores en Ciencias Políticas, expertos en sistemas de partidos políticos.

Intervinieron el alemán Peter Fisher-Bollin y el costarricense Rotsay Rosales Valladares.

El señor Fisher-Bollin disertó sobre la realidad actual de los partidos políticos, a partir de un análisis comparado de su situación en varios países de la Región y, especialmente en Alemania.

El politólogo alemán consideró como elemento central del sistema democrático formal al partido político. No obstante su relevancia y necesaria presencia en la dinámica política, sostiene el señor Fisher-Bollin, hoy la figura del partido político no goza del mayor nivel de aceptación y legitimación social. Esta situación demanda, según su valoración, de un proceso de fortalecimiento institucional que debe de partir por la recuperación efectiva de sus funciones sociales, a saber: de su rol exclusivo de agregación de demandas sociales diversas y, muchas veces antagónicas, y su correcta canalización hacia los órganos públicos de poder.

Esto exige a los partidos políticos modernos, darle un espacio privilegiado en su quehacer cotidiano al tema de lo programático, esto es, la construcción y formulación de propuestas concretas que puedan traducirse en políticas públicas claras y viables.

Además, sostuvo el expositor, es indispensable que los partidos políticos fortalezcan los vínculos y mecanismos de diálogo con los distintos actores sociales existentes en su entorno, a efecto de lograr una mayor representación social en el contenido y alcance de sus propuestas programáticas.

Señaló además el señor Fisher-Bollin que cada sistema de partidos existente, responde a las características específicas de índole cultural y social del país respectivo. Ello supone un rol determinante de la sociedad concreta en la forma en que su sistema de partidos en general y cada partido en singular, se comporten.

El señor Rosales Valladares abordó la realidad de los partidos políticos de Costa Rica particularmente, no sin dejar de hacer menciones sobre su situación en la Región Centroamericana, área en la cual trabajó la materia y conoce plenamente.

Coincidió el experto costarricense con la premisa de que “no existe Democracia sin partidos políticos”. Señala que aún no ha surgido en el marco institucional ningún otro actor capaz de asumir en forma adecuada y efectiva, las funciones sociales dadas a los partidos políticos por el sistema democrático representativo.

Asimismo reconoce el politólogo Rosales que los partidos actuales están en crisis y necesitan modernizarse, adecuándose a las características novedosas que poseen las sociedades contemporáneas.

Resaltó el señor Rosales Valladares en que cada partido político posee sus singularidades y que el fortalecimiento institucional debe reconocer y aceptar esta realidad.

Finalmente señaló que si bien los desafíos para los partidos políticos son de gran magnitud, no puede suponerse que cargan con toda la responsabilidad de acometerlos en forma exclusiva. La Sociedad también debe cumplir con su parte en este esfuerzo transformador pues los partidos son, en parte, el resultado y reflejo de lo reproducido al interior de aquella.

Tras un proceso de rico intercambio con los asistentes, la actividad concluyó dejando en el imaginario social de los presentes, la clara conclusión de que, pese a la crisis de legitimidad que encaran los partidos políticos, su concurso sigue siendo fundamental para el devenir del sistema democrático vigente.

Compartir