Notas de acontecimientos

Una aproximación analítica a las elecciones de Panamá

de Sergio Araya
El día 26 de agosto se efectuó el Conversatorio “Elecciones de Panamá y su impacto en la Región Centroamericana”.

La actividad se enmarca en el proyecto “Ciclo de Conversatorios CIAPA-KAS” que busca ofrecer una plataforma de análisis y reflexión crítica en torno a los principales temas de interés de la agenda política y social de la Región Centroamericana, así como propiciar un estudio sistemático de los principales aspectos que afectan las relaciones internacionales de los países del área en la presente coyuntura histórico-social.

El Conversatorio se llevó a cabo en la sede de CIAPA y contó con el aporte del reconocido analista político panameño Ebrahim Asvat.

La actividad permitió conocer y discutir sobre los aspectos estructurales del sistema político del país que, junto a los elementos de la coyuntura política-electoral, incidieron en el resultado registrado en los comicios celebrados el primero domingo de mayo de 2014.

En torno al primer eje temático señalado, el analista Asvat destacó las fortalezas institucionales de Panamá, entre las que mencionó el crecimiento sostenido de su economía, sustentado especialmente en las actividades de servicio y logística desarrolladas en torno al Canal; el desarrollo de importantes obras de infraestructura, como la ampliación del propio paso transoceánico; la explotación de yacimientos de cobre en minas con treinta años de vida útil proyectada.

A ello agregó el proceso de consolidación del marco institucional democrático construido desde el retorno a la democracia en 1989. Enfatizó el analista en el nivel de adherencia ciudadana al sistema político, reflejado en un porcentaje de participación electoral que alcanza el 80% del padrón de votantes. Además resaltó la solidez del Tribunal Electoral, en su condición de responsable de la organización, administración y supervisión del proceso electoral.

Este conjunto de elementos han sido vitales, a criterio del experto, para sobrellevar las vulnerabilidades que aún comporta la sociedad, como lo son: la desigualdad en indicadores de desarrollo humano y la asimetría territorial en materia de progreso material, lo que provoca una fractura social y territorial que ensancha las diferencias entre sectores sociales y provincias, fenómeno sintetizado por el analista en la frase: “Panamá es un país de brechas”.

Sobre los factores de orden coyuntural que se observaron en el reciente proceso político-electoral, Asvat indicó que en esta elección, a diferencia de las efectuadas en los últimos 25 años de vida democrática, se pudo apreciar una clara y muy directa intromisión en la dinámica del proceso, por parte del Presidente de la República, el señor Ricardo Martinelli, con el propósito de favorecer las aspiraciones de su partido Cambio Democrático de mantenerse en el ejercicio del poder.

Como muestra de lo antes señalado, planteó que, contra lo estipulado en el ordenamiento jurídico electoral vigente, el Presidente inscribió a su esposa como Candidata a la Vicepresidencia de la fórmula del partido oficialista y además mantuvo una activa e intensa presencia mediática, mediante pautaje publicitario que buscaba exaltar los logros de su gestión gubernamental.

A manera de ejemplo en torno a este último punto, el expositor comentó que por cada pauta publicitaria de un partido político de oposición, se daba una del partido de gobierno y ocho anuncios de propaganda de gobierno.

Inmerso en una política impulsada desde la Administración Martinelli que favoreció la constitución de una red clientelar para la recepción de subsidios y apoyos estatales, debidamente acuerpada por un presupuesto público que creció exponencialmente, gracias a la pujanza de la economía panameña, el partido de gobierno procuró capitalizar este escenario.

No obstante y contra lo proyectado en muchas de las encuestas de opinión, en la recta final de la campaña, de forma inusitada, el candidato opositor del Partido Panameñista, quien a su vez formó parte del actual Gobierno, como Vicepresidente de la República y Ministro de Relaciones Exteriores en su primera mitad del periodo constitucional, el señor Juan Carlos Varela, triunfa con una tercera parte del total de votos emitidos a su favor.

No obstante esta victoria en la elección presidencial, el Panameñismo pierde espacios en las restantes elecciones efectuadas. A saber: en los comicios legislativos donde se constituye en la tercera bancada en número de diputados, detrás de Cambio Democrático y el Partido Revolucionario Democrático.

En las municipales, el Partido Revolucionario Democrático se convierte en la fuerza mayoritaria en alcaldías y otros puestos de los gobiernos locales.

La fragmentación política generada tras los comicios, se convierte en un desafío para el nuevo Gobierno. No obstante señala el analista Asvat que en este momento los grupos opositores aún no han comenzado a ejercer un control político fuerte sobre la Administración, motivado por un elemento no explícito de la cultura política panameña y que avala el dar al menos dos años al Gobierno entrante para que pueda desarrollar sus principales ejes de política pública. Empero conforme avance el periodo constitucional, esta situación tenderá a cambiar y se irán polarizando las posiciones, a menos que se logren acuerdos y transacciones con miembros de las bancadas parlamentarias opositoras.

Sobre política exterior, el analista comentó que no se percibe una línea estratégica y programática definida aún, situación que parece reeditar la tendencia histórica del Estado Panameño en esta materia.

Tras la intervención inicial del señor Asvat, se dio un rico intercambio de impresiones con los asistentes al Conversatorio, lo que le permitió profundizar en algunos de los temas abordados durante su disertación.

El auditorio estuvo compuesto por académicos, representantes del Instituto de Formación y Estudios en Democracia y miembros de la prensa costarricense.

Compartir