Notas de acontecimientos

“Bienvenidos los venezolanos a la Argentina”

Presentamos el libro Florecer lejos de casa, testimonios de la diáspora venezolana en la Auditorio de la Universidad del CEMA en Buenos Aires junto al apoyo de Cadal, la Secretaría de DDHH y Pluralismo Cultural de la Nación y varios de los autores.

Una nueva presentación de nuestro compilado sobre la masiva migración venezolana se realizó en América Latina. Esta vez en Argentina, país que ha recibido a miles de ciudadanos que huyen de la crisis humanitaria y la carestía económica de Venezuela. Las fronteras son porosas y esto representa un reto importante para el gobierno nacional, que estuvo representado en el evento por Julio Croci, director de pluralismo e interculturalidad de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Argentina.

Croci fue el encargado de dar unas palabras de apertura. Entre los puntos relevantes de su discurso resaltó que más de 140 mil venezolanos han llegado a tierras argentinas en los últimos cuatro años y que esta nacionalidad ha superado a la paraguaya en cuanto a solicitud de residencia: “Migrar es un derecho humano y en Argentina los venezolanos son bienvenidos”. Y es que la migración masiva de venezolanos es uno de los grandes temas que se discuten en América y Europa. Es por eso que la Fundación Konrad Adenauer, desde su Programa Regional de Partidos Políticos y Democracia en América Latina, ha sido pionera apoyando la edición y difusión de este libro que congrega a un selecto grupo que están entre las mejores firmas de Venezuela en el exilio.

La Dra. Sybil Rhodes, presidenta del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), organización que apoyó activamente la organización de este evento, y profesora de la Universidad del CEMA, expuso comentarios en torno a la lectura del libro y señaló la originalidad e importancia del documento que registra el momento que viven los ciudadanos venezolanos en el mundo. De igual forma, moderó el espacio en el que los autores invitados participaron hablando desde su experiencia como escritores miembros del compilado “Florecer lejos de casa”. Estos fueron Ángel Arellano, coordinador editorial del libro, coordinador de proyectos de la KAS Montevideo y ciudadano venezolano residente en Uruguay; Tamara Taraciuk, abogada venezolana-argentina relatora de la ONG Human Rights Watch (HRW); Paola Soto, periodista, poeta y escritora venezolana residente en Argentina; y Hensli Rahn, licenciado en letras y escritor venezolano residenciado en Berlín, Alemania.

Arellano se encargó de la presentación de los 14 autores que hacen el libro mientras Taraciuk inició su disertación mostrando un video sobre la vida de los “caminantes”, inmigrantes venezolanos que huyen a pie por la frontera con Colombia o el norte de Brasil buscando una nueva vida en otras latitudes. En ese sentido, expuso que en la frontera Brasil-Venezuela hay en la actualidad 13 albergues para refugiados que hospedan a más de 5 mil venezolanos, gracias al apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados: “En la frontera con Cúcuta en Colombia mucha gente espera horas para cruzar la línea fronteriza, ir a comer a los refugios del lado colombiano y después regresar a sus casas en el estado Táchira (Venezuela)".

Soto aprovechó para dar cuenta de su relato en el libro: “he querido examinar mi experiencia desde adentro, dar mi testimonio personal sobre lo que he vivido a partir de la migración e iniciar desde cero en un nuevo país”. Además, Hensli Rahn, autor del capítulo sobre venezolanos en Alemania, expuso una serie de anécdotas personales de la inmigración hacia ese país y de las diversas iniciativas de emprendimiento que han realizado muchos de sus compatriotas que ahora viven en Berlín u otras ciudades germanas. “La comunidad venezolana en el extranjero tiene otro reto: no ceder ante el pesimismo que conlleva el desengaño, la falta de confianza, el envilecimiento, el ‘no andes con venezolanos’. Al contrario, como ciudadanos somos los únicos responsables de acercarnos unos a otros para apoyarnos y comunicarnos”.

A la actividad acudieron unas 70 personas.

La Fundación Konrad Adenauer, oficina Uruguay, quiere agradecer a todo el equipo de Cadal, en especial a su director general Gabriel Salvia y a las pasantes Gaia Marchiori y Valentine Dandria por su colaboración y esmero en la realización de esta actividad. También a José Ponte y Miguel Ángel Martínez de la red Somos LA KAS, quienes apoyaron activamente la convocatoria. Por último, agradecer a la Universidad del CEMA por prestar su Auditorio para esta presentación.