Notas de acontecimientos

Partidos paralizados, pérdida de confianza y campañas electorales milagrosas

#IKPK17: tendencias internacionales y experiencias de campañas electorales en Francia, Austria y Venezuela

Desde hace 15 años la conferencia internacional de comunicación política de la Fundación Konrad Adenauer se dedica a temas de campañas electorales. Los acontecimientos en Europa en 2016 y 2017 dan mucho material para discusiones: elecciones federales en Alemania, Francia, Gran Bretaña, Austria y en los Países Bajos y además en EEUU y en Venezuela. Las perspectivas de Latinoamérica marcan el comienzo con ejemplos drásticos de cómo no se dirigir campañas electorales.

Campañas electorales injustas en Venezuela

Los ciudadanos de Venezuela votaron el 15 de octubre por un nuevo parlamento. Sin embargo, para muchos les fue difícil votar, informa el asesor de las campañas políticas de la oposición Armando Briquet. El Consejo Electoral de Venezuela cambió 48 horas antes de la elección los distritos electorales. Es decir, 600.000 ciudadanos no pudieron votar o solamente lo hicieron bajo grandes esfuerzos. Ya en el 2013 el gobierno perjudicó la lista de oposición (MUD); Maduro formó sin vacilar una lista de oposición con el mismo nombre “Unidad”, un logo parecido e incluso con un candidato principal que también tiene el mismo nombre que el verdadero líder de la oposición, criticó Briquet.

… y en Austria

El mismo día tuvo lugar la elección del consejo nacional en Austria – el gobierno socialdemócrata actuó en las campañas electorales con competencias desleales. El candidato del partido conservador ÖVP, Sebastian Kurz, fue la cabeza de los discursos electorales, y fue criticado por los otros partidos. Sin embargo, encontró patrocinadores, dijo Elisabeth Köstinger en la #IKPK. También, apareció un grupo en Facebook que parecía como una página de fan pero se destacó como un grupo de campañas de difamación. Poco antes de las elecciones resultó que el spin doctor de la campaña SPÖ, Tal Silberstein, inició el grupo. Finalmente ganó el partido ÖVP con una ventaja de 7,6 %. La SPÖ no pudo ganar más votos.

Poca confianza en los partidos y en los políticos

Incluso campañas tales como estas destruyen la confianza de las personas hacia la política. La expresión ´Crisis de confianza´ ya es parte del lenguaje popular. De hecho, se podría insinuar que el voto que nombró Trump como presidente de los EEUU, el referéndum del Brexit en Gran Bretaña o aún la entrada del partido ultraderecha AfD en el parlamento de Alemania, muestran una pérdida de la confianza de los ciudadanos hacia los partidos y políticos tradicionales o ya establecidos. Aun así, la experta en comunicación, Dr. Evelyn Bytzek, no cree que haya una pérdida de confianza en la política, ni en los medios. No obstante, relativiza que la confianza entre los ciudadanos sigue siendo muy baja, y confiesa, que todavía no ha podido entender las razones exactas que ha generado el bajo nivel de confianza.

“Los partidos humanistas están paralizados por la nueva polarización política”

Hans Janssens, el jefe de comunicaciones del partido holandés CDA, destaca varias tendencias de la situación democrática a nivel mundial: mucha gente ya no se ve representada por sus partidos y muchas personas ya no se sienten ´seguras´ en sus respectivos papeles, como por ejemplo en su rol de trabajadores. La estructura familiar tradicional está bajo presión por el creciente número de familias con la ausencia de alguna figura paternal/maternal y “los partidos humanistas están paralizados por la nueva polarización política”, critica Janssens. El único remedio es que los políticos restablezcan la relación con los electores y reconsideren sus ofertas políticas, organizando así sus partidos nuevamente y actualizando sus campañas electorales.

La observación de electores y la comunicación política bien orientada

Durante las elecciones presidenciales se observó un buen ejemplo de la comunicación política efectiva. Francois Fillon logró un aumento de votos destacado de 9 a 29 %, entre enero y noviembre de 2016. Según el consultor en comunicación, Fillon parecía reservado y distante en los debates de televisión pero defendió sus valores y no se permitió ningún resbalón. Fillon hizo discursos bien orientados a sus objetivos, reaccionó públicamente y de manera efectiva durante situaciones importantes, observó sus grupos electorales minuciosamente, se fijó objetivos fáciles y también aprovechó los métodos tradicionales, como por ejemplo las revistas de campaña.

… no obstante es difícil lidiar con políticos carismáticos

Aunque Fillon pudo competir contra sus competidores republicanos de esta manera, no pudo lidiar con Emmanuel Macron. El escándalo de la mujer de Fillon no fue la principal causa de su derrota contra Macron: tanto Fillon como Macron defendieron la sociedad abierta en contraste con los populistas Marie Le Pen y Jean-Luc Mélenchon, y de esta manera se hicieron competidores del mismo grupo electoral. Finalmente, la mayoría de los ciudadanos optaron por Macron. Además, candidatos como Emmanuel Macron o Sebastian Kurz aportan algo a su discurso político que les gana la confianza de los electores ya de antemano, y que difícilmente se combate por campañas electorales, sin importar cuán eficaces son: el carisma.

Compartir