Notas de acontecimientos

Desafíos de la iglesia en el mundo de hoy

Foro 6 de marzo de 2013

IESC, con la colaboración de la Fundación KonradAdenauer, convocó a un Foro: “La Iglesia en el mundode hoy”, que tuvo como expositor a Peter Weiss, diputadoalemán de la CDU.

Desafíos de la iglesia en el mundo de hoy

El IESC, con la colaboración de la Fundación Konrad

Adenauer, convocó a un Foro: “La Iglesia en el mundo

de hoy”, que tuvo como expositor a Peter Weiss, diputado

alemán de la CDU, quien hizo una presentación

de la realidad de la Iglesia y los desafíos que enfrenta

en el presente siglo.

Al inicio del foro, Armando Borda agradeció en nombre

del IESC, al diputado Weiss y a todos los asistentes que se

dieron cita a esta reunión. Señaló la importancia del tema

que nos permite hacer una refl exión, especialmente en momentos

en que estábamos en vísperas de la elección del sucesor

de Benedicto XVI.

A continuación mencionó que el diputado Weiss, integrante

del Comité Central de los Católicos Alemanes, forma el Consejo

de la Diócesis de Friburgo y es Presidente del Maximilian Kolberwerk,

entre otras responsabilidades.

Luego el Sr. Lingenthal, señaló que se sentía muy contento de

participar en esta actividad, pues era la última que lo hacía en su

calidad de representante de la Fundación Konrad Adenauer en

el Perú. Expresó que existe hoy preocupación sobre cómo podemos

garantizar la expresión libre de las religiones en un mundo

que amenaza sus credos y cómo podemos fortalecer el diálogo

interreligioso.

Al inicio de su exposición, Weiss llamó la atención sobre el

panorama estadístico de la población católica actual, dejando

establecido que la mayor cantidad de católicos se reparten en

los países América y Africa. Siendo estos la principal fuente de

vocaciones religiosas y sacerdotales en el presente, de modo

que la Iglesia Católica es más de estos continentes antes, que

una institución europea. Razón por la cual, consideró como

lo más lógico que el Papa sucesor de Benedicto XVI tendría

que ser de América Latina. También lamentaba que la Iglesia

había desconocido esta realidad en los últimos años, pues se

planteaba aún como una iglesia

eurocentrista.

Manifestó, por otro lado, que la

Iglesia Católica es importante para

su feligresía porque es portadora

de los valores necesarios para estos

tiempos y uno encuentra en

ella las respuestas a las preguntas

fundamentales que se hacen los

hombres. En ese sentido, dijo que

la Iglesia debe dar un giro y pasar

de ser eurocentrista a ser una iglesia

global, toda vez que los valores

y preguntas fundamentales de los

hombres trascienden los límites regionales

y nacionales.

En tercer lugar, identifi có como

un riesgo en el presente, la tendencia

hacia la secularización. El hombre de hoy vive como si “Dios ha muerto”. Este riesgo debería ser asumido por la Iglesia retomando la agenda del Vaticano II,

en el sentido de integrar más a la Iglesia, de modo que los laicos

tengan mayor protagonismo en el quehacer eclesial y llegue a su

término el clericalismo imperante. Parece que sólo así será posible

el dialogo fructífero con la cultura de nuestro tiempo, considerando

además que este diálogo va a ser condicionado de algún

modo por otro que se debe abrir en este mundo global: el diálogo

con las otras religiones de oriente, anotó Weiss.

En cuarto lugar llamó la atención sobre un problema creciente

en la Iglesia: la falta de sacerdotes. Algo que considera tiene

que ver con la realidad de la familia, y con la acción de la Iglesia

para defender el sentido de la vocación en un mundo que amenaza

constantemente a los hombres para que estos construyan

sus vidas por las sendas de la ideología presente antes que por el

llamado de Dios.

Luego se dio inicio a un importante diálogo con los asistentes

que expresaron sus opiniones y comentarios a favor de

trabajar por una Iglesia que responda a los grandes desafíos

de mundo de hoy. (Jeraldine Guevara)