Notas de acontecimientos

Hacia mayor productividad y equidad :: conferencia y mesa redonda

El pasado 22 de octubre el Instituto Manuel Oribe organizó una conferencia y mesa redonda con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer. La misma tenía como tema principal la productividad y la equidad laborales. Los exponentes aportaron experiencias relevantes de negociación en Europa y América Latina.

La introducción estuvo a cargo del Dr. Zeballos, psicólogo que forma parte del Instituto Manuel Oribe, quien destacó que no solo es importante la productividad, sino también la equidad, ya que “un negocio es un medio y una persona es un fin”.

La disertación principal estuvo a cargo de Daniel Martínez Cué, ex director regional de la OIT para América, quien habló sobre la importancia de las relaciones laborales armónicas entre la empresa y el trabajador para aumentar la productividad. Para ello es esencial establecer acuerdos laborales bipartitos o tripartitos. Presentó aparte varios modelos europeos socio-laborales, distintos según la zona geográfica.

Para Martínez Cué, las perspectivas de los acuerdos sociales a futuro son relativamente inciertas. Dijo que hechos como la corrupción o los populismos xenófobos desalientan a los acuerdos laborales.

Al finalizar la exposición de Martínez Cué se realizó una mesa redonda a cargo del Dr. Horta, director del Departamento de Economía y Finanzas de la Universidad Católica del Uruguay, y de la Cra. Domínguez, directora representante de las empresas en el BPS.

Domínguez resaltó la importancia de alcanzar una mayor productividad y al mismo tiempo equidad, y explicó cómo el diálogo social juega un rol esencial en este proceso. Las instancias de respeto dentro del mismo son imprescindibles para llegar a acuerdos concretos. Expresó aparte su preocupación, ya que dentro de América Latina el tripartidismo (o sea los acuerdos entre el gobierno, los sindicatos y las empresas) no está del todo institucionalizado, con excepción de Uruguay y Perú.  

Tanto en Europa como en América Latina hay interés en considerar la productividad como un mecanismo de equidad, ya que el aumento de la producción puede significar un aumento de los salarios, pero como señaló Domínguez “del dicho al hecho hay un trecho”.

Horta resaltó el rol central de la competitividad hoy en día. La visión de la misma se ha ido ampliando con el tiempo. El expositor explicó que el concepto actual nació a nivel de los negocios, pero ahora se traslada a regiones o países. La competitividad se relaciona entonces con la productividad y con la calidad de vida de las personas que trabajan en determinada empresa, ya que como dijo Horta “la competitividad es la habilidad de generar bienestar”.

Horta también explicó la importante influencia que ha tenido la revolución de la tecnología en el área laboral, ya que afecta muchas ramas dentro la misma: las formas de llegar a los diferentes mercados, la automatización del trabajo, la relación consumidor-empresa, etc. La mayor consecuencia es la sustitución de las personas por máquinas.

Luego de la mesa redonda se dio un espacio para preguntas, donde los participantes pudieron plantear sus dudas.

El Dr. Zeballos concluyó la actividad mencionando que hay que cuidar los acuerdos laborales y buscar cambios en el desarrollo que mejoren la calidad de vida.