Título individual

Las transiciones (y las no-transiciones) de la escuela al trabajo en Latinoamérica

La mayoría de los países latinoamericanos ha crecido de manera sostenida en las últimas dos décadas. El GDP per cápita promedio de la región creció 50% en términos reales (CEPAL, 2017), mientras que la tasa de pobreza agregada cae a la mitad (SEDLAS, 2011) entre el año 1992 y el año 2010 (de casi 30% a menos del 15%). Inclusive se evidencian mejoras en la distribución del ingreso, con el coeficiente de Gini cayendo 10% sólo en la primera década del siglo. Sin embargo, es justamente este notable crecimiento lo que pone en evidencia otros problemas sociales y económicos de América Latina. La alta fracción de jóvenes que ni estudian ni trabajan (uno por cada cinco jóvenes entre 15 y 24 años están en esta condición) es por lejos uno de los problemas más acuciante que está enfrentando la región. Hay solo una baja participación de jóvenes vulnerables en el mercado laboral, como resultado hay disparidades de ingreso de generación en generación, y esto es aún peor para las mujeres. En este trabajo se estudia los patrones de inserción laboral de los jóvenes en siete países (Brasil, Colombia, Chile, El Salvador, Jamaica, Perú y República Dominicana) tanto como la duración y dinámica de esta transición. Lea más sobre los resultados fascinantes acá.