Einzeltitel

Una mirada a la ESM y sus recomendaciones para superar la crisis de COVID-19 en Honduras

La publicación de ensayos académicos denominada “Una mirada a la Economía Social de Mercado y sus recomendaciones para superar la crisis de COVID-19 en Honduras”, pretende orientar sobre las líneas a seguir después de la pandemia y generar las bases para un nuevo Estado de derecho al servicio de la persona humana. La Economía Social de Mercado (ESM) es una línea de pensamiento económico y un sistema de ordenamiento político que se fundamenta en la promoción y protección de la dignidad de la persona humana, situación que se traduce en sociedades con mayor sentido de equidad y justicia social. La ESM es un ejemplo de unidad y nos demuestra que siempre existe una salida positiva cuando prevalece el trabajo ético de un pueblo preocupado por la dignidad y los derechos fundamentales de las personas. Honduras necesita aprender de la crisis y forjar un nuevo pacto social sobre la base ética que ofrece la ESM. Para comenzar el camino, es importante comprender los escenarios que obstaculizaron los procesos de desarrollo en el pasado y aprender de los errores para emprender el progreso de la nación. La COVID-19 debe representar una nueva oportunidad para Honduras en la que se dejen de lado los sesgos políticos y se trabaje en consensos para el desarrollo de políticas públicas que promuevan una economía eficiente y que garanticen la dignidad de los hondureños. En ese sentido, se presentan seis ensayos académicos con recomendaciones inmediatas para la etapa posterior al epicentro de la COVID-19, las cuales se comparten como guía base para el proceso de reordenamiento inicial de la política económica y social de Honduras. Esta fase preliminar requiere mayor empoderamiento y determinación de la ciudadanía para hacer prevalecer sus derechos y libertades. De igual manera se hace énfasis en la necesidad de fomentar la transparencia y luchar contra la corrupción, este último ha sido un mal endémico que ha obstaculizado todo proceso de superación a lo largo de la historia del país, por lo tanto, debe fortalecerse la institucionalidad y la independencia de poderes para optimizar los recursos de la nación. La Economía Social de Mercado ha demostrado que es posible armonizar el crecimiento económico con la justicia social. Es evidente que pueden tomarse las lecciones positivas que ofrece este modelo y reconocer el principio fundamental de garantizar la dignidad de los hondureños.