Publicador de contenidos

Notas de acontecimientos

Empoderamiento de las Mujeres

Programa de Capacitación a Mujeres

En el marco del programa de capacitación de la Fundación Nueva Democracia con el apoyo de la KAS se llevó a cabo el mierocles 24 de abril en Torres CAINCO un programa de capacitación dirigido a mujeres, el tema central del programa giró en torno al "Empoderamiento de las Mujeres".

Publicador de contenidos

Empoderamiento delas Mujeres

Como parte del programa de capacitación de género dirigido a mujeres se llevó en Torres CAINCO una capacitación y debate sobre la temática el "Empoderamiento de las Mujeres".

En ese mardo se explicó a la audiencia que el empoderamiento en su aplicación práctica más extendida el destinatario ha sido el colectivo de mujeres, su desarrollo a éstas fue propuesto por primera vez a mediados de los años 80, para referirse al: “proceso por el cual las mujeres acceden al control de los recursos (materiales y simbólicos) y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos”. Es decir, el empoderamiento de las mujeres abarca desde el cambio individual a la acción colectiva, e implica la alteración de los procesos y estructuras que reproducen la posición subordinada de las mujeres como género.

Actualmente el concepto es empleado por organismos internacionales como las Naciones Unidas, el Banco Mundial o incluso en campos tan diversos como en la gestión empresarial y el desarrollo personal, que involucra: En las relaciones de autoridad o de poder: el reemplazo de la estructura piramidal por una estructura horizontal. Interdisciplinaria. Participativa e inclusiva. Comunicativa. Conocimiento de los procesos, más que las funciones. Transparencia e información.

El empoderamiento de las mujeres, implica el acceso “al uso y control de los recursos materiales y simbólicos, ganen influencia y participen en el cambio social. Esto incluye también un proceso por el que las personas tomen conciencia de sus propios derechos, capacidades e intereses, y de cómo éstos se relacionan con los intereses de otras personas, con el fin de participar desde una posición más sólida en la toma de decisiones y estar en condiciones de influir en ellas”.

Jo Rowlands sostiene que, desde una visión más amplia y menos convencional, el empoderamiento “es algo más que el simple hecho de abrir el acceso a la toma de decisiones; por lo tanto también debe incluir los procesos que llevan a las personas a percibirse a sí mismas con la capacidad y el derecho a ocupar ese espacio decisorio”.

En la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995) las representantes de 189 gobiernos adoptaron la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que está encaminada a eliminar los obstáculos a la participación de la mujer en todas las esferas de la vida pública y privada, define un conjunto de objetivos estratégicos y explica las medidas que se debían adoptar a más tardar para el año 2000, para eliminar los obstáculos que entorpecen el adelanto de la mujer, enfocándose en áreas de especial preocupación:

a. La pobreza que pesa sobre la mujer

b. El acceso desigual a la educación y la insuficiencia de las oportunidades educacionales

c. La mujer y la salud

d. La violencia contra la mujer

e. Los efectos de los conflictos armados en la mujer

f. La desigualdad en la participación de la mujer en la definición en las estructuras y políticas económicas y en el proceso de producción

g. La desigualdad en el ejercicio del poder y en la adopción de decisiones

h. La falta de mecanismos suficientes para promover el adelanto de la mujer

i. La falta de conciencia de los derechos humanos de la mujer internacional y nacionalmente reconocidos y de dedicación a dichos derechos

j. La movilización insuficiente de los medios de información para promover la contribución de la mujer a la sociedad

k. La falta de reconocimiento suficiente y de apoyo al aporte de la mujer a la gestión de los recursos naturales y a la protección del medio ambiente

Los gobiernos participantes, entre ellos Bolivia, se comprometieron a nuevas iniciativas como el fortalecimiento de la legislación contra todas las formas de violencia doméstica y la sanción de leyes y la adopción de políticas públicas que aseguren la educación primaria obligatoria para niñas y niños, que introduzca mejoras en la salud de las mujeres, que promueva la formación técnica y universitaria de aquellas, que promocione e introduzca que los derechos de la mujer se integren cada día más a la vida política y económica de los países, entre otras, para lograr situaciones de equilibrio y de complementariedad.

Es cierto que en Bolivia y en América latina, poco a poco, se está generando una transformación en el liderazgo de la mujer, que poco a poco va escalando posiciones en los distintos ámbitos y organizaciones de la sociedad. Sin embargo, a pesar de los logros y de los esfuerzos que realizan los gobiernos con vocación democrática, es una realidad, también, que el incremento cuotas de participación de la mujer en cargos directivos o toma de decisiones, es lento.

Las mujeres imprimen en el mundo actual un nuevo estilo de liderazgo. Hasta hace poco tiempo, no más de 50 años, la idea de que las mujeres podían dirigir el mundo parecía un tanto ridícula, más cerca de la ciencia ficción que un tema para discutir seriamente. En décadas recientes, actitudes e ideas han cambiado y rápido. Hoy vemos el paso de las mujeres de lo tradicional y privado, a lo moderno y lo público.

Finalmente, se debatieron otros temas de genero relacionados y las participantes cerraron el evento con un intercambio de preguntas, comentarios y respuestas.

Compartir

Publicador de contenidos

Curso de Mujeres KAS

comment-portlet

Publicador de contenidos