Publicador de contenidos

Notas de acontecimientos

Sexto Conversatorio KAS-PPI-Bolivia

El intelectual Fernando Untoja aboga por una expansión y un posicionamiento “kolla” en Bolivia

El Sexto Conversatorio se llevó a cabo el día 8 de octubre durante la cena del Octavo Módulo del Primer Nivel. El invitado especial, Fernando Untoja, es economista y politólogo. Enriqueció el ciclo de los conversatorios con su posición única.

Publicador de contenidos

En el marco del Octavo Módulo del Primer Nivel, se llevó a cabo el Sexto Conversatorio con el Lic. Fernando Untoja, el mismo que es conocido por ser un intelectual y de filiación política katarista. El conversatorio se llevó a cabo en las instalaciones del Hotel Alcalá durante una cena con los participantes, los organizadores y el invitado especial el día 8 de octubre.

El Lic. Untoja es economista y politólogo. Es un destacado docente en varias universidades del país y un escritor reconocido. En 1993 candidateó a la presidencia con el Movimiento Katarista Nacional (MKN), partido que después adoptó la sigla de KND (Katarismo Nacional Democrático). En 1995 fue Concejal por Oruro y dos años más tarde diputado. En las últimas elecciones candidateó a senador.

El Lic. Untoja empezó el conversatorio haciendo énfasis en la mayoría aymara y quechua que existe en Bolivia. En la Colonia y la República estas etnias fueron reconocidas como razas indias, pero no fueron reconocidas sus lenguas, sus costumbres y otras manifestaciones de sus culturas. Después de las reformas de 1952, la palabra que describía a estas etnias era la de “campesino”. Es por eso que el Lic. Untoja aboga por el Katarismo, movimiento que después del 52 quiso reivindicar al indio y al Movimiento Katarista como tal. Uno de los objetivos de los Kataristas es la formación de un Estado aymara y quechua. No se consideran parte ni de la ideología de izquierda, ni de la derecha. Es más, la derecha los ve como “campesinos” y la izquierda “no quiere ver a Aymaras ricos”.

El Katarismo también cree en la expansión “kolla”. Desde 1950 los aymaras y quechuas se desplazan a todo el país, incluso a Santa Cruz, Yacuiba y otras ciudades. Así los “kollas” han trabajado silenciosamente en su auge económico. Este crecimiento poblacional y el poder adquirido por su creciente economía, representan un peligro para la izquierda actual, como afirma el Lic. Untoja. Desde el año 2000, continúa, los “kollas” son frenados políticamente, acuñados por el término indígena. Ya en el 1952, el MNR (Movimiento Nacional Revolucionario) afirmaba que los campesinos estaban en el poder. Ahora se afirma que los indígenas están en el poder. Sin embargo, el Lic. Untoja no cree que los aymaras y quechuas tengan poder ni que el actual gobierno represente a estas etnias.

Después de estas reflexiones sobre el contexto, afirmó que él no pertenece ni a la derecha, ni a la izquierda. Busca que los aymaras y quechuas sean “ricos”. Sabe que existe ya mucho poder económico, sin embargo, ahora es necesario invertir para producir. Su visión es que una burguesía “kolla” se desarrolle y que se integre al mundo de la globalización y al comercio. Piensa que el Estado tendría que estimular a los “kollas” para que se conecten al mundo y generen riqueza económica.

Estas reflexiones llevaron a muchas preguntas y comentarios por parte de los participantes. En su mayoría, los participantes argumentaron que a parte de los “kollas” existen muchas otras etnias en Bolivia y que se debería abogar por una unidad. En el mundo internacional un pueblo se mide por su nacionalidad, no por su etnia. Sería importante construir identidad nacional, en vez de crear una mayor división.

Una última pregunta apuntó a las definiciones de los términos “indigenismo”, “indianismo” y “katarismo”. El Lic. Untoja define al indigenismo como “un pretexto de la izquierda”, el indianismo como una palabra “del kolla resentido” y el Katarismo como un símbolo de Tihuanacu y Nazca.

Compartir

Publicador de contenidos

comment-portlet

Publicador de contenidos