Notas de acontecimientos

Sala Constitucional de Costa Rica celebra sus 25 años

de Cindy Solis

Catedrático de Bonn expone sobre Justicia Convencional y Justicia Constitucional

El 13 de noviembre de 2014 la Sala Constitucional de Costa Rica festejó sus 25 años. La primera ponencia estuvo a cargo del Dr. Matthias Herdegen, Director de los Instituto de Derecho Internacional y del Derecho Público de la Universidad de Bonn, invitado por la Fundación Konrad Adenauer.

La Sala Constitucional de Costa Rica festejó sus 25 años con casa llena, en el auditorio Miguel Blanco del Poder Judicial. Expositores internacionales, funcionarios del Poder Judicial y otros poderes de la República y público en general, participaron el 13 de noviembre en la Inauguración que estuvo a cargo del Magistrado Gilbert Armijo, Presidente de la Sala Constitucional y de la Magistrada Zarela Villanueva, Presidenta de la Corte Suprema de Justicia.

El señor Gilbert Armijo introdujo el seminario de celebración reconociendo que los Magistrados y Magistradas de la Sala Constitucional, decidieron celebrar el aniversario fomentando el conocimiento, “quisimos escuchar a otros; que en realidad, es una función esencial del Juez frente a cada caso que se le presenta, por eso en el programa los Magistrados de la Sala Constitucional no exponen, sólo comentamos las ponencias de los destacados expositores que visitan Costa Rica en el marco de la celebración”. Armijo recuerda al auditorio que fue una reforma constitucional la que dio vida a la Sala Constitucional en el año 1989, y desde entonces, quienes la han asumido se han encargado de hacer valer la Constitución Política, resolviendo recursos de amparo, hábeas corpus y acciones de inconstitucionalidad.

El Magistrado Presidente afirma convencido, que las personas encuentran la tutela efectiva de los Derechos Humanos y fundamentales en la Sala Constitucional. Y agrega “la Constitución Política en un Estado de Derecho es la norma de mayor jerarquía a la cual deben sujetarse las demás normas del ordenamiento, los actos de los órganos públicos y debe servir como defensa ante las posibles arbitrariedades de particulares. Los órganos constitucionales que funcionan en democracia potencian la independencia judicial, esta es una garantía para los habitantes en el país, una razón más para su existencia”.

La Magistrada Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, señala que el aniversario es un motivo de satisfacción y una oportunidad para pensar y analizar los logros alcanzados. “La existencia de una jurisdicción constitucional especializada representa un eslabón que inició este país hace mucho tiempo, cuando optó por el fortalecimiento de la educación, salud y de la justicia. El poder Judicial ha reflejado en estos venticinco años una clara determinación política de continuar cumpliendo con el mandato histórico de quiénes formaron los cimientos de nuestra patria”. Reconoce que la población costarricense valora el acceso a la justicia tanto como la gratuidad de la enseñanza, y ha ido consolidando éste como un derecho fundamental en diversas etapas. Y la creación de la Sala Constitucional según Villanueva, vino a dar plena efectividad a los derechos y libertades fundamentales reconocidos en la normativa interna e internacional. Y ha tenido un innegable efecto en la vigencia de la Constitución y de los convenios internacionales, así como en fallos trascendentales, en materia de derechos de pueblos indígenas, personas menor de edad, personas privadas de libertad, despidos por discriminación, adopciones internacionales y derecho a la paz, entre otros.

La primera ponencia del seminario de conmemoración estuvo a cargo del Dr. Matthias Herdegen, Director de los Institutos de Derecho Internacional y del Derecho Público de la Universidad de Bonn, Alemania. El conferencista traído por la Fundación Konrad Adenauer inicia su ponencia sobre “Justicia Convencional y Justicia Constitucional”, rindiendo homenaje no tanto a la existencia de la Sala, sino a la obra magnífica que logró construir en el último cuarto de siglo. Hace referencia al artículo 10 y 48 de la Constitución Política costarricense que de manera gráfica otorga alas a la jurisdicción constitucional que hicieron que el “patito chiquitito se convirtiera en cisne”. “Y sabemos, hablando de instituciones, que no basta tener alas, es importante saber volar”, refiriéndose al buen empleo de los instrumentos que les otorgó el poder reformatorio de la constitución.

En la conferencia el catedrático de Bonn explica las relaciones actuales entre los Tribunales Constitucionales y los retos que están presentando hoy cómo: la muerte asistida, fertilización in vitro. Hace un repaso importante sobre el valor de la Constitución, no tanto por la letra escrita, sino la línea que han venido tomando los Tribunales como el de Colombia, el de Costa Rica y el Alemán, o en general, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de darle más importancia o de incluir dentro del texto constitucional los principios y valores nacionales e internacionales que se han venido plegando en derechos fundamentales. “Ambas jurisdicciones, la Justicia Convencional con la Constitucional se fundamentan en un modelo de principios y valores, es decir, constituyen el ordenamiento que las administra, no solo desde una perspectiva textual, sino que extraen un conjunto de valores, principios, ideas, directrices que complementan el texto”.

A partir de eso plantea la disyuntiva de cómo resolver conflictos que se han venido dando, y toca precisamente un tema delicado en el contexto costarricense, como es la fertilización in vitro, donde la Sala Constitucional ha emitido una sentencia que para él sigue siendo válida, y la Corte Interamericana otra sentencia, en un sentido opuesta, ambas tesis que se sostienen, son posibles de defender, pero resuelven de forma diferente. Ante eso, plantea el reto de analizar la jurisprudencia de los Tribunales y la vinculancia, si es que ésta existe.

El Profesor Herdegen menciona la discusión que se da actualmente en Europa sobre la vinculancia de los textos y resoluciones de las Salas Constitucionales, que estima se han venido resolviendo positivamente, en el sentido de que son acatadas. Plantea esto como discusiones actuales, vigentes, que deben seguirse promoviendo para el mejoramiento de la Justicia Constitucional.

Compartir