Notas de acontecimientos

“En Alemania, los populistas son cacatúas aburridas”

de Kristin Wesemann
Para dar inicio al #CampusKonradAdenauer sobre “buenas prácticas en la acción política”, Gordon Hoffmann y Manfred Pentz analizaron el panorama político alemán antes de las elecciones.

Manfred Pentz y Gordon Hoffmann son dos jóvenes políticos alemanes que vienen siguiendo intensamente desde hace algún tiempo los acontecimientos que tienen lugar en América Latina. Hoffmann, miembro del Parlamento de Brandenburgo y vicepresidente de su partido, se siente especialmente conectado con Argentina, donde siguió la campaña del entonces candidato y actual presidente Mauricio Macri. Desde entonces, se comprometió con la red de jóvenes políticos latinoamericanos de la Fundación Konrad Adenauer, un fuerte fenómeno que tiene su origen en los #Diplomados del programa regional Partidos Políticos y Democracia en América Latina de la KAS. Estos Diplomados se llevan a cabo tres veces al año en diferentes países del continente. Pentz y Hoffmann asistieron a los de Guatemala y México como docentes. Sus temas: cómo funciona la CDU, cómo funciona una campaña en Alemania, qué es una buena acción política y no menos importante, cuál es el secreto del éxito de la canciller alemana.

En el #Diplomado de México de septiembre del 2015 se creó la Red Humanista por Latinoamérica, una idea que Hoffmann y Pentz consideran buena pero que necesita tiempo para continuar desarrollándose. La Red no se limita a los partidos sino que también se acerca a la sociedad civil.

Sin embargo, desde entonces han sucedido muchos acontecimientos. La red ha crecido y tiene presencia en casi todos los Estados de la región, actuando no solo con ayuda de los partidos de centro sino también de la sociedad civil. En el calendario se suceden videoconferencias semanales, reuniones regionales y temas desde el populismo sobre el liderazgo hasta el análisis de la coyuntura actual.

La penúltima semana de junio, la Red Humanista y la KAS Montevideo organizaron en colaboración el segundo #CampusAdenauer, que está vez se celebra en Brasil. Hoffmann y Pentz, patrocinadores de la red de la fundación, han explicado los retos actuales de la CDU. Juan Galíndez, presidente de la Red Humanista y activo en el partido venezolano Primero Justicia, señaló que en noviembre habló con políticos de la CDU y comprobó que sus ánimos con respecto a las elecciones de 2017 no eran muy positivos.

No obstante, los resultados de las últimas encuestas dejan entrever mejores resultados para la CDU y Angela Merkel. La CDU supera a sus contrincantes mientras que la SPD, la Izquierda, los Verdes e incluso la AfD, se debilitan. Los liberales se perfilan para volver a entrar al Parlamento. ¿Por qué? Para Gordon Hoffmann está claro: “Alemania está bien porque Angela Merkel es canciller. El Gobierno está llevando a cabo una buena política y es por esto que nuestros valores también son buenos.” No obstante, los desafíos del pasado eran tan grandes que la CDU dudó qué dirección tomarían los acontecimientos. Primero, la crisis del Euro azotó el continente. Angela Merkel dijo que no había alternativa al rescate del euro. Así, los escépticos se reunieron y formaron un partido al que llamaron “Alternativa para Alemania.” La AfD, como partido populista, aportó nuevos temas y nuevos enemigos. A los populistas la crisis de los refugiados les vino bien y comenzaron a despotricar contra las políticas del Gobierno federal.

“Alemania ha cumplido con su papel. Hemos ayudado a mucha gente que había perdido todo. En 2015 ayudamos a más de un millón de personas”, explicó Hoffmann. Sin embargo, los populistas de la AfD “han demostrado un resentimiento barato que les ha servido para lograr un buen desempeño en las elecciones estatales.” Algunos miembros del partido estaban incluso por delante de la CDU, lo que sirvió de llamada de atención a los democristianos. “Muchos pensaron que también deberíamos ser populistas.” “Estoy muy agradecido con nuestra canciller porque no dejó que se sacrificaran nuestros valores y creencias por un resultado las urnas.” El diputado de Brandeburgo explicó que se han implementado cambios en la ley de asilo “sin mayores efectos sonoros.” Así, el pueblo ha mantenido la confianza en el Gobierno.

Otros eventos originados por el populismo, como el Brexit o el resultado de las elecciones norteamericanas, asustaron a los alemanes. Los alemanes habrían reconocido que el rechazo a los políticos y la visión de que todos son iguales ya no vale. En cambio, importa la elección de a quién votar. Aquí queda en evidencia que una brújula interna orientada por valores y convicciones claras es quién muestra el camino. “Vale la pena, si uno no se deja manipular por lo que la gente quiere oír. De otra forma, uno terminaría en un Nirvana político.” Ahora, “cuando los alemanes ven lo que sucede después del Brexit y de las elecciones en Estados Unidos y que no es posible mantener las promesas, entonces les corren escalofríos por la espalda. Por esa razón echan una mirada más crítica a la AfD.” Porque, según afirma Hoffmann, tanto el norteamericano Donald Trump como el británico Boris Johnson, son bastante entretenidos y estridentes. Pero en Alemania los populistas son cacatúas aburridas.”

Manfred Pentz, secretario general de Hesse y exitoso jefe de campaña electoral del primer ministro, Volker Bouffier, opina que es cierto: “No todos en la CDU son tan tranquilos y tienen los nervios de acero de la Canciller.” Nadie esperaba que la CDU ganara tres elecciones de estados federales en la primera mitad de 2017. En vista a las elecciones federales del 24 de septiembre, los resultados de la CDU en Sarre, Schleswig-Holstein y Renania del Norte-Westfalia son una prueba de fuego para el Gobierno. Ahora empieza la campaña electoral en Alemania pero las técnicas que se usaban en el pasado ya no son válidas. Hoy en día se intenta llegar a la sociedad civil. “Hay que llegar a las personas que acuden a votar”, explicó Pentz, “para los populistas la movilización es importante.” En Alemania, la manera de organizar la campaña electoral difiere de cómo se hace en América Latina ya que son los partidos los encargados de llevarla a cabo. Hoy en día prima la importancia de las redes sociales y el contacto con la sociedad civil.

Estos jóvenes políticos volverán a Alemania después de unos días intercambiando ideas con otros participantes del #Campus. Los Diplomados dejan ver la importancia del intercambio cultural y el papel clave que desempeña para favorecer la formación de jóvenes.

Compartir