Notas de acontecimientos

Análisis y diseño de políticas para el desarrollo local y regional

Reflexiones :: Jornadas académicas

Durante la tercera y última jornada del Seminario presencial del Diplomado en políticas públicas para el desarrollo local y regional, se desarrolló la parte académica final con la conferencia “Análisis y diseño de políticas para el desarrollo local y regional” y el taller “Gestión y evaluación de políticas para el desarrollo local y regional”, ambos a cargo del profesor Emilio Graglia.

Durante la conferencia se hizo un repaso de las condiciones del desarrollo integral en el marco de la democracia, puntualizando que dentro de la representación política, es la receptividad política lo que verdaderamente influye en la legitimidad democrática de un gobierno. Para el caso de argumentación, el profesor Graglia mencionó una investigación de la que forma parte y que aún se lleva a cabo en Argentina, Chile y Uruguay, donde claramente se refleja que es esa capacidad gubernamental de dar respuestas a las necesidades y problemas de la población.

Se repasó sobre la representatividad como el origen del gobierno pero cómo esta no influye en la construcción de la legitimidad la cual debe gestionarse y posteriormente comunicarse de la manera más adecuada a fin de capitalizar positivamente los resultados de la efectiva receptividad. Para una mejor comprensión del repaso en la realidad regional, se analizaron los casos de los Ex Presidentes Fernando de la Rua y Otto Pérez Molina de Argentina y de Guatemala respectivamente, quienes al ser electos como presidentes tuvieron representatividad democrática pero por el cuestionamiento de su gestión terminaron perdiendo legitimidad democrática y expulsados de sus mandatos.

Al respecto el profesor Graglia aseveró “La clave de la legitimidad es la capacidad de resolver problemas, es decir, la receptividad política”.

Otro de los temas de abordaje final fue el repaso por las tres oleadas del municipalismo que se estudió durante el diplomado. Para este tema se reflexionó sobre el caso uruguayo y su particular recién iniciado proceso de la creación del tercer gobierno o gobierno municipal, así como el caso chileno y su desafío de avanzar a la tercera oleada del municipalismo al tener que gestionar la disparidad existente entre unos municipios y otros que conforman una misma región.

Para finalizar la parte académica, se analizaron las fallas en el proceso de implementación de políticas públicas de acuerdo al modelo Relacional. Para esto, Emilio Graglia inició afirmando que “El proceso de implementación inicia por donde se encuentre la falla de los sistemas que analizamos”.

Para las fallas en la fase del análisis, se puntualizó que las políticas deben continuarse o no por los resultados que ofrecen, no por quienes las proponen o implementan.

Para la fase del diagnóstico, se recordó que para esta fase en particular, la participación debe servir para la toma de decisiones no simplemente para participar. Si la participación no me ayuda de decidir, en este caso es mejor que no haya participación.

En las fallas del diseño y diagnóstico se comentó sobre la imprevisión como resultado de no realizar diagnósticos previos y la ceguera al no considerar o diagnostica lo ya existente. Por su parte, las fallas en la decisión se ven reflejadas en la indecisión, por la existencia de la duda que no permite avanzar, así como la improvisación al decidir sin base en diagnósticos. “La imprevisión es la madre de la improvisación”, aseguró Graglia.

En cuanto a la fallas de evaluación, se habló de la imperiosa necesidad de que al momento de evaluar una política pública, los destinatarios de esa política sean consultados. No se puede evaluar solo con criterios técnicos. Y lo correspondiente a la gestión y dirección, se resaltó que el control se hace a través de indicadores y de esa manera se evalúan los resultados de lo implementado, así como la correcta gestión de la comunicación.

La inacción es una falla de dirección y se refiere a la existencia de un plan pero no se implementa. Mientras que la falla de inercia, hace alusión a la realización de procesos sin la existencia de un plan, es decir, se hace lo que se venía haciendo. “La única forma de parar la inercia es planificar e implementar, haciendo parte, integrando y comprometiendo al equipo de trabajo con el que se ejecutarán las políticas públicas” (Graglia).

El secretismo con la no comunicación y la demagogia son las fallas respectivas a la difusión.

Luego de dar por finalizadas las actividades académicas del seminario con las concusiones de las tres jornadas, se procedió a la entrega de los diplomas por parte de las autoridades organizadoras, así como la toma de la foto grupal oficial de la primera cohorte del diplomado en Políticas públicas para el desarrollo local y regional y del Seminario presencial.

Reflexiones de Ingrid Morales – Guatemala

Compartir