Notas de acontecimientos

Ante el ascenso de los extremos, hay que reafirmar el centro

En América Latina y Europa, la democracia se enfrenta a los extremos políticos. “¿Sigue vigente bajo esas condiciones?” fue una de las preguntas que se plantearon durante el debate organizado por nuestro Programa Partidos Políticos y Democracia en América Latina.

“La aparición de partidos extremos es saludable para la reafirmación de la democracia”, opina Enrique San Miguel durante el debate con motivo de la publicación de la nueva edición de Diálogo Político “Extremos Políticos”. Lo dijo “por animar el debate”, explicó el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. De esta manera, el experto también transmite un poco de optimismo en estos tiempos que resultan bastante desafiantes para la democracia. Junto con Franco Delle Donne, que vive en Alemania, es escritor y maneja el único blog en español sobre las elecciones alemanes (www.eleccionesenalemania.com); y Marta Lagos, directora de Latinobarómetro, debatieron sobre la situación actual de la democracia entre los extremos políticos.

“La democracia es un permanente descubrimiento”, afirmó San Miguel. Explicó que encontramos en un cambio de época, pero está optimista que la democracia se vuelve más fuerte al ver de la  emergencia de partidos extremos. Además, opinó que “la tradición democrática esta activista, no es reservada”, así que tenemos que mantener el diálogo democrático y militar en la democracia. La espontaneidad y la moderación son claves para cumplir esta tarea, expuso el profesor titular. Terminó apelando al público que “no somos la policía del cielo, sino demócratas”.

Una provocación estratégica

Franco Delle Donne observó el ascenso del partido ultraderechista en Alemania, AfD (Alternative für Deutschland). Delle Donne vive en Berlín y está examinando la cuestión ¿por qué se ha consolidado un partido ultraderechista en Alemania? Investiga desarrollos similares en otros países europeos. Delle Donne explicó al auditorio de qué manera la AfD está generando un discurso político completamente nuevo en Alemania. Lo que hace exitoso a este partido es la movilización a las personas que antes no estaban interesados por la política y genera votos de personas que antes optaban otros por partidos políticos, sea de la izquierda o de la derecha. Según Delle Donne, ese fenómeno se puede explicar siguiendo las declaraciones que el partido divulga a través de carteles y spots electorales.  Para ilustrar esa “provocación estratégica”, cómo se la llama el escritor, mostró unos ejemplos de la publicidad electoral de la AfD. A través de sus comerciales, los políticos ultraderechistas aspiran a dar la impresión de que están al lado de todos ciudadanos alemanes que tengan miedo o se sientan inseguras. Así, ofrece la idea de que la gente está en permanente peligro. El experto, enumeró unas consecuencias que siguen al ascenso de partidos ultraderechistas con “la provocación estratégica” quw lleva a cabo la AfD. Primero, el discurso público cambió: “Hay cosas que se dicen que antes no se podían decir.”, explicó Delle Donne. Hoy en día, por ejemplo, se abordan de una manera más abierta y más frecuente tabús. Eso lleva a la expansión de llamada Hate Speech, principalmente de forma anónima en internet, que es una segunda consecuencia. Cómo último efecto, comentó la fragmentación del parlamento alemán, que en el pasado se presentó con mucha más estabilidad que hoy.

Por encima de la perspectiva europea, Marta Lagos, directora de Latinobarómetro, presentó sus pensamientos sobre el estado de la democracia en Latina América. Lagos comentó que tiene la impresión de que “estamos en un mundo en dónde no se escucha, ni se entiende”. La riqueza económica en Latinoamérica aumentó rápidamente, pero cada dos de los latinoamericanos se queda fuera de la riqueza y “la ola de materialismo”, cómo le llama Marta Lagos. En consecuencia, se producen sentimientos de frustración y desorientación que los ultraderechistas usan para ganar apoyo. Los partidos en poder dejaron estos espacios gigantes porqué se dedicaron más a la economía que a los problemas sociales de la población.  Por eso, a Lagos no le extraña el ascenso actual de la ultraderecha. Para colmo, la gente en este continente se vuelve cada día más desconfiada de las instituciones y partidos políticos. Pero, “¡Sin partidos políticos representativos no hay democracia!”, subrayó y añadió: “Tenemos que fortalecer el Estado”. Explicó que si el Estado no ocupa todo el espacio público, como es el caso en varios países latinoamericanos, no hay democracia. Finalmente, la profesora también identifica una crisis de liderazgo. Los líderes políticos no tienen el coraje de conducir, de decidir y también a veces de decir “no”. Esa tendencia se manifiesta en la pérdida de apoyo por muchos de los electos presidentes en América Latina en los últimos años. Para mejorar la situación seria necesario concentrase menos en personalismo y más en liderazgo porque es bien importante diferenciar entre ambos. Más allá de eso, Marta Lagos plantea la pregunta de “¿Dónde está el debate de ideas en Latinoamérica?”. En cuanto a esto, Franco Delle Donne añadió que observa el mismo fenómeno en Alemania que la gente no sabe la diferencia entre todos partidos porque faltan el debate y el perfil.

A pesar de las diferencias de la cultura política entre Europa y Latina América, las medidas para enfrentarse con los extremos políticos pueden ser similares: fortalecer los partidos políticos y el Estado. Formar futuros líderes políticos en Latina América es el objetivo de nuestro “Programa Partidos Políticos y Democracia en América Latina” y este debate mostró otra vez la necesidad y actualidad de nuestro trabajo.

 

Texto de Julia Beneke, practicante en la oficina de la KAS en Montevideo.

Compartir

Personas de contacto

Ángel Arellano

angel.arellano@kas.de +598 2902 0943-101
Personas de contacto

Manfredo Steffen

Manfredo Steffen bild
manfred.steffen@kas.de +598 2902 0943-110