Notas de acontecimientos

Presentación de la colección de ensayos sobre nuevas campañas políticas en Latinoamérica. Montevideo, 27 de febrero de 2019

“Hay que involucrarse”

“Involúcrense”, dijo Héctor Muñoz (1) en el inicio de su disertación. El filósofo y consultor mexicano llamó la atención sobre la rapidez de los cambios políticos e institucionales del nuevo gobierno de su país. “Si no queremos correr tras los problemas, debemos participar, no solamente a través del voto sino en la calle, en la actividad política como tal. El involucramiento debe ser real”, concluyó el disertante.

Muñoz describió un contexto latinoamericano en el que regímenes populistas obtienen los triunfos electorales con promesas incumplibles, y pueden manejar los asuntos públicas a su antojo a partir de mayorías parlamentarias. Muñoz ilustró con el ejemplo de la elección de Trump y del plebiscito por el brexit dos acontecimientos electorales de consecuencias mundiales. “Hoy ya no vale arrepentirse de no haber ido a votar”, subrayó Muñoz. El experto destacó la importancia de los partidos políticos para el normal funcionamiento de la democracia.

Sin embargo, el cansancio y la desilusión de los electores los llevan a conductas de castigo a los partidos, ya sea votando por propuestas antisistema como simplemente absteniéndose de participar responsablemente en la elección. Los hábitos en el consumo político variaron dramáticamente y a esto se suma la aparición de nuevos problemas y conflictos que ocupan la agenda y definen preferencias. Como ejemplos citó la movilidad urbana, la sustentabilidad, las relaciones humanas, la autoayuda y el autoempleo. Todos estos fenómenos eran relativamente marginales hasta hace poco y ahora pueden definir elecciones.

El mundo globalizado y en red permite la injerencia anónima y en tiempo real desde cualquier rincón del planeta en asuntos nacionales e incluso locales. Como ejemplo dramático de la pérdida de confianza en la capacidad del Estado de administrar el espacio público y garantizar la seguridad señaló el porte generalizado de armas. “Las instituciones son percibidas como rebasadas e incapaces, y el ciudadano se siente solo y opta por defenderse”. Sin embargo, la respuesta es justamente la participación. “Involúcrense ahora”, repitió Muñoz al finalizar.

“La ciberpolítica constituye una oportunidad pero también presenta riesgos”, dijo la experta en campañas electorales venezolana Carmen Beatriz Fernández (2) al inicio de su intervención. “Al comienzo, la irrupción de las nuevas tecnologías fue valorada como forma de profundizar y dar vigor a la democracia. El acceso fácil y las posibilidades de la participación directa provocaron entusiasmo tanto entre los políticos como entre los usuarios”, afirmó la consultora.

Sin embargo, el triunfo de Ronald Trump en Estados Unidos y el brexit invirtieron esta percepción. El optimismo original dio lugar a una visión más pesimista. Los eventos citados dejaron en evidencia que las nuevas tecnologías también servían para la manipular a través de la circulación de información falsa. Lo que al principio era una promesa se convirtió en una amenaza. En nuestro continente, el uso masivo del WhatsApp en la campaña de Brasil dio la posibilidad de hacer circular informaciones falsas o tendenciosas de manera sistemática y muy rápida. Esta inmediatez y rapidez dejaba prácticamente fuera de juego todo intento de llevar el debate a un terreno racional. Se plantea la pregunta de cómo ganarle a una tropa digital, a granjas desde las cuales se alimentan las redes con noticas o señales manipuladas.

Fernández destacó que ahora es posible la injerencia anónima en procesos electorales y sistemáticas fugas de datos. “La viralidad de una noticia ya no depende de su veracidad o validación, sino de la oportunidad en la que fue puesta en las redes. Corremos peligro de no saber finalmente qué es verdad y qué no, y esto atenta contra la honesta competencia política”, finalizó Fernández.

Ambos expertos coincidieron en la necesidad de implementar sistemas de verificación consensuados por todas las partes. Pero estos solamente tendrán eficiencia si funcionan desde el comienzo. Una vez que se instala el rumor y las campañas de descrédito, es muy difícil revertir el proceso.

La moderación estuvo a cargo de Helena Bonomo (Uruguay). Ella es comunicadora social por la Universidad de Montevideo y autora en la plataforma Diálogo Político.


  1. Filósofo y magíster en Ciencia Política. Consultor y ex secretario nacional de elecciones del Partido Acción Nacional. Ex director del Seminario Internacional de Política Aplicada y Campañas Electorales. Profesor invitado de la Universidad Católica de Argentina y la Universidad Austral.

  1. Magíster en Campañas Electorales por la Universidad de Florida, EUA. Investigadora invitada del Center for Internet Studies and Digital Life de la Universidad de Navarra. Directora de la consultora DataStrategia.

Compartir

Personas de contacto

Ángel Arellano

angel.arellano@kas.de +598 2902 0943-101
Personas de contacto

Manfredo Steffen

Manfredo Steffen bild
manfred.steffen@kas.de +598 2902 0943-110