Notas de acontecimientos

Visita de representantes de organizaciones indígenas, del Estado y del sector empresarial a Alemania

Programa de estudios y de dialogo

Del 22 al 29 de junio una delegación de seis representantes latinoamericanos fue invitada a la República Federal de Alemania. Entre los participantes hubo representantes indígenas, representantes del Estado y del sector empresarial. El objetivo fue intercambiar experiencias acerca de la consulta previa y de energías renovables.

El Programa Regional de “Participación Política Indígena” (PPI) de la Fundación Konrad Adenauer trabaja en Latinoamérica con especial enfoque en el tema del derecho a la consulta previa, libre e informada. El derecho a la consulta previa de los pueblos indígenas en Latinoamérica es un derecho participativo y aplica cuando medidas administrativas y/o legislativas tienen impactos sobre los territorios que habitan los pueblos indígenas. Un ejemplo es la explotación de materia prima que se encuentra en los territorios indígenas. Este derecho de intervención de los pueblos indígenas es legítimo por las razones siguientes: las tradiciones de las poblaciones indígenas podrían ser consideradas como patrimonio cultural y las Organización Internacional del Trabajo (OIT), en un estudio sobre la explotación laboral, investigó que la población indígena es el grupo poblacional más afectado. Para proteger los derechos de los pueblos indígenas, se aprobó últimamente el Convenio 169 de la OIT, que fue firmado por 22 países (de los cuales 13 son latinoamericanos) y el cual es obligatorio. El Convenio 169 también prevé el derecho a la consulta previa y menciona además otros actores que son importantes en el proceso de consulta: el Estado y las empresas privadas.

En Latinoamérica el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, entre los que se encuentra el derecho a la consulta, está avanzado en comparación con otros países. Sin embargo, existen falencias en la ejecución de estos derechos y a menudo los intereses de los diferentes actores no son compatibles unos con otros. Por ello el PPI busca promover un diálogo entre los diferentes actores para prevenir futuros conflictos. Los pueblos indígenas se distinguen por mantener una relación estrecha con sus territorios, la naturaleza y el trato considerados con los recursos naturales, que son escasos. Los Estados se encuentran en la obligación de conducir los procesos de consulta y, en el marco del ordenamiento político y acorde a los estándares medioambientales, imponer pagos de indemnización justos. Los pueblos indígenas pueden hacer una contribución importante al cuidado del medio ambiente y las empresas tienen el desafío de desarrollar tecnologías ecológicas y de hacer cumplir su responsabilidad social respecto a los pueblos indígenas. El futuro sólo puede ser pacífico y sostenible si se los diferentes actores establecen un diálogo constante y se empleen métodos de resolución de conflictos.

Aunque Alemania no ha firmado el Convenio 169 de la OIT, en Alemania el derecho a la consulta también es un tema, aunque con diferencias. Este derecho está regulado a nivel nacional en la Ley de Procedimiento Administrativo (Verwaltungsverfahrensgesetz - VwVfG) y a nivel de los Estados federados también existen normas correspondientes o referencias a la Ley de Procedimiento Administrativo. Según estas normativas, partes de la población afectadas de ciertos procedimientos, también minorías, tienen que ser encuestadas durante las correspondientes pruebas de impacto, las audiencias y los procedimientos de constatación de plan. Es necesario tomar en cuenta que el Estado es propietario de las materias primas y que el interés público es razón de prescindir de una consulta. Aun así, indemnizaciones son previstas.

Muchos de los Estados latinoamericanos se concentran principalmente en la explotación de recursos naturales para producir energía y promover el crecimiento económico. La explotación de estos recursos naturales es perjudicial para el medio ambiente. Alemania es pionero en la producción de energías renovables que no sólo son más ecológicas, sino también pueden combatir la dependencia de la importación de energías fósiles. La producción de energías renovables podría ser, en caso de la Latinoamérica, una solución para evitar conflictos con la población indígena, dado que los recursos naturales en sus territorios eventualmente no serían explotados.

Estas diversas experiencias fueron intercambiadas en un programa de estudios y diálogo, mismo que fue organizado por la Fundación Konrad Adenauer en Berlín desde el 22 al 29 de Junio, y que tuvo lugar en diferentes Estados federados como Renania del Norte de Westfalia y Berlín. La problemática del derecho a la consulta en América Latina en relación con la protección del clima y el medio ambiente fue dada a conocer en Alemania y para Latinoamérica es sobre de interés la experiencia alemana del orden político en el área de medio ambiente y el fomento del desarrollo de energías renovables.

Como participantes fueron invitados dos representantes estatales, dos indígenas y dos representantes del sector empresarial. Entre los participantes estatales se encontraron la diputada María Soledad Pérez de Perú, y el alcalde de Nueva Imperial de Chile, un municipio compuesto mayoritariamente por población indígena. Griselda Galicia de México y Fernando Vargas de Bolivia defendieron el punto de vista indígena. El empresario peruano Guillermo Vidalón y la Jefe de Asuntos Legales y Regulatorios de la Vicepresidencia de Minería, Hidrocarburos y Energía de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), Claudia Niño, fueron invitados para visibilizar la perspectiva de las empresas.

El programa fue complejo y contuvo a varios interlocutores. La primera conversación tuvo lugar con el director del departamento "Estrategias de Sostenibilidad" del Ministerio de Protección Climática, Medio Ambiente, Agricultura, Protección de la Naturaleza y al Consumidor del Estado federado de Renania de Norte-Westfalia. El dio principalmente un resumen de la situación legal de la consulta y de los procesos establecidos de la audiencia y procedimientos de presentación del plan. A nivel estatal, fue organizado un encuentro con el diputado federal, Dr. Gerd Hachen, en el parlamento de Renania de Norte-Westfalia, quien aclaró sobre todo las competencias entre el Estado nacional, los Estados federados y la UE referente a iniciativas civiles y resaltó la importancia de energías renovables para Alemania. Especial interés en escuchar las experiencias latinoamericanas tuvieron los diputados Peter Weiss y Georg Kippels del Grupo de Trabajo sobre Latinoamérica, como también la diputada Sybille Pfeiffer, presidente del Grupo de Trabajo de Cooperación Económica y Desarrollo de la bancada del partido Unión Demócrata Cristiana/Unión Social Cristiana. A continuación el diputado Gero Storjohann informó sobre el procedimiento de petición en el Parlamento alemán como una alternativa como ciudadano o empresa de hacerse escuchar.

Otros interlocutores fueron las empresas Stadtwerke Essen AG (empresas municipales de Essen), STEAG GmbH, RWE Power AG y SL Natur Energie. Las diferentes empresas dieron una visión sobre las diversas formas de producción energética y su comercialización. Stadtwerke Essen es una empresa de provisión y orientación comunitaria en las áreas agua, gas, aguas residuales y administración puerteara en la ciudad de Essen. Más del 51% de la empresa pertenece a la comunidad. Según la empresa, los ciudadanos serían próximos a la misma, dado que del producto ellos mismos se beneficiarían. STEAG GmbH es el quinto más grande generador alemán de corriente y exporta corriente. A parte de plantas eléctricas de carbón y de refinería, la compañía ofrece plantas eléctricas industriales y plantas de suministro de energía descentralizado. Además ofrece servicios energéticos como sistemas de calefacción a distancia, energía renovable y comercio de carbón y certificados de CO2. Lo interesante de esta empresa es que a sus distribuidores internacionales se les pide respetar estándares determinados, como por ejemplo en el área de estudios de medio ambiente o del derecho a la consulta previa, siguiendo las normas de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el Convenio 169 de la OIT o el acuerdo “Global Compact” de las Naciones Unidas. El representante de la empresa afirmó que sobre todo el Global Compact es muy superficial y las sanciones no son respetadas. La empresa también justificó la conservación del negocio con energía convencional. La energía renovable sería de gran importancia, sin embargo el almacenamiento de energía renovable todavía es muy costoso. Por eso es indispensable invertir en la investigación y la tecnología de almacenamiento, así el interlocutor, hasta entonces este vacío tendría que ser llenado con energía convencional. En una conversación con Christian Hübner, Coordinador Clima, Medio Ambiente y Política Energética de la Cooperación Europea e Internacional de la Fundación Konrad Adenauer, fue sobre todo claro, que esta energía convencional sería subvencionada por el Estado, lo que no llevaría a una reducción de esta energía, sino a la conservación. Para tener un mejor panorama de la producción de energías renovables, SL Natur Energie permitió a los participantes visitar plantas de energía eólica y de biomasa. En lo que concierne energía convencional, se visitó una mina de lignito a cielo abierto en Garzweiler, propiedad de RWE Power AG, el segundo más grande proveedor de energía en Alemania.

La mina en Garzweiler evocó muchas protestas entre los ciudadanos del lugar, los cuales tuvieron que ser trasladados, dado que la empresa perseguía y aun persigue una expansión. Uno de los municipios afectados hoy en día es Erkelenz. Los participantes del programa de dialogo mantuvieron una conversación con los portavoces o representantes de la iniciativa civil „STOP Rheinbraun e.V.“ para tener una perspectiva de la problemática y los argumentos en contra de la explotación minera de lignito. Los portavoces indicaron haber sido parte de una consulta y haber pasado por todas las instancias posibles, para detener la expansión de la mina, pero aun así el traslado de la población no pudo ser impedido. Ciertamente el proceso fue doloroso, pero la decisión de las instituciones correspondientes fue respetada. Según los portavoces, indemnizaciones son previstas, pero son insatisfactorias. Casos así son dados a conocer por los medios de comunicación, como por ejemplo por la Radiodifusión del Occidente de Alemania (WDR). En las instalaciones de estos medios, los participantes mantuvieron conversaciones con los responsables de difusión sobre información del medio ambiente en la radio, la televisión y el internet. Los interlocutores comentaron que la cobertura informativa se realiza por lo general sin amenazas, aunque esta es a menudo crítica frente a las empresas o al Estado. Según la delegación de la KAS, este no es el caso en Latinoamérica. Toda vez que los medios públicos se financian de las contribuciones de los ciudadanos en Alemania y no son de la propiedad del Estado o personas privadas, la información en los medios es relativamente independientemente de influencias políticas, contrariamente a Latinoamérica.

La participación de los ciudadanos puede ser una iniciativa provechosa, como lo demuestra el ejemplo de la “Feria de Jardinería Zülpich 2014”, donde la municipalidad, y más tarde el Estados federado de Renania del Norte-Westfalia, colaboraron estrechamente con los ciudadanos. La delegación de la KAS tuvo la posibilidad de visitar esta Feria y fueron informados sobre antecedentes. Las ganancias de la entrada a esta Feria son destinadas en gran parte al mejoramiento de la infraestructura del municipio.

Finalmente, los participantes de la delegación formaron parte de la Conferencia Anual 2014 de la Asociación Alemana de Investigaciones sobre América Latina (ADLAF), el cual este año fue organizado conjuntamente con la Fundación Konrad Adenauer. El tema fue “Naturalezas globalizadas – perspectivas latinoamericanas“, lo que también trató aspectos como el derecho a la consulta previa, las energías renovables, las iniciativas civiles, entre otros temas.

Compartir