Notas de acontecimientos

Proximidad al ciudadano en proceso de desarrollo

de David Brähler

Estudio evalúa estructuras municipales en Uruguay

¿Conoce las tareas de un concejal o alcalde? Si tiene dudas, pues no le va diferente que a la mayoría de la población uruguaya. Un nuevo estudio de la Universidad Católica del Uruguay en cooperación con la Fundación Konrad Adenauer, que evalúa el desarrollo municipal desde sus inicios en 2010, logró incluso llegar a los titulares de la prensa nacional con sus estadísticas. En la presentación de la nueva publicación en la localidad de Palmar en el departamento de Soriano participaron muchos alcaldes y concejales interesados.

Según el equipo investigador liderado por Paula Ferla solamente un 38 por ciento conoce el rol de un alcalde y apenas un 23 por ciento conoce el rol de los concejales con más detalle. Esto no es extraño, se podría decir, frente al joven fenómeno que constituyen los municipios como tercer nivel gubernamental debajo del departamental y nacional. Desde la resolución de la ley promovida por el presidente Tabaré Vázquez y los partidos políticos hace cinco años existen 112 municipios. Si bien estos cubren apenas 20 por ciento del territorio uruguayo, albergan el 72 por ciento de la población total.

Debido a la desconfianza frente a sistemas gobernados de manera centralista se levantó más y más el llamado por una mayor participación de los ciudadanos, explicó Julián González de la Universidad Católica al inicio de la presentación del nuevo estudio. La convicción de que los ciudadanos deben ser parte de las decisiones políticas y de la solución de los problemas fue la hora de nacimiento de la política comunal. En el concepto de la democracia representativa, los alcaldes y concejales son las primeras caras del poder político con las cuales se encuentra el ciudadano en su comunidad.

Pero el entusiasmo de los ciudadanos se mantiene limitado. Solamente una cuarta parte se sienten suficientemente informados sobre el desarrollo municipal, comprueba el estudio. La ignorancia sobre el papel de los nuevos titulares locales bajó ligeramente en comparación con los años anteriores.

Esto se debe posiblemente a que las autoridades locales comprometidas intentan solucionar los asuntos locales en el lugar, según el principio de la subsidiariedad. Julián González de la Universidad Católica advirtió, sin embargo, que no debe confundirse la proximidad de las autoridades locales con una activa participación ciudadana en las decisiones políticas. Y de hecho una mayoría de los alcaldes y concejales presentes en Palmar lamentó la débil participación de la población. Reafirmando lo anterior continuó Javier Utermark, alcalde de la ciudad de Dolores, ubicada en el centro de Uruguay, quien había sido invitado a comentar sobre la nueva publicación. La participación ciudadana es el punto clave: no es fácil ganar a la gente para asuntos políticos, sea por animosidades partidarias o mera falta de interés. Tanto más importante sería desarrollar canales efectivos para la participación. El poco conocimiento y la baja participación constituyen déficits que habría que abordar, subrayó Utermark.

Leticia Silva del equipo de la Universidad Católica a la hora de relatar el inicio de la política recordó que la idea del desarrollo de las estructuras municipales partió del presidente y de los partidos políticos, pero no de un movimiento ciudadano. En cuanto a la efectividad de los nuevos municipios se demuestra igualmente la falta de cercanía a las nuevas estructuras políticas. Mientras una tercera parte de la población evalúa muy positivamente la gestión, una tercera parte por el contrario la ve como muy mala. Los titulares de los municipios en donde se llevó a cabo el estudio se mostraron por el contrario convencidos de una buena y en parte muy buena gestión. En las poblaciones abarcables del interior existe principalmente una satisfacción más alta con la gestión política, afirma el estudio. Los investigadores subrayaron sin embargo la necesidad de canales claros y efectivos de comunicación, para seguir construyendo la cercanía de las estructuras a los ciudadanos.

A pesar de todos los déficits los participantes en Palmar resumieron sus primeros años en la gestión de manera muy positiva coincidiendo con el estudio. Destacaron la regularidad de los encuentros de concejo, la toma de decisiones en conjunto y la construcción de buenas relaciones en la localidad. Les alegra la gran solidaridad y el intercambio fluido entre los municipios sobre desafíos y soluciones. En conjunto se muestra un progreso muy heterogéneo del desarrollo del nivel municipal resumieron los investigadores. En el futuro se necesita una mejor formación de los representantes locales, para que estén capacitados también para tareas más específicas en sus municipios.

David Brähler

Compartir