Notas de acontecimientos

PORQUE NO SOLO ES ASUNTO DE MUJERES

Reflexiones de los participantes sobre el curso "Mujeres y política", coordinado con la juventud del Partido Nacional.

A lo largo de la historia, las mujeres hemos sido ejemplo pujante de la búsqueda de la igualdad de género en nuestra sociedad. Una sociedad que impone estereotipos, pone limitaciones, impidiendo muchas veces perseguir nuestros sueños y llevarlos a cabo, por el mero hecho de ser del sexo femenino.

Los conceptos diferenciados entre mujer y varón se ven incluso reflejados en el Diccionario de la Real Academia Española, ya que según sus académicos, refleja lo que es la sociedad. Es así que el varón es sinónimo de respeto y autoridad. Pero gracias al movimiento de mujeres algunas cosas en este sentido están cambiando y se han ido eliminando algunos conceptos sexistas que incluía como propias de la mujer las características de “débil” y “endeble” para el vocablo “femenino”. Claramente, contrastando estos significados, definitivamente no hay rastros de igualdad. Y la mujer también tiene derecho a ser respetada en toda su esencia. Cuando las mujeres reclaman sus derechos, no se trata de una competencia entre ambos géneros, ni de decidir quién es mejor que otro. Simplemente es el uso lógico de la racionalidad, que permita a una sociedad machista, cambiar su mentalidad, haciendo al costado el miedo de no poder ser el “líder dominante” de la raza humana. En la realidad en la que vivimos, es poco alentador saber que muchas mujeres están acostumbradas a que se las trate de manera diferenciada al hombre, no pudiendo aún acceder a ciertos trabajos, o si acceden a estos hay diferencias entre la paga de salarios, dificultades para llegar altos puestos, o acceder a determinados cargos, entre ellos, los políticos.

Por otra parte, debemos hacer una distinción en qué es y significa para una sociedad tanto el machismo como el feminismo. El FEMINISMO es un movimiento que exige para las mujeres igualdad de derechos que para los hombres, mientras que el MACHISMO, es una actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres.

Comenzar por esta diferencia de conceptos es importante, ya que permite que todas las personas puedan entender las expresiones sociales que ocurren en toda comunidad, a qué se deben y lo que intentan transmitir con esto. Es un error muy común creer que el feminismo es el opuesto al machismo, pero esto no es así. Gran parte de la sociedad asume el feminismo como una corriente o grupo social compuesto únicamente por mujeres, que tiene como objetivo tener más derechos, menos obligaciones y ser mejor que los varones, cuando en realidad es una doctrina social que busca la IGUALDAD DE DERECHOS PARA LAS MUJERES Y HOMBRES.

Por eso, a lo largo de la historia, encontramos movimientos que procuraron diversos derechos a favor de la mujer. Uno de ellos fue la lucha por el sufragio femenino en muchas partes del mundo; otro abarcó todo lo relacionado con la lucha por la igualdad social, los derechos laborales y los reproductivos. Con esto expresaban querer ser tenidas en cuenta, ser consideradas como ciudadanas, tener voz para expresarse plenamente. Actualmente el movimiento de mujeres busca el respeto a ser diferentes, el ser aceptados como tal, tener la oportunidad de mostrar quienes somos sin el juicio de los otros, contar con leyes que amparen la inclusión y la diversidad social, mostrarnos tal y como somos.

La mujer sigue en búsqueda de la igualdad con el hombre, causa que tiene que ser de interés de toda la sociedad, porque no sólo es cosa de mujeres. Los hombres también deben sentirse con el deber de ayudar a que los paradigmas impuestos por la misma sociedad desde varios siglos anteriores, vayan cambiando, en pos de una verdadera integración entre los géneros.

Compartir