Notas de acontecimientos

Qué debe hacer el país con los resultado PISA 2016

de Manfredo Steffen

Una mirada propositiva al desafío educativo

“La contribución a las políticas públicas sustentadas en evidencia y la búsqueda de propuestas sobre lo que debemos hacer para mejorar las instituciones educativas, la formación docente y la gestión en el aula constituyen los objetivos de este encuentro”, afirmó el Lic. Daniel J. Corbo, presidente Fundación por la Democracia W. F. A. en su saludo a los asistentes a la segunda parte del encuentro “Qué debe hacer el país con los resultados PISA 2016. Una mirada propositiva al desafío educativo”.

“Si seguimos enseñando Ciencias como actualmente, seguramente no vamos a mejorar”. Con esta afirmación comenzó su disertación el Mag. Pedro Ravela, que presentó una detallada relatoría del taller y llamó la atención sobre el hecho de que 50 % de los jóvenes de 15 años están en una situación complicada en cuanto a sus posibilidades de aprendizaje. En Uruguay se constata una gran cantidad de estudiantes que no completan la prueba PISA y, según se realice el cómputo de estos casos, varían los resultados. Ravela propuso explicar mejor las pruebas PISA, y trabajar en un acuerdo entre todos los involucrados, especialmente sindicatos e Inspección, en un marco de referencia del buen docente.

A continuación, el consejero Robert Silva comentó la relatoría. Subrayó el aporte de las pruebas PISA en la generación de insumos fundamentales para la construcción de un sistema de calidad. También destacó la posibilidad que brinda la prueba de conocer las opiniones de los actores. Las pruebas no permiten compararnos con nosotros mismos, concluyó Silva, que propuso seguir trabajando en conceptos básicos como la perseverancia y la confianza en las instituciones de enseñanza.

En la segunda parte del evento, los senadores Jorge Larrañaga (Partido Nacional), Pedro Bordaberry (Partido Colorado) y Pablo Mieres (Partido Independiente) expusieron respecto a los resultados de las pruebas en Uruguay. Los tres senadores criticaron la presentación de los resultados por las autoridades sin tener en cuenta los anexos metodológicos, lo que llevó a interpretaciones equivocadas.

“Si un gobierno fracasa en la educación, está fracasando como gobierno”, afirmó el sanador Larrañaga, que concluyó que asistimos a un descalabro cultural en el país. El senador Pedro Bordaberry afirmó que los resultados alcanzados no se corresponden con el gasto realizado. “Habría que reconsiderar si los resultados en el futuro no deberían ser presentados por la institución evaluadora y no por la evaluada (APEP)”.

Bordaberry propuso mirar buenas prácticas en otros países, particularmente en algunas regiones en España, y enfatizar en la formación de los docentes para lograr mejores resultados. Finalmente, el senador Pablo Mieres llamó la atención sobre el alto ausentismo y el gran número de entrevistados que no completan la prueba en Uruguay. “Un sistema que coloca a los docentes jóvenes con otros más experimentados y calificados, en entornos más favorecidos, potencia las inequidades”, concluyó Mieres, que llamó a desafiar la lógica de la continuidad en la dirección de la enseñanza en el país.

Compartir