Notas de acontecimientos

Salir del getto

Consultores latinoamericanos discuten estrategias fundamentales

Motivo: Seminario sobre Alemania

Consultores latinoamericanos en conversación con el Dr. Michael Borchard

Director político y consultor de la Fundación Konrad Adenauer

Jueves, 12/04/07

“Los grandes partidos populares tienen que salir del getto del 30 por ciento y tienen que llegar a más del 40 por ciento de los electores para poder fundar coaliciones con partidos más pequeños y poder imponer ideas conceptuales de mejor manera”. Para ello, la discusión ideológica en el partido es básica, subraya Michael Borchard. Como director del departamento de política y asesoramiento en la Fundación Konrad Adenauer, Borchard recibió hace poco a 14 consultores políticos latinoamericanos en Berlín, invitados por el Programa de Medios y Comunicación de la Fundación Konrad Adenauer para informarse intensamente sobre política e intercambiar experiencias con colegas.

En Bolivia, Chile y Venezuela las discusiones actualmente también giran alrededor de la discusión ideológica de los programas de partido. Esto se debe, según Carmen Beatriz, consultora, y Armando Briquet, jefe de la campaña electora de “Primero Justicia” , el partido de oposición venezolano, a que el gobierno de Chávez define los derechos de propiedad de manera diferente, como también el papel de la familia, además de preparar un decreto que le garantiza autoridad adicional y extraordinaria. Esto es lo que hace la discusión ideológica más importante todavía. “Aprovechamos las cuestiones alrededor de la pobreza, de los socialmente excluídos pero – a diferencia del partido gubernamental – las incorporamos a conceptos a largo plazo de la política de economía, energia, formación y de juventud”, explica Briquet.

A diferencia de la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), donde el programa de principios es tratado por 70 representantes de diferentes capas sociales en pequeños grupos de trabajo y bajo exclusión de la opinión pública, la discusión en Chile tiene lugar públicamente: “ No lo hacemos en comisiones cerradas sino en público. Los medios de comunicación acompañan el proceso constantemente,” detalla Isabel Seone, jefa de prensa del partido cristiano-demócrata en Chile.

Por el contrario, en Alemania, la CDU cuida de que el debate ideológico no se independice y llegue a tener efectos no deseados como por ejemplo en 1994. “Los politólogos criticaron que la discusión es verbosa, que no posee un hilo rojo,” agrega Michael Borchard. “El desafío está en no confundir un programa ideológico con un programa electoral actual, permanecer a la orden del día y unir el programa a la base.”

Compartir