Notas de acontecimientos

Diesertación de Dr. Gehard Wahlers: „Perspectivas de 2015, desde la visión de la Fundación Konrad Adenauer”

Der Westen muss sich nicht verstecken: Dissertation von Dr. Gerhard Wahlers

El último día la Cátedra Adenauer, estuvo dedicado a la política internacional. El secretario general suplente y director del departamento principal para la cooperación europea e internacional de la Fundación Konrad Adenauer Dr. Gerhard Wahlers, invitado de honor, habló frente a más que 100 egresados de esta Cátedra, visitantes y muchos espectadores por live-stream sobre los desafíos del presente, los desafíos para la política y para la Konrad Adenauer Stiftung.

„El año 2014 fue un año de guerras incipientes y conflictos internacionales. Se podría predecir que los años venideros serán igual de conflictivos, ya que se puede constatar que las estructuras establecidas del orden y de la estabilidad internacional están bajo presión en todo el mundo.”

Para Europa la solución de la crisis en Ucrania, todavía representa un problema importante. El atropello y la desestimación del derecho internacional por parte de Rusia no deberían ser tolerados, ya que llevaría a la desestabilización de la región. Otro desafío se encuentra en el peligro que significa el estado islámico (IS) en Medio Oriente, pero la reestructuración radical de la región, tampoco podrá impedir la alianza contra el IS. Se aproxima un futuro inseguro e incierto.

También en la región asiática hay nuevos avances. China, que ya representa un poder económico global, desea ensanchar su zona de influencia y lo demuestra entre otras cosas con ejercicios militaros delante de su costa y con importantes inversiones en los Estados del Golfo y en África.

Las nuevas tendencias de la política internacional son alarmantes para los humanistas. Según el Dr. Wahlers siempre ha habido guerras y conflictos, pero hoy en día han aparecido nuevos actores en el escenario y se observan nuevas formas de crisis.

„A pesar de los rumores populares sobre la presunta decadencia de los EEUU y del modelo occidental en general, no tengo ninguna duda de que occidente permanecerá fuerte. En las democracias occidentales uno no tiene que sentirse inferior a los demás – ya sea en el contexto económico, militar o y sobre todo, en cuanto a su poder blando: la creatividad, la capacidad innovadora y el atractivo de nuestro sistema liberal, político y social que seguirá siendo único”, comentó Gerhard Wahlers, quién se encargó de las observaciones y el análisis de los conflictos internacionales y los desarrollos globales para la Fundación Konrad Adenauer en Jerusalén y en Washington, después de la caída del muro. En el año 2003 él mismo asumió la responsabilidad para las actividades internacionales de la Fundación Konrad Adenauer.

“Más de una vez el occidente demostró su potencial de auto-renovación. Nuestro modelo no es perfecto, pero tampoco tiene que esconderse, especialmente teniendo en cuenta los problemas urgentes políticos, económicos y ecológicos existentes en países como Rusia y China”.

El Dr. Wahlers enfatizó, que no solo la economía sino también la moral y los valores son aspectos relevantes para el mundo occidental. Uno de los éxitos notables, es la creciente democracia que se fue estabilizando desde los años ochenta. Según el Dr. Wahlers, muchos países en Sudamérica todavía no están explotando suficientemente su potencial.

Para sostener el contacto internacional y fomentar el desarrollo, un intercambio constante entre Europa, por ejemplo con Alemania y Sudamérica, así como con el resto del mundo es indispensable. El cometido de la Fundación Konrad Adenauer en la Argentina es entre otros, fomentar el diálogo para contribuir a que el país, mediante una cooperación conjunta, se presente de forma más decidida.

La Cátedra Adenauer 2015, fue otro paso importante en el objetivo de apoyar este esfuerzo.

Compartir