Notas de acontecimientos

Las perspectivas políticas para 2013

Cual será el futuro escenario político?

La Fundación Konrad Adenauer en la Argentina y el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL) invitaron el 20 de diciembre de 2012 al analista político Carlos Fara para analizar las perspectivas políticas del año que comienza.

¿Qué es lo que quiere la ciudadanía? ¿Qué es lo que quiere el gobierno? En una democracia la voluntad del pueblo equivale a la del gobierno y al revés. Echando un vistazo a la agenda de Carlos Fara el 20 de diciembre de 2012 en el Hotel Meliá en Buenos Aires, uno se dio cuenta de que, en la Argentina, éste no puede ser el caso. El Lic. Carlos Fara, también especialista en opinión pública y campañas electorales, abrió su discurso sobre las perspectivas políticas en el 2013 con estas dos preguntas. No obstante, la respuesta no fue la misma. Aunque en la Argentina las cosas no son como en Cuba, las estadísticas que mostró Carlos Fara develaron que el 54 por ciento de los argentinos no está de acuerdo con la política de Cristina Fernández de Kirchner. El 37 por ciento teme, encima de eso, que se instale un régimen como los de Cuba o Venezuela en la Argentina. La confianza en las instituciones públicas fue disminuyendo desde hace tres años hasta llegar al 37 por ciento en noviembre de 2012. En 2009 aún registraba un 52 por ciento. La confianza en las instituciones privadas también marca un 37 por ciento. Con la diferencia de que fue creciendo en los últimos tres años y se espera mantenga la tendencia.

Fara mostró mucho más números y cifras interesantes. Sin embargo, no dejó que el público se perdiera en un caos de estadísticas. Planteó concretas posibilidades respecto de las acciones del gobierno en el próximo año. Mencionó dos hipótesis. La primera consiste en una política conciliadora de la Presidente, que no entrará en conflictos ni con los sindicatos ni con los medios. “Bastante improbable”, según Fara. La segunda es la que el experto considera la más verosímil. Comprende un modelo más radicalizado en el cual el Gobierno intervendrá aún más en la economía.

El 54 por ciento de los argentinos – así dijo Fara – quiere que en las próximas presidenciales gane un candidato de la oposición. Que sea alguien de los kirchneristas, eso lo desea sólo el 34 por ciento. “No creo que cambie de rumbo”, fueron las últimas palabras de Carlos Fara de su discurso. Más bien, aguarda la confrontación.

Compartir