Notas de acontecimientos

Presentación del IDD-LAT 2015 en Costa Rica y Panamá

de Isabella Venturini, Jakob Gärtner

Latinoamérica con avances y retrocesos en la calidad de sus democracias

La Fundación Konrad Adenauer en alianza con la empresa argentina Politat, presentan en Costa Rica y Panamá resultados de la décimo cuarta edición del Índice de Desarrollo Democrático de América Latina (IDD-LAT), que corresponde a la fotografía tomada a 18 países en el año 2015.Imagen que muestra avances y retrocesos en la calidad de algunas de las democracias latinoamericanas y que plantea retos a los nuevos gobiernos.

El IDD-LAT muestra el proceso y la evolución de las democracias latinoamericanas considerando cuatro dimensiones: la calidad de las instituciones democráticas, la democracia de los ciudadanos, el desarrollo económica y la democracia social y humana. El propósito de IDD-LAT al escanear las sociedades latinoamericanas es mostrar de una forma equilibrada las fortalezas y debilidades de los países. Para que en sus planes de desarrollo sostenible busquen alternativas de solución.

En términos generales el informe destaca que la democracia no es plena si persiste la desigualdad y la exclusión, aunque se tenga calidad institucional y se promuevan los derechos y libertades.

Jorge Arias, director de Politat y exponente de los resultados indica “creemos que la democracia es el camino hacia sociedades más justas y países con mayor desarrollo”. Y destaca que un país alcanzará su plenitud democrática si además de sus avances socioeconómicos logra transitar con libertad e igualdad los caminos establecidos por su sistema político, respetando los derechos y garantías de todos los ciudadanos en el marco de instituciones con plena vigencia de sus fundamentos y respetando la división de poderes establecidos en sus constituciones.

Los resultados de la región muestran en general gran dinamismo en las dimensiones económica y social. Pero los problemas siguen siendo la disparidad, feminicidio y tránsfugas entre los países más desarrollados y los de mayor retraso.

El promedio regional se mejoró, pero solo ocho países mejoran su posición en el ranking, tres mantienen la posición que tenían en 2014 y siete países caen en su ubicación. En el grupo de alto desarrollo democrático están Chile, Costa Rica, Uruguay y Panamá. Honduras, Guatemala, Venezuela y Nicaragua están en el grupo de bajo desarrollo democrático.

Panamá ocupa el cuarto lugar del ranking y hace ahora parte de los países con alto desarrollo democrático. Se registra un mejoramiento en la dimensión económica y en la democracia de los ciudadanos. La percepción de respeto de las libertades civiles

y derechos políticos se mejoró como la participación de los partidos políticos en el Poder Legislativo. Los desafíos que enfrentar el país son la percepción de la corrupción y el desempeño en salud y los gastos público en educación.

Costa Rica siempre se ubicó en el grupo de alto desarrollo democrático. En ese índice Costa Rica está en el segundo lugar. Se observa mejores resultados en casi todas las dimensiones, menos en la democracia social, donde hubo un retroceso más de 14%. Los desafíos más grandes de Costa Rica son el desempleo y la pobreza, que son relativamente altas.

Compartir

Personas de contacto

Stefan Burgdörfer

Head of the KAS office in Costarica