Notas de acontecimientos

Hacia la Mejora de los Servicios Públicos Costarricenses

de Felix Strier
La conferencia “Hacia la Modernización de la Regulación de los Servicios Públicos”, organizada por la Academia de Centroamérica, con el apoyo del Fundación Konrad Adenauer, tuvo lugar el 22 de mayo en el Hotel Park Inn, San José, y contó con la participación de distinguidos expositores de varios países de organizaciones especializadas en ese ámbito. El evento se centró en el mejoramiento de dos sectores públicos esenciales: el transporte público y el sector de electricidad.

A manera de introducción, los presentadores de la primera sesión destacaron y elaboraron la importancia e impacto de la regulación de los servicios públicos con respecto a la inflación en Costa Rica durante los últimos años y también en la competividad de los sectores de actividad productiva.

El Investigador de División Económica del Banco Central de Costa Rica, Jorge León, expuso en un análisis exhaustivo la ponderación alta de 22% de productos regulados en el Índice del Precio al Consumidor (IPC) de Costa Rica, explicando de esa forma el traslado de la volatilidad de los precios de los servicios regulados al IPC. Además enfatizó el hecho de que las variaciones en los precios de los servicios regulados no corresponden a factores económicos expresados en las utilidades de las empresas.

Santiago Urbiztondo, profesor especialista regular de servicios públicos, detalló la importancia de la regulación tarifaria de los servicios públicos, necesaria por fallas del mercado y por particularidades en la demanda, tecnología, política y la historia. De ese modo derivó el siguiente objetivo regulatorio: replicar un proceso competitivo dinámico de forma políticamente sostenible, tolerando imperfecciones inevitables.

Los presentadores de la segunda sesión se enfocaron en el tema del transporte público y posibles modernizaciones para el alcance de una mejor competitividad económica del país y, en especial, una mayor calidad de vida de los costarricenses.

Como punto de partida sirvió una investigación de Hermann Hess, economista y ex-regulador de la ARESEP (Autoridad

Reguladora de los Servicios Públicos). Hess situó el debate en el contexto del cambio climático global y de la evolución demográfica en Costa Rica.

Como gran obstáculo para un desarrollo de una red vial eficiente para un mejor y más atractivo transporte público identificó las dificultades en la obtención de datos del uso de líneas de buses ya existentes. Lincoln Flor, economista especialista en transporte del Banco Mundial, propuso como posible solución la introducción de una tarjeta electrónica para todo el transporte público para medir el flujo del transporte y alcanzar una mejor eficiencia. Además explicó que el transporte público debería tener prioridad sobre el privado.

El Ministro de Asentamientos y Vivienda Humana de Costa Rica, Rosendo Pujol, describió la situación actual del transporte público como un bloqueo para el desarrollo. Sin embargo, la idea de la construcción de una o dos líneas de metro fue descartada por sus grandes costos.

En el tercer gran bloque de presentaciones los expertos analizaron los problemas actuales en la regulación del sector eléctrico, como por ejemplo los grandes costos de producción en Costa Rica. El objetivo fue encontrar un equilibrio entre las dos metas de competitividad de las empresas afectadas por los costes de electricidad y la sostenibilidad ambiental a través de una regulación más integral.

Hermann Hess presentó datos de consumo privado y empresarial en Costa Rica, y pronósticos sobre el incremento de producción en el ámbito global. Un tema importante de debate fue la sustitución de electricidad producida por plantas hidroeléctricas en Costa Rica por electricidad importada de otros países de Centroamérica.

El regulador general de la ARESEP, Dennis Meléndez, cerró la conferencia exitosa a la cual asistieron unas 150 personas. Él resumió los retos de Costa Rica en el ámbito de los servicios públicos con un enfoque específico en el balance entre la productividad de las empresas y la sostenibilidad de los recursos costarricenses. De ese modo una mejora del transporte público sería indispensable.

Compartir