Notas de acontecimientos

Medios de Comunicación en el Estado Plurinacional

La Asociación de Periodistas de La Paz con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer (KAS) presentó la publicación "Medios de Comunicación en el Estado Plurinacional" en el cual se intenta analizar la situación de los periodistasfrente a las actuales condiciones del Estado Plurinacional. El cual recoge los puntos de vista y criterios de veinticinco destacados periodistas que comentaron y evaluaron la situación del periodismo en Bolivia.

Medios de Comunicación en el Estado Plurinacional

Una reflexión desde el gremio de los periodistas sobre las relaciones expuestas y subyacentes del poder político constituido y los medios de comunicación en su función informativa

La Representante en Bolivia de la KAS la Sra. Susanne Käss expresó acerca de la publicación que los los medios de comunicación cumplen un papel fundamental en una sociedad. Sirven de intermediario entre el sistema político y los ciudadanos y, por consiguiente, su deber de informar adquiere alta importancia. Pero su labor va más allá. Cumplen una función de guardián de la democracia, fiscalizando el trabajo de los gobiernos. En Bolivia, esta función de guardián en la actual coyuntura es de especial importancia porque el partido de gobierno tiene amplia mayoría en ambas cámaras de la Asamblea Legislativa Plurinacional y de esta manera el poder de fiscalización de la oposición parlamentaria es muy limitado.

Además, la oposición política a nivel nacional se encuentra en crisis porque está desarticulada, desestructurada y sin propuesta política. Ese escenario crea conflictividad entre el gobierno y los medios de comunicación. El presidente Evo

Morales, en repetidas ocasiones, ha acusado a los medios de comunicación de ser la verdadera oposición a su gobierno.

En los últimos años, se han aprobado varias leyes que restringen la libertad de expresión y de prensa. Por consiguiente, el panorama de trabajo para los periodistas no es fácil. Tienen que lidiar con las constantes críticas desde el ejecutivo y presiones que llevan, en muchos casos, a la autocensura por medio de represalias. En ese escenario complejo, la calidad y profesionalidad del trabajo periodístico es una condición para poder defenderse contra

amplias críticas, pronunciados por el ejecutivo, pero muchas veces repetidas por la sociedad. Los periodistas, en su labor diaria, tienen que basarse en principios morales y éticos.

Para poder determinar los desafíos para los periodistas en esta compleja coyuntura, la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) y la Fundación Konrad Adenauer (KAS) organizaron un evento de debate y discusión donde un grupo de periodistas de diferentes medios en todo el país analizó la coyuntura a base de cuatro ejes temáticos: (1) regulación / autorregulación; (2) condiciones laborales; (3) formación / capacitación; (4) censura / autocensura.

El resultado de este evento, análisis y conclusiones, se someten a la consideración de los lectores en el presente libro. La KAS quiere, vía esta publicación, mandar una señal de apoyo a la libertad de expresión y de prensa en Bolivia.

Antonio Vargas Presidente de APLP comento acerca de la publicación que la Constitución Política en un Estado es la

cristalización de las fuerzas políticas concurrentes al momento de su elaboración y aprobación, las relaciones entre gobernantes y gobernados que de allí resultan construyen escenarios nuevos y reconfiguran los ya existentes. Es precisamente sobre la reconfiguración que ha supuesto el tránsito de República a Estado Plurinacional de Bolivia, que surgió la iniciativa de realizar un evento que se propusiera averiguar cómo se han replanteado las relaciones entre el poder político y los periodistas y por qué. Este evento propuesto por la Asociación de Periodistas de La Paz y apoyado firmemente por la Fundación Konrad Adenauer, ha dado como resultado un trabajo de investigación en el que los propios actores involucrados, los periodistas, participaron activamente aportando opiniones avaladas por sus trayectorias en el ejercicio constante del periodismo en este nuevo contexto plurinacional.

En la relación investigada se consideró que si bien es cierto que cada medio tiene una línea editorial comprometida con algún tipo de interés, no es menos evidente que una aproximación así consideraría a los periodistas como una suerte

de marionetas digitadas por los empresarios, negándoles toda posibilidad de discriminación y de utilización de sus valores éticos y sus códigos deontológicos, para evitar esta apreciación equivocada aquí son tomados en cuenta los

periodistas justamente desde esa dimensión éticodeontológica.

También se ha considerado que el Estado Plurinacional en su influencia estructurante de la sociedad emplea al gobierno y, éste a su vez, al poder político en todos sus niveles: nacional, departamental, regional, provincial, municipal e indígena. Es desde esta perspectiva que se entiende aquí al “poder político constituido”. Los propósitos así delineados han requerido de un armado metodológico fundamentalmente cualitativo, de tal forma que las relaciones expuestas y subyacentes puedan emerger de forma natural y en el marco de una relación horizontal y dialógica.

La estructura de la publicación contempló que dos comunicólogos/periodistas de reconocida trayectoria, presentaran sus puntos de vista a cerca de la situación de los periodistas frente a las actuales condiciones del Estado Plurinacional. Después, ya en la segunda parte: veinticinco periodistas fueron agrupados en cinco mesas de trabajo de acuerdo

a cuatro ejes de investigación: 1. Regulación/autorregulación, 2. Condiciones laborales, 3. Formación/capacitación, 4. Censura/autocensura. Como se puede apreciar, la metodología esencialmente cualitativa ha sido útil y sirvió para dar cuenta de las relaciones expuestas y subyacentes mencionadas en el título. En este sentido, a continuación se ofrece al lector el resultado de dicha sistematización, se espera que la información recogida de las opiniones de veinticinco periodistas de varios medios y de diversas partes del país, sirva para alentar en la sociedad y en el sistema político el análisis y el debate democrático, aportando además valiosos elementos que bien pueden ser útiles en la elaboración de políticas públicas para y desde los propios actores involucrados.

Compartir