Notas de acontecimientos

Diálogo en Buenos Aires para fortalecer las instituciones

de Manfredo Steffen
En el marco del proyecto “Dialogando Buenos Aires” se realizó en la Legislatura porteña un encuentro abierto para discutir políticas de trasparencia y su contribución a un sistema de integridad más robusto. Junto a legisladores locales participaron expertos de Chile y Guatemala, con la finalidad de conocer las experiencias y buenas prácticas en otros países.

El encuentro fue inaugurado por Hernán Charosky, quien destacó la trayectoria de estos encuentros y su objetivo de contribuir al fortalecimiento institucional. Este objetivo fue compartido por María Cecilia de la Torre, legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, quien subrayó el derecho a la información como inalienable a los ciudadanos.

“La respuesta a los problemas de corrupción en Chile ha sido tradicionalmente la formación de comisiones”, afirmó Claudio Fuentes, director de la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Diego Portales en el inicio de su disertación. El experto describió una crisis de confianza que afectó a las instituciones en su país. Sin embargo, se pudo convertir la crisis en una oportunidad mediante la alianza de tomadores decisión con los agentes de cambio. Para esto fueron claves la composición de la comisión con ciudadanos no pertenecientes a partidos y la priorización y el seguimiento de los temas relevantes. Entre los desafíos a enfrentar, Fuentes destacó la necesidad de que el acceso de todos los ciudadanos esté asegurado. “Que la información exista no quiere decir que efectivamente la ciudadanía pueda acceder a ella”, concluyó.

“Hay conceptos que se ponen de moda y se vacían de contenido”, afirmó el legislador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Maximiliano Ferraro en su intervención. “Debemos entonces recuperar el significado de las palabras transparencia, acceso y ética, para que sea verdad lo del buen gobierno. Como dificultad enorme para esto, el diputado señaló los permanentes estados de excepción que se utilizan desde las instituciones para no informar al ciudadano. “Las leyes tienen que estar respaldadas por una decisión política”, finalizó el legislador.

“La gente no vive de la lucha contra la corrupción”, afirmó Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana, capítulo guatemalteco de la organización Transparencia Internacional. Combatir la corrupción es condición indispensable para una política, pero los políticos deben además entender las demandas sociales y hacerse cargo de ellas, si no quieren quedar fuera de juego. “En este momento los políticos tienen miedo y esto conduce a la inmovilidad”, siguió Marroquín. “El reto es, finalmente, construir un nuevo modelo de gobierno”.

La legisladora de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Natalia Fidel centró su disertación en el cambio de paradigma que significa dejar el acceso pasivo de los ciudadanos y pasar a un Estado proactivo, que brinda informaciones aunque estas no sean solicitadas. Fidel abogó por un gobierno abierto en el que convivan la trasparencia, la participación y la colaboración. La información debe estar disponible en diferentes formatos y ser distribuible a la ciudadanía. “Y es importante que las leyes sean exigibles”, concluyó la legisladora.

A continuación, los asistentes formaron grupo de trabajo y elaboraron consultas y comentarios que fueron presentados a los expertos y a los legisladores presentes. La preocupación por lograr una alianza entre parlamentarios, sociedad civil y medios fue una preocupación compartida por todos.

Compartir