Notas de acontecimientos

Partidos políticos y gestión ambiental local

de Manfredo Steffen
Los partidos políticos se encuentran en competencia con movimientos ad hoc que toman algunos temas de la agenda ciudadana en forma contundente. La estructura institucional parece inadecuada para los inéditos conflictos socioambientales. ¿Cuál es el papel que juega la administración local de los conflictos socioambientales? ¿Podrán los partidos políticos de centro manejar las crisis y constituir una alternativa al populismo?

Alcaldes y concejales de Panamá, Costa Rica, Venezuela, Chile y Uruguay se reunieron en Santiago de Chile para discutir estrategias e identificar buenas prácticas que puedan inspirar un mejor posicionamiento en sus respectivos países.

El anfitrión del encuentro fue el Centro Democracia y Comunidad (CDC), que desde hace varios años viene organizando con el programa regional Partidos Políticos y Democracia en Latinoamérica actividades formativas para jóvenes políticos, en particular en el área ambiental.

“En Chile se utilizan principalmente instrumentos económicos en la gestión ambiental”, afirmaba Christian Gutiérrez, asesor del Ministerio de Medio Ambiente de Chile en su bienvenida a los asistentes en la tertulia del miércoles 3. “Si bien se evalúan los proyectos, esto sucede caso a caso y hace falta una visión estratégica del instrumento evaluación de impacto ambiental que incorpore el ordenamiento territorial”.

A continuación, Fernando Farías, jefe de Departamento de Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente de Chile presentó los avances y problemas de la implementación de los Acuerdos de París en las políticas públicas. En vez de construir desde arriba debemos fortalecer la construcción desde abajo, y esto tiene mucho que ver con los municipios, reflexionó Farías.

“Estamos enfrentando una crisis de representación aunque no de gobernabilidad”, afirmó Eugenio Ortega, director ejecutivo del CDC, en su saludo del primer día. El fortalecimiento de la gestión a nivel local constituye un desafío y una oportunidad en la que debemos concentrarnos”.

“¿Cuál es la eficacia de las disposiciones cuando van al territorio?”, preguntó Jorge Canals, de la Secretaría de Medio Ambiente de la Región Metropolitana, en su conferencia disparadora. La obtención de índices creíbles, que permitan hacer comparaciones, y la unificación de ordenanzas ambientales podrían contribuir a hacer visibles beneficios que de otra forma no serían tenidos en cuenta.

A continuación los participantes presentaron sus experiencias en la gestión ambiental local. Desde Uruguay, los ediles departamentales Alejandro Colacce y Andrés Pereyra destacaron la importancia de la continuidad en las políticas ambientales. “En Uruguay se han perdido avances después de un cambio de gobierno, como lo muestra el ejemplo del vertedero municipal de Paysandú, que pasó de estar certificado y ser un ejemplo a ser un verdadero dolor de cabeza para la actual administración.

La regidora Magaly Brenes, del cantón de Dota, en Costa Rica, destacó que el cultivo del café constituye una de las más importantes actividades de su región y al mismo tiempo una de los principales motores de la deforestación de las laderas para ganar nuevos terrenos.

Germán Venegas, encargado de Recursos Naturales y Biodiversidad de la Región Metropolitana de Chile, subrayó que a menudo la problemática ambiental no es percibida como política. “Me da ilusión cuando encuentro una comunidad sublevada, porque allí hay vida y compromiso”, concluía Venegas. “La información genera movilidad y movilización, es decir, interés por la política y la cosa pública”.

“Las instituciones no podemos solas”, decía Martha Urpín, directora de Desarrollo Urbano y Catastro de la alcaldía del municipio El Hatillo. Desde una Venezuela golpeada por enfrentamientos e incertidumbres políticas, Urpín destacó la importancia del involucramiento de los vecinos, que deben superar la actitud de culpar al otro y respetar las reglas de juego democrático para no contribuir a la creación de más informalidad.

Jesús Sierra aportó la experiencia desde el Poder Ejecutivo en Panamá. “La competencia con movimientos ad hoc coloca a los partidos políticos frente al desafío de hacerse atractivos a una ciudadanía cada vez más volátil y cambiante”, afirmó Sierra. “Debemos fortalecer estructuras y capacitar a los políticos para evitar el populismo”.

“Las instituciones no son adecuadas para la gestión eficiente a nivel local”, afirmaba Paulo Hidalgo, regidor propietario y presidente municipal de Aserri, en Costa Rica. A pesar de los conflictos por el uso del agua destacó el rol que cumplen organizaciones locales que contribuyen a la solución de los conflictos a nivel local y fomentan la cohesión territorial y la participación.

El chileno Carlos Gatica enfatizó la necesidad de hacerse cargo y de liderar los cambios desde una perspectiva holística superadora de las visiones particulares. El encuentro finalizó con una reflexión de Francisco Fuentes, quien subrayó que el medioambiente no es sectorial sino que atraviesa a todas las actividades humanas. Los partidos políticos deben tomar la agenda ambiental y hacerla suya si quieren dar respuesta a los grandes problemas de la humanidad, concluyó Fuentes.

Como complemento al taller, el CDC organizó una visita a la comuna Isla de Maipo, donde el grupo fue recibido por al alcalde de la Municipalidad, Carlos Adasme Godoy, y parte de su equipo. “Los municipios somos un puente entre las comunidades y el gobierno central”, explicó Adasme. En su disertación enfatizó el objetivo de la Alcaldía de apoyar a la población local en su voluntad de mantenerse en la comuna y seguir cultivando la tierra. La comarca tiene tierra fértil y por su cercanía a Santiago tiene un gran potencial como proveedora de alimentos de buena calidad. Por otro lado, y debido a su belleza paisajística, es también atractiva para nuevos emprendimientos urbanísticos que pueden convivir con la tradición agrícola. El uso del agua se convierte entonces en un factor clave a administrar. En esto las cooperativas juegan un papel preponderante, congeniando la participación de los ciudadanos con soluciones concretas en el uso del recurso acuático. La visita a la cooperativa local de agua potable Gacitúa impresionó a los participantes por el compromiso y los conocimientos esgrimidos por los miembros de la organización. Como corolario a la enriquecedora visita, los participantes almorzaron en un restaurante aledaño a la granja educativa de la comuna, en el que se enfatiza la utilización de productos locales.

Compartir