Notas de acontecimientos

Formación en comunicación política

Seminario presencial sobre comunicación política

Luego de cursar por cuatro meses un diplomado virtual sobre comunicación política, los 15 jóvenes más destacados de los 100 que cursaron el diplomado se encontrarán en Buenos Aires para intercambiar experiencias sobre cómo comunicar en política.

Durante la inauguración de la actividad, la coordinadora de proyectos de la Fundación Konrad Adenauer, Agustina Carriquiry, enfatizó la importancia del Programa Regional de Partidos Políticos para el fortalecimiento del sistema democrático en la región. “En este sentido, la alianza estratégica con la Asociación Civil de Estudios Populares ha sido una ventana de oportunidades para profesionales de la gestión política y pública interesados en mejorar sus practicas profesionales y contribuir al bien común”, indicó.

El inicio de la jornada académica estuvo a cargo del Sociólogo político Sebastián Halperín, quien a través de la metodología de taller de trabajo supo enfocar la importancia que tienen los focus group en el ámbito de la comunicación política; es una técnica muy potente para la investigación social y dentro del mundo político para conocer lo que dice y piensa la gente. En este sentido, Halperín, reafirmó que este tipo de métodos cualitativos ayuda a comprender las percepciones políticas que preceden y explican las preferencias electorales, aunque nunca podremos prescindir de los métodos cuantitativos porque estos nos permiten conocer el peso real que tienen las diversas opiniones en un escenario electoral y de respaldo político. Es fundamental articular la comprensión (factor cualitativo) con la medición (factor cuantitativo) de la opinión del público. Halperín, incorporó dentro de la dinámica al “Brief” como el punto de partida para desarrollar correctamente cualquier tipo de proyecto o campaña en base a los requerimientos y necesidades que nos transmita la gente. Se convierte en una hoja de ruta y, como tal, tiene un carácter de vital importancia para avanzar en la línea correcta.”Es el corazón de la investigación”, puntualizó. El Focus Group ayuda a comprender mejor las diferentes percepciones y posiciones de la gente; se caracteriza por tener un enfoque no directivo, lo que libera el uso de la palabra ya que los participantes encuentran en la sesión un espacio abierto para la conversación, en el que se expresa más el habla colectiva que la voz individual. En el marco de un nuevo ciclo electoral, esta herramienta resulta imprescindible para los actores políticos (partidos, fracciones, candidatos), porque permite evaluar el estado de la opinión pública a los efectos de construir una estrategia de posicionamiento orientada a maximizar los objetivos electorales. Entonces, los resultados del Focus Group son realmente útiles a la hora de ayudar a los responsables de marketing político en la toma de decisiones.

Olaf Jacob, representante de la Fundación Konrad Adenauer en Argentina, finalizó la jornada de bienvenida con una amena tertulia explicando a los participantes los desafíos que tiene la clase política argentina en el mediano y largo plazo. La importancia del liderazgo juvenil y como la formación impartida desde la fundación ha garantizado una nueva política, donde la persona humana es el epicentro de la gestión pública.

Comunicar con esencia y contenido

La segunda jornada inició con la coach Daniela Aruj, quien en un marco reflexivo y de valores, llevó a la audiencia a entender al coaching como un modelo que ayuda a los candidatos a potenciar de manera eficaz sus objetivos individuales. En este sentido, puntualizó la importancia en el establecimiento de una relación basada en la confianza total, generada por la empatía entre el candidato y el consultor. Aruj fue bien determinante al indicar que a través del coaching ontológico podemos trabajar las potencialidades de los candidatos y dirigirlas hacia el objetivo; permitiéndoles dejar de lado creencias limitantes, miedos y distracciones. El primer paso es el más difícil, implica el reconocimiento del candidato que hay cosas que no puede hacer o que puede hacerlas mejor. El candidato tiene metas, sueños, anhelos, miedos y excusas. Sobre todos esos aspectos trabaja el coaching para facilitar el proceso de logro de metas y objetivos. Conocer a nuestro candidato en profundidad y despojarlo de todo eso que se interpone como barrera, es la tarea a cumplir. El coach guía en campaña al candidato de forma paralela a todo el trabajo que pudiese realizarse para lograr votos.

Albert Einstein decía que si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo. Pongámonos a reflexionar cuántas veces buscamos soluciones nuevas a un viejo problema y terminamos aplicando las que ya conocemos, las que nos dan seguridad. Entendido todo este proceso de crecimiento y desarrollo personal no podemos dejar de considerar la comunicación, enfocada en la oratoria del candidato, es decir, en su capacidad para trasmitir ideas complejas de la forma más sencilla posible, para lograr que no quede ni una sola persona sin comprender el mensaje. También nos debemos concentrar en generar compromiso en sus palabras y con sus electores y, además, en crear cierres efectivos que faciliten recordar el mensaje. Debemos coadyuvar en erradicar las muletillas y vicios en su oratoria. “Somos el resultado de lo que creemos podemos ser”, es ahí donde la comunicación no verbal impacta en la audiencia: nuestra postura, gestos, movimientos, tics nerviosos, expresiones y microexpresiones. Lograr que la comunicación verbal y la no verbal se refuercen mutuamente y sobre todo que no haya contradicciones entre ambas es el objetivo porque el lenguaje crea realidades. Una campaña es un proceso sumamente estresante, complejo y desgastante que pone a prueba al candidato y a sus vínculos más cercanos. También está ligada a la sensibilidad y a la capacidad de ponerse en el lugar de otros, en este caso, en el lugar de los votantes.

Luego de entrar en el tema de la esencia personal como una fortaleza para el joven político de hoy, Victoria Seoane y Hernán Madera desarrollaron un taller de trabajo teórico práctico sobre Media Training, dirigido a brindar herramientas útiles para mejorar la presentación de los asistentes frente a los medios de comunicación. Es muy importante ser empático y estar consciente a qué tipo de audiencia les vamos a hablar: militantes de nuestro partido, opositores a nuestra propuesta o ciudadano común por convencer. Seoane interactuó con los participantes hasta hacerlos comprender que nada debe competir con el mensaje que se quiere transmitir, al contrario todos los elementos deben acompañarlo para hacerlo contundente. El mensaje ha de ser breve, simple, relevante y directo porque eso exige nuestra sociedad. Hoy en día, nuestra audiencia requiere menos tecnicismos por eso el lenguaje debe ser llano, claro y conciso. Les recomendó utilizar como referencia, el lenguaje que se lee en el principal diario de su país. La jornada finalizó con la conferencia “Comunicación de Gobierno” dictada por Pablo Pérez Paladino, director general de Comunicación del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la República Argentina, quién reforzó el paradigma de comunicación enfocada en el ciudadano. Pérez Paladino disertó ampliamente sobre el cambio comunicacional que implica poner en el centro al ciudadano.

Es un desafío entenderlo organizacionalmente y ponderar los temas de mayor impacto en la comunidad, implica un proceso gradual de trabajo fuerte vinculado con el ciudadano. Hay que ser coherentes y uniformes, es decir, el cambio se da tanto en spots publicitarios, como en fotos, mensajes oficiales. Es entender institucionalmente que el protagonista es a quien servimos no los servidores. De manera magistral, mostró los logros alcanzados a la fecha y los desafíos que como Gobierno les toca enfrentar sobre todo en materia de Datos Abiertos. Es vital entender que nuestra sociedad es más demandante en información, se mantiene al día y está ávida de saber que viene después, por lo que las herramientas disponibles deben ser manejadas con efectividad. Ya no solo tenemos la televisión y prensa, ahora existen redes sociales más diversas y cambiantes que el ciudadano emplea para saber, cuestionar, opinar y hacerse eco de lo público, por tal motivo es nuestra responsabilidad entenderlo y montarnos en esa ola. Recuerden siempre el ciudadano es el protagonista de una gestión de gobierno, nuestro deber es servirles con identidad, transparencia y sobretodo responsabilidad.

Comunicación estratégica efectiva

La jornada de cierre se enfocó principalmente en la implementación de estrategias de organización territorial, manejo de redes sociales y su articulación con elementos comunicacionales para alcanzar campañas y gobiernos exitosos. Mario Rodríguez, experto en gestión y campañas, inició su ponencia indicando que la política es un acto de amor, donde un conjunto de personas dedican su tiempo a otros para garantizarles bienestar social. Los políticos enajenan su vida, dejan de lado su realidad personal por servir a otros. En tono reflexivo insistió que en política no compartir información es un problema, por lo que tanto en campañas electorales como en gestión de gobierno la difusión de información es vital, fortalece y transparenta los procesos. La política es finalmente personas conversando con personas, por lo que no hay otra manera de convencer que comunicar lo que eres; eso traduce tu identidad y refuerza tu reputación. Esta dinámica indica que manda la agenda ciudadana compuesta fundamentalmente de intangibles.

En la política tradicional solemos escuchar que es necesario decirle a la gente lo que quiere escuchar, eso es falso; un completo mito. El ciudadano sabe cuándo le somos sinceros, cuando hablamos con la verdad, no los subestimemos porque la política una vez más son personas hablando con personas que son iguales entre sí. Entrando en materia, la organización del territorio es a través de base de datos, que se vinculan a personas y que deben estar geolocalizados. Allí determinamos nuestra unidad de eficiencia, que viene determinada por el contexto de cada región, puede ser el circuito, la mesa electoral o el centro de votación. En fin es mejor unidad para organizar territorialmente la campaña electoral. En este sentido, explicó tres casos de campañas en el territorio: Michoacan (México), La Plata y Rosario (Argentina) donde evidenció la profesionalización de la política y como los métodos cuantitativos y cualitativos ayudan a optimizar una campaña electoral, sacándola del paradigma empírico de la emocionalidad. El recurso más importante es el tiempo, y es el más desperdiciado, por eso para quien no sabe a dónde va ningún viento le es favorable.

Seguidamente nos adentramos en las estrategias de comunicación 2.0 con Gaston Douek, especialista en la materia, quien empezó indicando que esta es una comunicación indirecta a un público dirigido, si lo entendemos así sabemos que se trata de contar una historia a través de micro momentos y micro mensajes. Antes de discutir que redes sociales utilizar, debemos entender que son personas con cualidades que definen una audiencia, por tal motivo no importa el canal que se elija para comunicar sino la estrategia de comunicación empleada. Es importante dosificar la información, aprovechar los pequeños momentos que tenemos para posicionar nuestro mensaje y narrar nuestra historia. Sólo disponemos de 13 segundos para captar la atención de la persona. Finalmente, Carlos Fara a través de su estrategia: Del Dicho al Hecho hizo una síntesis magistral de las fortalezas de la comunicación política dentro de la gestión pública y política de hoy día; los participantes activamente indicaron con ejemplos los temas más relevantes del programa de contenido y como su aplicabilidad les permitirá dignificar la acción política para realmente servir a sus naciones en función al bien común.

Reflexiones de Eduardo Rengifo, Venezuela

Compartir