Veranstaltungsberichte

Cuarto Conversatorio con la ex Alcaldesa de Tihuanacu, Eulogia Quispe

El pasado 13 de agosto se llevó a cabo el Cuarto Conversatorio del PPI-Bolivia, en el marco del Sexto Módulo del Primer Nivel. El Conversatorio se realizó en las instalaciones del Hotel Alcalá durante una cena con los participantes, los organizadores y la invitada especial Eulogia Karina Quispe, ex Alcaldesa de Tihuanacu.

CONVERSATORIO

LA JOVEN EX ALCALDES DE TIHUANACO COMPARTE SUS EXPERIENCIAS SOBRE SUS PRIMEROS PASOS EN LA POLÍTICA

La joven Ex Alcaldes de Tihuanaco, Eulogia Karina Quispe, fue invitada el 13 de agosto del 2010 por el Programa de Participación Política Indígena de la Fundación Konrad Adenauer KAS-PPI-BOLIVIA para formar parte del cuarto CONVERSATORIO programado. El evento se realizó en el marco del Sexto Módulo del Nivel I con el tema “Bolivia en el contexto internacional” durante la cena del viernes en las instalaciones del Apart Hotel Alcalá.

Al llegar al hotel, Eulogia Karina Quispe parece una joven estudiante más (actualmente está haciendo un Diplomado en Proyectos de Desarrollo), sin embargo, el momento que empieza a compartir sus experiencias como Alcaldesa se descubre en Eulogia una lideresa nata y a una dirigente con experiencia. Eulogia Quispe empieza el Conversatorio haciendo hincapié en la falta de líderes formados y en la importancia de la capacitación como un elemento fundamental para poder ejercer eficientemente un cargo político.

La joven política empezó su carrera cuando su padre, siendo candidato a alcalde de Tihuanaco en el 2004, murió y en su lugar quedó su hija mayor. Su edad y poca experiencia produjo mucha desconfianza en su comunidad, además de no usar pollera. Sin embargo, el apoyo de su familia que le dio fuerza y su carisma la llevó a ganar las elecciones del 2004 como Alcaldesa por mayoría de votos. A pesar de esa victoria, años más tarde recién pudo ejercer las funciones de Alcaldesa, toda vez que en ese momento, el contexto político permitía la alianza entre partidos para obtener mayoría, lo cual posibilitó la alianza de los candidatos que obtuvieron el segundo y tercer lugar, impidiéndole a Eulogia ser Alcaldesa en ese proceso electoral.

En el 2005 fue elegida como Concejala, pero, como ella afirma, las demás autoridades y autoridades originarias no la tomaron en cuenta. Empezó a estudiar en la universidad ingeniería de sistemas y gestión política, experiencia que le ayudó a valorar la importancia de la formación académica.

En el año 2008, Eulogia Quispe ganó las elecciones a alcaldesa y es a partir de ese momento que relata sus experiencias más relevantes como lideresa. Como alcaldesa y lideresa de su comunidad, tuvo que renunciar a su vida personal para dedicarse a la política y darles confianza a sus mandantes. También cuenta que no prometía nada nunca, pero tampoco tuvo actitudes negativas. En general comenta que en su gestión siempre trabajó directamente con las autoridades de las comunidades para elaborar juntos los POAs, los presupuestos y las cotizaciones. Así ambos aprendieron el procedimiento administrativo. Sin embargo, reconoce la importancia de técnicos profesionales que le ayudaron con la elaboración de proyectos. Uno de sus proyectos principales fue la “salud ecológica integral” para promover el “desarrollo económico local”, concepto que rescató de visitas que realizó a otros lugares y le pareció importante y valioso incorporar en su municipio.

Entre sus logros más relevantes menciona el proyecto de salud ecológica integral que tuvo buenos resultados especialmente en lo que se refiere al desayuno escolar local. Otro logro fue la institucionalidad que impulsó en el Gobierno Municipal de Tihuanaco. Adicionalmente, dos eventos importantes, que ella considera como logros, pero que también hicieron que Eulogia Quispe sea conocida, fue la organización de la ceremonia indígena de la investidura del presidente de Bolivia, Evo Morales, en Tihuanaco a comienzos del presente año. Además contribuyó a que Tihuanaco continúe siendo considerada como “Patrimonio Cultural de la Humanidad”, cuyas ruinas arqueológicas dependen actualmente del cuidado directo del Gobierno Municipal de Tihuanaco.

Aunque Eulogia Quispe reconoce que para ejecutar los proyectos políticos eficientemente se necesitan más que cinco años, no tiene previsto volver a postularse como alcaldesa. Por un lado es fiel a la tradición aymara del “thaki” que obliga a “no repetir el cargo”, por otro lado quiere ser una lideresa “técnica” y no “social-política”, por lo que en los próximos años se quiere dedicar al estudio y a su formación profesional.